Nabia-jardin

Tres planes y un refugio para esta primavera en la sierra de Gredos

Esta estación es perfecta para salir al campo a hacer senderismo y pasear a caballo, también para avistar aves acompañados de expertos ornitólogos y descender en canoa por el río Tiétar. Tres propuestas muy activas para perderse unos días por el sur de Ávila con el bonito pueblo de Candeleda como campamento base.

Ha llegado la primavera y qué mejor que disfrutar de ella al aire libre, en plena naturaleza y un entorno tan privilegiado como la sierra de Gredos, con cumbres que se elevan a más de 2.500 metros de altura, bosques de robles y castaños, pueblos con mucho encanto y un montón de excursiones y actividades a mano. Para descansar después de un día tan entretenido, un lugar con todas las comodidades como el Nabia Hotel, a las afueras de Candeleda. Es un alojamiento íntimo y tranquilo con 13 habitaciones y unas impresionantes vistas al valle del río Tiétar.

Suite-del-Valle-vista-desde-el-salon

UN MAÑANA DE BIRDWATCHING
Una de las actividades que se pueden realizar desde el hotel Nabia es una salida guiada por expertos ornitólogos, los de la empresa Papageno Birding, para ver las aves que pueblan este entorno natural. El alojamiento cuenta con paquetes especiales de 3 y 5 días que incluyen la estancia, cena a la carta con postre y vino, desayuno buffet y una ruta ornitológica diaria de 8 horas para dos personas desde 930 €.

DESCENSO EN CANOA POR EL RÍO TÍETAR
Para los que quieran disfrutar del entorno de Candeleda desde otro punto de vista, nada mejor que subirse a una canoa y dar un paseo tranquilo por el río Tiétar y su afluente el Arbillas, al cual vierten sus aguas las gargantas de la sierra de Gredos antes de ser remansadas en el embalse de Rosarito. En el hotel Nabia informan sobre las empresas que realizan esta actividad.

PASEOS A CABALLO POR GREDOS
Desde las orillas del río Tiétar a los 2.592 m del pico Almanzor, Candeleda reúne una gran variedad de ecosistemas que dan para muchas excursiones, tanto a pie como a caballo por sus bosques, caminos, sendas y veredas. Y además es una actividad de la que pueden disfrutar los alojados en el hotel. Una ruta sencilla y muy entretenida es la que lleva desde el pueblo de Candeleda hasta el puente romano, conocido como La Puente del Puerto, y que transcurre por el Camino del Puerto de Candeleda, perfecta para admirar la garganta de Santa María, que forma una piscina natural. También muy atractiva es la que desde el santuario de Chilla acaba en la Vega de la Zarza.

Nabia-jardin-flores-hotel-avila

Más sobre: