Viajes

Rutas por España

Información

  Ver descripcion  Descripción
  Ver Ficha práctica  Ficha práctica
  Donde comer y dormir  Comer y dormir
  Ver galería de fotos  Galería de fotos
  Ver Tiempo  Tiempo

Castilla-León

Cañón del Caracena

 1 2 

La ermita de la Virgen del Monte en Caracena.


El castillo de Caracena, construído en época medieval y renovado a finales del siglo XV.


Mapa de ruta.


El pequeño museo instalado junto a las ruinas de esta urbe celtibérica, romana y medieval resume una película de 30 siglos, desde la Edad del Bronce hasta la despoblación del lugar en el siglo XVI. A pesar de que las excavaciones sistemáticas no comenzaron hasta 1975 y de que sólo se conoce un 1 por 100 del yacimiento, lo descubierto ya produce maravilla. Maravilla es ver las espadas arévacas, aliadas de Numancia, enemigas de Roma; los ases y bustos de quienes debelaron la ciudad en el año 98 a.C., siendo cónsul Tito Didio, y los huesos de uno de los últimos pobladores medievales en su sarcófago pétreo, riéndose a mandíbula batiente. La visita al yacimiento —organizándose bien se puede combinar con la ruta por el cañón del Caracena en una sola jornada— comienza junto a la ermita románica de Nuestra Señora de Tiermes y durante una hora repasa murallas, puertas, viviendas rupestres, graderíos, termas, edificios de hasta siete pisos, acueductos y foro romano.

EL ULTIMO TRAMO, EL MAS BELLO
En los Tolmos empieza el tramo más bello del barranco, cuyas paredes desnudas se juntan, repliegan y
caen a plomo sobre el río, obligando al caminante a vadearlo en más de una ocasión. Muy pronto, al llegar a
una nueva chopera, se admira el ábside románico de la iglesia de Santa María, asomado sobre el cantil de la
margen contraria. Es la primera y gozosa señal de Caracena.

La villa medieval que se alcanza tras dos horas de camino es un lugar de heroica soledad —sólo tiene once
vecinos—. Un rincón anclado en la Edad Media y asentado sobre un cerro donde hasta las calles de roto
empedrado y las casas caídas son bellas. Más lo son el rollo plateresco que se levanta en la irregular plaza
Mayor de piedra y sus dos iglesias, especialmente la de San Pedro, con una recia torre cuadrada y una admirable galería porticada decorada con capiteles labrados donde antaño se reunía el concejo. A diez minutos monte arriba está el castillo de Caracena, construido en época medieval y renovado a finales del siglo XV.

Prohibida su reproducción total o parcial. ©2006 Hola, S.A.

  

 1 2 

Boletines y alertas

Tu e-mail :

Vacaciones en el mar

No se pierda

España secreta

alrededor del mundo

Blogs