Un plan perfecto y a la última para un sábado en… Londres