Tokio, refugio para urbanitas ahora y en 2020

Sin rencor. Nos han ganado en la carrera para organizar los Juegos Olímpicos y no hay más que decir. Una vez superado el mal trago, es hora de sumergirse en esta jungla de cristal y acero para descubrir una megalópolis fascinante en la que no resulta difícil sentirse desbordado.

Orden y caos. Es difícil saber dónde empieza uno y acaba otro en Tokio, porque la ciudad es un totum revolutum donde ambos conviven con total normalidad. Una ciudad para urbanitas desbordante, por la que caminar con los ojos muy abiertos, porque en medio de esta selva de rascacielos de cristal, luces fluorescentes, pantallas que emiten sonidos e imágenes sin descanso, cruces caóticos por el gentío, también hay parques, jardines y templos budistas y sintoístas que son un auténtico remanso de paz, y hasta islas perdidas en medio del Pacífico que hacen de Tokio un mundo de contrastes. Esta galería de imágenes es el mejor de los resúmenes. * Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página
CRUCE DE SHIBUYA
Enormes pantallas de televisión y luminosos flanquean el célebre y transitado paso de cebra del barrio de Shibuya, cerca del metro de Hachiko. Este cruce de peatones muy de película con gente cruzado a la vez en todos los sentidos es el mejor testimonio de que Tokio es una ciudad viva las 24 horas del día.
 
PUERTA KAMINARIMON
Ubicada en el barrio de Asakusa, la “puerta del trueno’, en japonés Kaminarimon, es la entrada a Nakamise Dori, una concurrida calle con tiendas de souvenirs y alimentación que desemboca en el templo Sensoji. Su popularidad reside en la enorme linterna de cuatro metros de altura que cuelga de ella.
 
TEMPLO SENSOJI
Sensoji es el templo más antiguo e importante de Tokio y constituye un motivo suficiente para visitar Asakusa. El templo está formado por la sala principal, reconstruida después de la Segunda Guerra Mundial, y una pagoda de 55 metros de altura.
 
BARRIO DE SHINJUKU
Shinjuku es el barrio más concurrido y con mayor concentración de rascacielos de Tokyo, aunque en medio de este tumulto capitalista, también es posible encontrar la tranquilidad y espiritualidad que caracteriza a la cultura japonesa, como en el cercano templo de Jugan-ji.
 
DE COMPRAS POR HARAJUKU
Harajuku es el barrio de la moda de Tokio y Ometosando y Takeshita (en la imagen) sus calles principales. Si en la primera se encuentran las boutiques más prestigiosas del mundo, la segunda es la más pintoresca, en cuyas tiendas se pueden encontrar los modelitos más modernos y estrafalarios.
 
OKONOMIYAKI
Para muchos este plato tremendamente popular es como una pizza a la japonesa, por la variedad de ingredientes que lo forman, aunque su sabor poco tenga que ver con ello. Básicamente consiste en una masa de harina, agua, huevo y col sobre la que se superponen diversos ingredientes al gusto del consumidor, se cocina a la plancha y se cubre con una especie de salsa barbacoa y bonito en tiras (katsuobushi).
 
AKIHABARA
El barrio de Akihabara es conocido como la ciudad de la electrónica y de la tecnología, donde comprar las últimas novedades en cámaras digitales, videojuegos, reproductores de música y demás gadgets tecnológicos.
 
TORI NO ICHI
En el mes de noviembre se celebra el Festival de Tori no ichi o Festival del Gallo, que se celebra en algunos santuarios de Japón para agradecer la cosecha del año y desear que el año venidero sea igual o mejor. Durante esos días comerciantes y agricultores se acercan a la feria para adquirir el kumade, un rastrillo que antiguamente estaba hecho de bambú y se usa para recoger hojas y que atrae buena suerte. En Tokio, el Tori no Ichi más grande se celebra en el Ootori de Asakusa y también en el santuario Hanazono de Shinjuku.
 
MIRAIKAN
En el Museo Nacional de la Ciencias e Innovación (popularmente conocido como Miraikan), se puede experimentar con las últimas novedades científicas. Se encuentra ubicado en Odaiba.

 
MERCADO DE TSUKIJI
Es el mercado de pescado más grande del mundo y, con el paso del tiempo, se ha ido convirtiendo en una de las visitas impresincibles de Tokio para ver en vivo la subasta de atunes y comer, en los restaurantes del entorno, el mejor sushi de la ciudad.
 
ESTATUA DE LA LIBERTAD
Imagen nocturna de la réplica de la Estatua de la Libertad, ubicada en la isla artificial de Odaiba, con el Rainbow Bridge justo detrás.
 
GINZA 4-CHOME
El cruce entre Chuo y Harumi Dori, las dos avenidas principales de Ginza, es uno de los lugares más emblemáticos de este barrio que pasa por ser uno de los más caros y selectos de Tokio, con el edificio Wako y su enorme reloj como elementosdistintivo. Aquí se encuentra toda la pléyade de grandes almacenes japoneses como Mitsukoshi, Takashimaya, Matsuya, Printemps, Hankyu, Seibu…
 
TOKIO SKYTREE
En mayo de 2012 abrió sus puertas en Sumida la Tokyo Sky Tree, antes conocida como Nueva Torre de Tokio, la torre de telecomunicaciones más alta del mundo, con 634 metros de altura, que además acoge un restaurante y un mirador.
 
SHINJUKU GYOEN
A pocos metros de la estación de Shinjuku, este gran parque, uno de los más populares de la ciudad, es un buen lugar para relajarse después del bullicio del barrio de Shinjuku y, sobre todo, uno de los mejores lugares para ver los cerezos en flor.
 
PARQUE YOYOGI
Es el más animado de Tokio y el más grande, a excepción de los Jardines Imperiales. Un lugar ideal para ver la vida de los japoneses más allá de los centros comerciales donde los domingos se reúnen familias, parejas y grupos de amigos para comer, jugar al béisbol, pasear al perro o incluso bailar, como hacen los rockabillys en la entrada del parque más cercana al puente Jingu-bashi, junto a la estación de JR Harajuku.
 
JARDINES IMPERIALES
Aunque el Palacio Imperial no es visitable, sí lo son los 7,4 km2 de bellos jardines que rodean este castillo de estilo Edo. Entre sus atractivos, el puente Nijubashi, en la entrada principal, es una de las construcciones más famosas del recinto.
 
SANTUARIO MEIJI
Inmerso en el corazón de un frondoso parque, el más importante templo sintoísta de Tokio está dedicado al emperador Meiji y sus descendientes. Un edificio en la parte trasera del santuario expone el Tesoro, donde se reúnen objetos relacionados con el emperador.
 
PLAYA DE MINIMIZAKI
Perdidas en medio del Pacífico, el archipiélago de las Ogasawara es un auténtico paraíso natural formado por una treintena de islas que por sus playas vírgenes de arena blanca, sus aguas tropicales y sus arrecifes de color ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad. Esta playa se encuentra en la isla de Hja o Haha-jima, cuyo significado es Isla Madre.
 
LAS GALÁPAGOS DE ORIENTE
Solo dos de las islas Ogasawara, situadas a mil kilómetros de Tokio pero pertenecientes a ella, están habitadas, son las de Chichijima y Hahajima. Pero a cambio son el lugar perfecto para practicar el senderismo, bañarse en su playas o avistar delfines.
 

Más noticias sobre...

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema