Le-Loft-Sofitel-Viena

Leopoldstadt, el barrio más ‘cool’ de Viena

A un paso del centro histórico, abrazado por el Danubio y su canal, el distrito 2 de la capital austriaca viene a confirmar que existe otra ciudad más allá de Sissí y los palacios rimbombantes. Una Viena trendy y cosmopolita que vive su propia erupción de hipsters y de bohemios.

Una nueva Viena moderna, descarada, abierta al futuro, subyace bajo la pátina clásica de la arquitectura imperial, del fasto de la ópera, de la elegancia del vals. Es la Viena emergente de la gentrificación, la que pide a gritos ser descubierta, la que muchos comparan ya con el Chueca madrileño o incluso con el Soho neoyorkino. Se llama Leopoldstadt y es el 2 dentro de los barrios numerados de la capital austriaca. Porque, curiosamente, se encuentra a un paso del casco viejo, el Innere Stadt, un distrito declarado Patrimonio de la Humanidad que está abrazado por el Ring, ese anillo monumental catalogado como el bulevar más bello del mundo.

COLOR MULTICULTURAL
Hay que cruzar el Danubio y su canal para entrar de pronto en otra dimensión. Aquí, a este lado del río que ha sido hogar de los judíos desde los albores de la Edad Media (su nombre se debe a Leopoldo I que los expulsó de la zona noble), el entramado urbano tiene otro perfil. Edificios de factura contemporánea, zonas verdes y hasta playas familiares, tiendas vintage, bares y restaurantes que dan brillo a la vida nocturna. Algo así como una ciudad dentro de la ciudad que es un imán para jóvenes de todos los rincones (la multiculturalidad es su rasgo más palpable) y también para la comunidad homosexual.

Leopoldstadt gira en torno al Karmelitermarkt, un pintoresco mercado diario (excepto los domingos) enclavado entre fachadas de colores, donde no sólo deleitarse con productos naturales (frutas, verduras, flores…) sino también dejar pasar la mañana en sus animadísimas terrazas. No habrá desayuno más alegre que aquel que brinda Zimmer 37 (zimmer37.at), que es tienda y restaurante de delicatessen, todo en uno. O que aquel otro, variado y copioso, que ofrece el Café Einfahrt  (einfahrt.wien) para los no madrugadores, incluso hasta pasado el mediodía.

ALTURAS E ICONOS
En el distrito 2, donde tuvo su residencia Johann Strauss (en el número 54 de la Praterstrasse se conserva su casa, la misma en la que compuso el inigualable Danubio Azul) figura el techo de Viena: la llamada Torre del Danubio o Donauturm (donauturm.at/en) con 252 metros y un restaurante giratorio en la cima. Aunque para cenar en las alturas, ningún local como el ultramoderno Le Loft, en el último piso del Sofitel (sofitel.com), que es obra de Jean Nouvel y el más hermoso mirador sobre el centro histórico y la catedral.

Donauturm-VienaVER GALERÍA

También en el barrio descansa la famosa noria o Riesenrad (wienerriesenrad.com), erigida en moderno símbolo de Viena desde aquella mítica escena de El Tercer Hombre en la que Holly Martins se enfrenta a Harry Lime. Por algo este hito, en cuyas cabinas incluso se puede reservar una cena romántica, es el más visitado del Wiener Prater, el parque de atracciones más antiguo del mundo.

Noria-Viena-PraterVER GALERÍA

ARQUITECTURA ROMPEDORA Y AIRE PURO
Leopoldstadt ha acogido con gratitud a nuevos vecinos arquitectónicos, como el complejo de oficinas y viviendas Viertel Zwei o el nuevo Campus Universitario de Económicas y Negocios. Un conjunto de siete edificios que llevan el sello de artistas de la talla de Eduardo Arroyo, Zaha Hadid o Hitoshi Abe, y que suponen todo un baño de vanguardia.

Vienna-Viertel-Zwei

Pero no todo iba a ser asfalto posmoderno. También existen por estos lares agradables zonas verdes. El Prater, en el sureste, es la zona favorita para pasear a pie o en bicicleta, mientras que Augarten, en el norte, con sus praderas y senderos arbolados, es el parque más vibrante del distrito 2. En este área, en cuya esquina está la sede de los famosos Niños Cantores de Viena, desde julio a mediados de agosto tiene lugar Kino Unter Sternen (kinountersternen.at) un popular cine al aire libre que proyecta clásicos en versión original. Y ello por no hablar de Alte Donau, la playa fluvial, que en verano es una explosión de color en el último tramo del Danubio.

COMER, BEBER, COMPRAR
Aunque el panorama culinario más trendy tiene su epicentro en la zona al este del canal, no hay que pasar por alto algunas referencias de la gastronomía clásica vienesa. Como Lusthaus (lusthaus-wien.at), en el Práter, que era el antiguo refugio de caza de los Habsburgo y ofrece delicias de la Viena antigua en un ambiente imperial. Los más sibaritas encontrarán el restaurante perfecto en Vincent (restaurant-vincent.at), con una estrella Michelin; y los no tanto podrán disfrutar de platos sencillos y buenos vinos en el gastrobar Spezerei (www.spezerei.at).

Para las compras está el templo por excelencia de las fashion victims: Song (song.at), una gigantesca boutique-galería-concept store con codiciadas colecciones de ropa y accesorios. Y para la noche, apunte este estrambótico lugar: Club Pratersauna (pratersauna.tv), donde convergen discoteca, piscina, cafetería y bistró, con performances todas las noches e incombustible música electrónica.

Si te gusta ir de barrios no te pierdas:

Mitte, el barrio donde late el corazón de Berlín

Mayfair, el elitista barrio de Londres donde está el nuevo templo de David Muñoz

Una vuelta (o dos) por Chueca, el barrio madrileño más trendy y con más ambiente

El Trastevere, el barrio más bohemio de Roma en seis monodosis

Descubriendo el Bronx, el distrito más 'trendy' de Nueva York

Más sobre: