Ezcaray-invierno

Ezcaray, un pueblo muy bonito de La Rioja y un entorno para disfrutar de la nieve

En la estación de Valdezcaray se hace esquí y snowboard, pero también telemark, montañismo invernal y senderismo con raquetas de nieve. Después de un día en las montañas, hay que bajar a la capital del valle, Ezcaray, para cenar de lujo y dormir bien calentitos entre mantas de mohair.

by ANDRÉS CAMPOS

Comparada con las gigantes pirenaicas, la estación de Valdezcaray es de bolsillo (solo 22,6 kilómetros esquiables), pero está tan bien equipada como la que más en España. Además, tiene unos precios razonables y un grato ambiente familiar. Aunque también son habituales de la estación de esquí los madrugadores montañeros que ascienden, equipados con crampones y piolets, por la Canal Ancha del pico San Lorenzo, muchos de los que llegan a Valdezcaray en un fin de semana vienen buscando otras cosas que no son el esquí. ¿Y entonces, a qué vienen? Pues a subir en telesilla a la cota 1.620, la principal de la estación, para ver el panorama tomando un rioja, un pincho y el solecito invernal. No existe zona de trineos, ni alquiler de ellos, pero siempre hay niños deslizándose al final de la pista El Camino, junto al aparcamiento.

Valdezcaray-La-RiojaVER GALERÍA

Valdezcaray es también un buen lugar para andar con raquetas de nieve, siguiendo la pista de 7,7 kilómetros que lleva desde el aparcamiento hasta el collado de las Tres Cruces, con unas vistas espectaculare. Y es uno de los epicentros del telemark en España, gracias a la labor entusiasta del club Torocuervo (torocuervo.com), que alquila material y organiza cursos y escapadas fuera de pista, auténtica razón de ser de esta modalidad de esquí tan antigua [nació en 1825] y tan de moda.

Valdezcaray_aVER GALERÍA

Después de un día de nieve, nada como el calor humano y gastronómico de los bares de este pueblo de La Rioja, la capital del valle. Hay barras de sobra, todas excelentes, para hacer un slalom gigante de pinchos: Casa Masip, sobre todo, pero también, Ubaga, Satorre, Tres Puertas, El Refugio, Roypa, Deyan, Lladito… También se puede picotear en el Echaurren, aunque aquí, lo que pide el cuerpo es sentarse en el restaurante gastronómico, El Portal, para paladear las invenciones culinarias de Francis Paniego [dos estrellas Michelin] y los vinos seleccionados por su hermano Chefe, quien, por cierto, es un apasionado del telemark.

EzcarayVER GALERÍA

Además, hay que visitar la iglesia de Santa María la Mayor, que es un buen ejemplo de templo-fortaleza, y la ermita de Nuestra Señora de Allende, que alberga una curiosa colección de óleos de ángeles arcabuceros. Paseando por la orilla del Oja y por las viejas calles bordadas de soportales y palacios de piedra colorada del casco urbano, se reconocen numerosos rincones que han aparecido en la serie de TVE Olmos y Robles, protagonizada por Rubén Cortada y Pepe Viyuela: la propia ermita, el puente Canto, la plaza del Conde Torremúzquiz o la antigua estación, que en la ficción es el cuartel de la Guardia Civil.

Iglesia-de-Ezcaray-la-riojaVER GALERÍA

Poco frío se pasa aquí por la noche, porque en los hoteles del valle no faltan las mantas de mohair que elabora desde 1930 la familia Valgañón (mantasezcaray.com). Increíble que esta fábrica siga haciendo ciertas cosas [el lavado, el teñido y el acabado] como se hacían en el siglo XV, y más teniendo en cuenta lo mucho que produce [suministra a marcas como Zara Home o Loewe]. La tienda está instalada en el antiguo taller del abuelo Cecilio, donde se conserva un telar pleistocénico y se pueden adquirir otros productos, aparte de mantas: fulares, echarpes, cojines, chaquetas, capas, abrigos e incluso bolsos de mohair.

Mantas-ezcaray-mohair-la-riojaVER GALERÍA

Al día siguiente, se puede subir de nuevo a Valdezcaray. O, si ya se tuvo suficiente nieve con la de ayer, acercarse a Valgañón (a cuatro kilómetros de Ezcaray) para ver la iglesia románica de Tres Fuentes y dar un paseo por su acebal, que ahora, en invierno, cuajado de bayas rojas y zorzales reales, no puede estar más bonito.

GUÍA PRÁCTICA

Dónde dormir

ECHAURREN (Ezcaray, echaurren.com). Hotel gastronómico miembro de Relais & Châteaux, con habitaciones diseñadas por los arquitectos María José de Blas y Rubén Picado. Un lugar imprescindible para dormir, comer o simplemente picar algo.
PALACIO AZCÁRATE (Ezcaray, palacioazcarate.com). Casa palacio con decoración de época y jardín de árboles singulares.
LA CUCULLA (Ezcaray, lacucullaezcaray.com). Alojamiento rural en un edificio histórico del casco urbano. Bicis gratuitas y alquiler de raquetas de nieve.
PURA VIDA (Valgañón, hotelpuravida.es). Hotelito abierto en 2014 por una joven pareja de interioristas con muchas ganas de agradar. Al pie de cada cama, las etéreas y acariciadoras mantas de mohair.

Dónde comer

ECHAURREN (Ezcaray, echaurren.com). Dos cocinas a elegir: la creativa de Francis Paniego y la tradicional, basada en las recetas de su madre Marisa: croquetas, potaje de garbanzos, caparrones, patitas de cordero…
CASA MASIP (Ezcaray, casamasip.com) Gran barra de tapas, cazuelitas y pinchos y un elegante comedor donde sorprende la calidad y el precio del menú degustación. Dispone también de 10 acogedoras habitaciones.
LA ANTIGUA FERRERÍA (Azárrulla, antiguaferreria.com). El lechazo churro de Burgos en horno de leña y las chuletillas de cordero a la brasa son las especialidades de este asador situado a 7 kilómetros de Ezcaray. Además es un agradable hotel rural.

Más sobre: