Los palacios reales de Magdalena de Suecia y su familia

La residencia oficial, la habitual, la de verano... Hacemos un recorrido fotográfico por los palacios suecos, todo un exquisito y representativo ejemplo de cómo vive, desempeña sus labores y celebra sus vacaciones desde hace siglos la casa real sueca. Lugares con historia para descubrir porque están abiertos al público y se pueden visitar y disfrutar.

by hola.com

Parecen iguales pero los palacios reales suecos son totalmente distintos, los hay barrocos, renacentistas, villas de estilo italiano, otros de gusto oriental. Eso desde una perspectiva arquitectónica. Sus entornos históricos reflejan el arte y la cultura sueca desde la Edad Media hasta nuestros días, el gusto de los monarcas que los encargaron, los artistas que los ejecutaron o decoraron... Algunos de ellos se convertirán estos días en escenario de la celebración de los actos previstos para la boda real de la princesa Magdalena de Suecia, como el Palacio Real de Estocolmo, donde los novios se darán el ‘sí, quiero’. Rodeados de jardines, asomados a lagos, escondidos entre bosques, en el centro de la capital sueca, en una isla… Nos damos una vuelta por algunos de los más espectaculares. * Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página
Rodeado de un hermoso parque, el palacio de Drottningholm, donde nació el 10 de junio de 1982 Magdalena de Suecia, ha sido también el escenario elegido para el banquete de esta boda real de ensueño. Se encuentra en la localidad del mismo nombre, en la isla Lovön, y es la residencia de la Familia Real sueca / © The Royal Court. 
La princesa Magdalena y su prometido, Chris O'Neill, se darán el ‘sí, quiero’ en la capilla del Palacio Real, la parroquia de la Corte, donde todo el mundo puede participar en los servicios religiosos de cada domingo y días festivos. Fue aquí también donde la hija de los reyes de Suecia fue bautizada el 31 de agosto de 1982. Desde su inauguración en 1754 ha albergado cinco bodas reales / © The Royal Court. 
El Pabellón de Gustavo III es uno de los mejores ejemplos del estilo gustaviano sueco. De finales del siglo XVIII, fue construido como hogar para el rey Gustavo III y su decoración es obra de Louis Masreliez, pionero en el diseño de interiores, aunque no fue completada hasta 1792, el año de la muerte del rey. En los meses de verano se abre para visitas guiadas / © The Royal Court. 
Sala de audiencias de Lovisa Ulrike, reina de Suecia por su matrimonio con Adolfo Federico de Suecia. Está presidida por un trono bajo palio y las paredes decoradas con tapices que hablan de la historia mitológica de “Amor y Psique” / © The Royal Court. 
Rodeado por las aguas del lago Malaren y con unos cuidados jardines, se levanta el castillo de Gripsholm, en el pequeño e idílico pueblo de Mariefred. Su interior acoge muebles y antigüedades de cuatro siglos, entre los que destaco el teatro de Gustavo III y la colección nacional sueca de retratos / © The Royal Court. 
El palacio de Rosendal, en la isla de Djurgården, fue mandado construir en 1820 por el rey Carlos XIV Juan, el primer Bernadotte, y es un extraordinario ejemplo del estilo Imperio sueco. Un refugio de verano muy alejado de las formalidades de la vida de la corte y decorado con muebles y telas cuyo diseño corre a cargo de artistas y artesanos suecos / © The Royal Court. 
A las afueras de Estocolmo y a orillas del lago Mälaren, el palacio Rosersberg era el favorito entre los palacios reales para Carlos XIV Juan y la reina Désirée Clary, los primeros de la línea Bernadotte, quienes pasaban los veranos en este lugar y fueron los últimos reyes que lo usaron como residencia. El dormitorio de Carlos Juan está considerado uno de los más importantes ejemplos de interiores suecos de principios del siglo XIX. Sus habitaciones y colecciones se conservan tal y como fueron entre 1795 y 1825 / © The Royal Court. 
En los sótanos del Palacio Real se encuentra el museo del castillo Tre Kronor o de las Tres Coronas, el palacio sobre el que se levantó el actual y que fue destruido por el fuego en 1697. Se trataba de una ciudadela que Birger Jarl elevó a castillo real a mediados del siglo XIII / © The Royal Court. 
Strömsholm es un palacio real barroco construido en el emplazamiento de una fortaleza de 1550, en una isla en el río Kolbäcksån, en el extremo oeste del lago Mälaren. Cuenta con interiores del siglo XVIII y una importante colección de pinturas suecas / © The Royal Court. 
El palacio Ulriksdal fue construido en estilo renacentista en 1644 y está ahora ubicado en el Parque Nacional de la ciudad. Algunos de los apartamentos del Rey Carlos XV y del Rey Gustavo VI Adolfo, el último residente real del palacio, están abiertos al público / © The Royal Court. 
Uno de los regios salones del Kungliga Slottet, la residencia oficial de los reyes de Suecia y uno de los palacios más grandes del mundo. Está ubicado en la isla de Riddarholmen y es el lugar en el cual se llevan a cabo las celebraciones de acontecimientos estatales / © The Royal Court. 
El Pabellón Chino del Palacio Real de verano de Estocolmo se encuentra escondido en el jardín principal. Fue construido por el arquitecto Adelcrantz por orden del rey Adolfo Federico para el cumpleaños de la reina Lovida Ulrika en 1753. Es una mezcla de estilo orientalista y rococó, seguramente con intención de sorprenderla. El interior es un conjunto de salas y salones decorados en estilo chino, con paredes lacadas en color rojo / © The Royal Court. 

Más noticias sobre...

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema