Zagreb, una sorprendente ciudad centroeuropea por descubrir

Eclipsada por los encantos turísticos costeros del país, como Dubrovnik, Pula, Split o sus numerosas e idílicas islas, la capital de Croacia es una perla mucho menos conocida, y sin embargo un compendio de historia, arte y citas culturales que bien merece una escapada de fin de semana.

by hola.com

A pie es como se debe visitar esta ciudad que estos días, como el resto de Croacia, está de actualidad tras su reciente ingreso en la Unión Europea. Y es así, aunque es grande, porque todo queda a mano, especialmente las dos ciudades que se distinguen en ella: la Ciudad Baja y la Alta, donde se localizan sus palacios, iglesias y sus más de 30 museos, entre los que destacan el Pabellón Artístico, la catedral de San Esteban o el Museo Arqueológico . Pasear por su concurrida calle Tkalciceva, llena de terrazas y cafés, la que en otro tiempo separaba Kaptol y Gradec, las dos poblaciones que dieron origen a Zagreb; subirse a un tranvía y llegar a todos sus rincones importantes; contemplar la panorámica desde la montaña Medvednica; ir de compras por Ilica, su calle más comercial; probar su gastronomía, con tantas semejanzas con la española, o cruzar una y otra vez su animada plaza Josip Jelacic, para ver cómo late el corazón de la ciudad, son algunos de los entretenimientos para tomarle el pulso a Zagreb. Estos y otros rincones te lo descubrimos en esta galería de imágenes. Fotos: Javier Pascual. * Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página
PLAZA DEL BAN JOSIP JELACIC Centro neurálgico de Zagreb todos los caminos llegan a esta amplia plaza. Punto de partida hacia la ciudad Alta o hacia la ruta de los museos, su enérgico ritmo no cesa ni siquiera de noche debido a la concentración de tranvías que la atraviesan. En ella está la estatua ecuestre de ban Josip Jelačić y la fuente Manduševac donde pedir un deseo. Este espacio lleno de tiendas, cafés, bares y grandes luminosos es el corazón de la ciudad.
 
MERCADO DE DOLAC
Este mercado ubicado tras la céntrica plaza de ban Josip Jelačić y construido en 1930 ofrece a diario productos gastronómicos, artesanía y flores bajo las decenas de sombrillas rojas que lo cubren. Tras las compras en él nada mejor que sentarse en las terrazas de bares y cafés que se ubican a su alrededor para contemplar el ir y venir de gente entre los puestos. 
TERRAZAS
Las innumerables terrazas que salpican Zagreb son perfectas para contemplar la vida de la ciudad y relajarse probando sus cervezas y bien preparados cafés en cómodos asientos. Da igual en que zona u hora nos encontremos ya que allá donde se mire aparecerá algún bar o café para hacer una pausa, aunque es en la calle Ivana Tkalčiċa donde se concentran más. 
CAMBIO DE GUARDIA
Los fines de semana, alrededor del mediodía, el regimiento Kravat de la caballería hace el cambio de guardia por las calles de la zona alta de la ciudad. Como dato curioso, el pañuelo que llevan al cuello dio lugar a lo que hoy conocemos como corbata, por su característica forma de anudarse. Por eso la corbata es uno de los símbolos de Croacia. 
MUSEO DE LA CIUDAD DE ZAGREB
Creado en 1907 y ubicado en la zona alta, y antigua de la ciudad, en este museo podemos conocer la historia de la capital desde la prehistoria hasta nuestros días. Cuadros, maquetas y hasta elementos de tortura a las supuestas brujas que tanto persiguieron, forman el catálogo de objetos y pertenencias del museo en sus diferentes estancias. 
IGLESIA DE SAN MARCOS
Situada en la parte alta de la ciudad y flanqueada por el Palacio Banski dvori, lugar donde reinaban los virreyes, y el parlamento croata se encuentra esta iglesia de singular tejado formado por los escudos de Croacia, Dalmacia, Eslovania y Zagreb. Si no fuese por los turistas que la rodean cualquiera pensaría que ha viajado en el tiempo al recorrer la plaza que la alberga. 
ANTIGUO RELOJ DE LA CATEDRAL
Junto a la Catedral de Zagreb se puede contemplar un antiguo reloj colgado sobre uno de los muros que la rodean. Es el que colgaba en su fachada. Las dos esculturas muestran el proceso de restauración al que está siendo sometida la catedral, a la izquierda, su aspecto anterior, y a la derecha, el que tendrá una vez terminada. 
PUERTA DE PIEDRA
La única puerta en pie de la muralla que rodeaba la ciudad alberga en su interior la imagen de la Virgen María con el Niño Jesús. Cuenta la leyenda que fue la única que se salvó del incendio que la asoló en 1731. Considerado un milagro, desde entonces la gente acude a encender velas y rezar por la felicidad, la salud y el amor. En las placas de la pared se pueden leer agradecimientos a la santa.  
GASTRONOMÍA MEDITERRÁNEA
Comer bien en Zagreb es fácil ya que el abanico gastronómico de las diferentes regiones de Croacia se puede disfrutar en la capital. Con una fuerte influencia mediterránea, los platos rebosan frescura y calidad en sus ingredientes que hacen de la cocina un aliciente más para visitar la ciudad croata. Como nota saber que los licores se toman en el aperitivo, antes de los primeros platos. 
MUSEO DE LAS RELACIONES ROTAS
En Zagreb hay un museo para todo, y el desamor no iba ser menos. Creado a partir de una exposición itinerante, sus creadores, una pareja de croatas que decidieron poner fin a su relación, creyeron que debía haber un sitio donde fuesen a parar los objetos que van formando una pareja y que cuando esta termina no se sabe que hacer con ellos. Peluches “I love you”, álbumes de fotos y hasta un traje de novia forman el reparto de este singular espacio expositivo. Al salir de la muestra conviene ver su divertida tienda de souvenirs para quitarnos el dramatismo que acabamos de ser testigos. Se ubica en la ciudad Alta, muy cerca de la iglesia de San Marcos. 
IGLESIA DE SANTA KATARINA
Esta iglesia ubicada en la plaza de mismo nombre destaca por su precioso estilo barroco. Escenario de la mayoría de bodas en Zagreb, fue construida en el siglo XVII y renovada varias veces tras el efecto de terremotos e incendios. A dos pasos de la iglesia de San Marcos, en esta plaza se sitúa también el Palacio Dverce, testigo de la vida social y de grandes acontecimientos históricos, y el Liceo de Zagreb, con cuatro siglos a sus espaldas. 
VISTA DESDE LA CIUDAD ALTA
Tras la iglesia de Santa Katarina un inmenso mirador ofrece una de las mejores panorámicas de la ciudad, con sus triangulares tejados rojizos a la izquierda y la bulliciosa plaza ban Josip Jelačić a la derecha. Al fondo, emergiendo entre las casas, se admira una esplendida vista de la catedral de Zagreb en su último proceso de restauración. 
TEATRO NACIONAL CROATA
El elegante edificio neobarroco que alberga el teatro nacional fue construido en 1895, y en un tiempo récord de menos de dos años, por orden del emperador austríaco Francisco José. Rodeado de jardines y ubicado en la plaza del Mariscal Tito es el centro de las artes escénicas y uno de los mayores símbolos de Zagreb. 
EVENTOS CULTURALES
Cuando Zagreb recibe el buen tiempo el escenario principal son sus calles y plazas que recogen festivales, actuaciones y todo tipo de eventos culturales. Niños y mayores disfrutan de cuentacuentos, payasos, malabaristas, música en vivo y toda clase de manifestaciones artísticas al aire libre. A principios de junio se celebra el festival Cest is d’Best y el Festival Summer at Stross. 
ESTACIÓN GENERAL DE FERROCARRILES
Este imponente edificio construido en 1892 es la estación principal de Zagreb y la más grande de Croacia. Situada al final de los jardines y parques que forman la ruta de los museos al salir de ella los viajeros son bienvenidos por la estatua ecuestre del rey Tomislav, primer rey de la Croacia Medieval. 
PARQUE MAKSIMIR
A menos de 15 minutos desde la plaza de ban Josip Jelačić y junto al estadio del equipo de fútbol del Dinamo de Zagreb podemos descubrir este inmenso parque. Pulmón de la ciudad, fue construido en el siglo XVIII siendo uno de los primeros parques europeos en abrir sus puertas a los ciudadanos. Pabellones, esculturas, lagos y hasta un zoológico salpican este espacio natural en el que encontrarse familias haciendo picnic, ciclistas o músicos interpretando piezas clásicas. 
DE COMPRAS
La calle Ilica destaca por ser la calle más comercial del centro de Zagreb. Las principales firmas internacionales cuentan con tiendas en esta concurrida calle unas tras otras ofreciendo sus propuestas de moda. Alrededor de la plaza de ban Josip Jelačić encontramos modernos centros comerciales con una amplia oferta para los adictos al shopping
CORAZONES LICITAR
Por el centro histórico podemos encontrarnos a simpáticas vendedoras ataviadas con trajes regionales de Zagreb vendiendo corazones 'licitar'. Estos corazones suelen ser regalados entre enamorados pero también a amigos y familiares para expresar el cariño. También por las céntricas calles hay puestos de madera que venden deliciosas fresas en pequeñas cajas, perfectas como sano tentempié. 

Más noticias sobre:

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema