Un solo billete para recorrer Suiza desde todas las perspectivas

A bordo de un tren panorámico, en la cubierta de un barco de vapor, desde los sillones acolchados de un autobús postal o desde un teleférico. Aquí tienes un montón de sugerentes posibilidades para descubrir de una punta a otra el país helvético.

by hola.com

Pocas rutas más espectaculares que la de atravesar los Alpes en tren e ir descubriendo sus viaductos, glaciares, lagos y puertos de montaña desde un coche panorámico acristalado. Pero puestos a comparar, tampoco suena mal ascender en el tren cremallera más escarpado del mundo o en el más largo de Europa. Como enlazar dos de los balnearios más famosos, los de Sant Moritz y Zermatt, en el tren más rápido del continente, o viajar en un vapor de ruedas en el lago de los Cuatro Cantones. En Suiza, los viajes en transporte público son tan relajantes como emocionantes. Nos subimos a bordo de trenes, autobuses, barcos y teleféricos para recorrer el país de un extremo a otro y te resumimos todas las posibilidades para tus próximas vacaciones en esta galería de imágenes. * Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página
Los billetes del Swiss Travel System son la llave de un sistema de transporte único en el mundo: permiten combinar tren, autobús y barco y disfrutar de ventajas adicionales en actividades culturales con un solo billete.  
El teleférico del Stanserhorn cuenta con una cubierta superior abierta. Un teleférico descapotable que sube hasta 1871 metros de altura, siendo una auténtica experiencia para los sentidos.  
El trayecto del Patrimonio Mundial de la Unesco entre Albula y Bernina del tren rético está considerado como una de las travesías alpinas más espectaculares: glaciares, 55 túneles, 196 puentes y subidas de hasta un 70% ofrecen una experiencia única.  
Los barcos de vapor del lago de Lucerna combinan tradición y modernidad. Atravesar un lago suizo es siempre el paso previo a una experiencia que se vive con los cinco sentidos.  
La estación central de tren de Lausanne es un ejemplo del perfecto funcionamiento de los transportes públicos en Suiza. Allí donde termina un carril ya le espera el próximo barco, un autobús postal e incluso un teleférico.  
El famoso Monte Cervino (izquierda) se alza majestuoso detrás del ferrocarril de Gornergrat, en Zermatt. El tren cremallera de la línea Vitznau-Rigi (derecha) fue el primer tren de montaña en Europa, construido en 1871. Esta locomotora de vapor se encuentra en el Museo Suizo del Transporte.  
Un autobús postal atraviesa la ruta del puerto de montaña de Furka, en la región del Valais. Al fondo se alza majestuoso el Finsteraarhorn, de 4.274 metros.  
El trayecto del Centovalli Express entre Locarno y Domodossola (Italia) pasa por valles pintorescos, gargantas profundas, bosques de castaños y viñedos románticos.  
El barco de vapor de Loetschber en el lago de Brienz, en el Oberland bernés garantiza un refrescante paseo en momentos de mucho calor.  
El Glacier Express es el tren panorámico más rápido en Suiza. En ochos horas viaja desde Zermatt hasta St. Moritz o Davos. Un viaje de un día por paisajes de montaña vírgenes unidos por más de 90 túneles.  
El ferrocarril rético es el tren alpino más importante de Suiza.  
La línea GoldenPass cruza 6 lagos, 6 regiones y 3 puertos de montaña. Los viajeros que se sienten en la cabecera del tren podrán sentirse maquinistas al menos una vez en su vida.  
El famoso tren del chocolate funciona de mayo a octubre. Une la región del Lago Lemán con la fábrica de chocolate de Nestle-Cailler en Broc.  
El tren de cremallera del Pilatus fue construido en 1889 y todavía es hoy el más inclinado del mundo.  
El ferrocarril de la Jungfrau llega hasta la estación de tren más alta de Europa, situada a 3.454 metros de altura.  

Más noticias sobre...

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema