23 ABRIL 2013

Urueña, la escapada perfecta para el Día del Libro

Esta villa vallisoletana tiene muralla, castillo y una singular iglesia románica, pero también un elegante laberinto medieval donde encontrar museos, tiendas y, sobre todo, librerías, como corresponde a su condición de Villa del Libro.

Urueña

Desde el mirador de Urueña, la llanura cerealista de Tierra de Campos, con los montes Torozos como telón de fondo, es un cuadro vivo que varía cada estación. Algo del esplendor de la vieja cabeza del Infantado de Valladolid queda todavía en Urueña, aunque su identidad ha cambiado notablemente. Ya no es frontera entre los reinos de Castilla y de León, sino más bien una elegante y sugerente Villa del Libro, un laberinto medieval jalonado de museos y librerías que despliega su actividad cultural durante todo el año. Libreros especializados en arte, arquitectura y etnografía; en caligrafía e iluminación; en ediciones antiguas, curiosas o descatalogadas; en facsímiles y poesía; en teatro clásico y contemporáneo; en libros de artista, libros objeto y bibliomanía; en desplegables y pop arts; en cine, música, medicina, libros infantiles, enología… han decorado las paredes de las viejas casas castellanas con frases de escritores famosos y se han distribuido por los rincones más inesperados de la villa. Una docena de establecimientos, incluida una biblioteca-museo del vino y un taller de encuadernación, capaces de deslumbrar tanto al viajero curioso como al bibliófilo exigente.

Urueña

Y al lado de las librerías, de las galerías de arte y de las tiendas de artesanía y alimentos de la tierra, los museos: el etnográfico de Joaquín Díaz, instalado en una espléndida casona del siglo XVIII; el de las Campanas, con más de veinte ejemplares datados entre los siglos XV y XX; el de la Música, que acoge la colección de medio millar de instrumentos musicales atesorados por Luis Delgado a lo largo de su vida, y el del Gramófono.

Si se visita la villa estos días de primavera, alrededor del Día del Libro, en el que se conmemora la muerte de Miguel de Cervantes y William Shakespeare, no es difícil compartir en la paz de Urueña un rato de conversación con algún escritor, participante en cualquiera de las incesantes actividades del centro e-Lea. No es pues de extrañar que, además de los libreros, algunos personajes como el etnógrafo Joaquín Díaz, o el músico Amancio Prada, hayan decidido abrir casa en Urueña, contribuyendo a darle a la villa un permanente aire cultural y bohemio, como si de un pequeño Montmartre se tratara.

Urueña

Pero en Urueña el atractivo no está solo en sus propuestas culturales. Pasear por las calles de la villa, admirar sus piedras y sus proporciones, es regresar de alguna manera a la Edad Media, o al menos detener el tiempo. Especialmente si se recorre el adarve de la muralla, que conserva más del ochenta por ciento del recinto original. Las puertas del Azogue y de la Villa siguen recordando este cerco, consolidado en el siglo XVI, que mandó construir doña Sancha, señora de la villa y hermana de Alfonso VII, el Emperador, a mediados del siglo XII. El recorrido por el lienzo sur, entre el castillo y la puerta de la Villa, permite descubrir unas vistas extraordinarias del valle, la ermita y las ruinas del monasterio benedictino de El Bueso; el paso del adarve por el lienzo oeste, entre la puerta de la Villa y el Cubo Nuevo, se abre majestuosamente sobre la amplitud de la Tierra de Campos, y en días claros deja ver la Sierra de la Culebra y los Montes de León…

GUÍA PRÁCTICA

Cómo llegar
Urueña se encuentra a 66 kilómetros de Valladolid y a 219 kilómetros de Madrid.

Dónde dormir
Villa de Urueña. Urueña. Dos casas rurales de ambiente rústico, a base de madera, piedra, adobe y ladrillo viejo, y cuidada decoración, la de los Beatos y los Ilustres.
Pozolico. Urueña. Alojamiento rural con capacidad para diez personas.
La Casona de Andrea. Tiedra. Hotel rural con habitaciones y suites de ambientación rural y un interesante restaurante.

Dónde comer
Bodega Baluarte. Villafrechós. A 25 kilómetros de Urueña, con una buena selección de vinos.
Los Almirantes. Medina de Rioseco. Cocina de mercado y un más que interesantes menú degustación.
Vittoria Colonna. Medina de Rioseco. Platos selectos de la gastronomía de la rgión.
El Rincón del Labrador. La Santa Espina. Junto al monasterio de la Santa Espina, sus caracoles son célebres en toda la comarca.

Más información
Turismo de Urueña y Centro de Interpretación de Urueña.

Recomendaciones



Horóscopo