05 ABRIL 2013

Suiza es así de natural, sin aditivos

El país helvético es tan puro que tiene lo que se ve. Sin trampa ni cartón. Agua, infinidad de paisajes donde disfrutar de la tranquilidad, sabores y un rico patrimonio histórico y cultural. Un montón de alicientes para unas vacaciones en cualquier época del año. Empieza a hacer planes...

Todo es bucólico en Suiza. Desde sus lagos de un azul que compite con el color de sus cielos a sus altísimas montañas, desde sus pueblos de postal a sus verdes valles alpinos donde pastan las vacas, desde sus ciudades elegantes y muy animadas culturalmente a su gastronomía o a sus tradiciones de hace siglos, como el désalpe en el cantón de Friburgo, la lucha de vacas en el de Valais o la lucha libre suiza. Este es un resumen en imágenes de su escenografía. Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página

Suiza-foto
¿Sabías que hay 99 maneras de ondear una bandera en Suiza? 

Suiza-foto
Los viñedos en terraza de Lavaux son Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco. 

Suiza-foto
Soglio se precipita al vacío entrando en contacto directo con la naturaleza. 

Suiza-foto
El Monte Cervino se alza majestuoso para alcanzar el techo de Europa. Es con ello todo un símbolo nacional. 

Suiza-foto
Las líneas férreas de Albula-Bernina entre Thusis y Tirano a través de Saint-Moritz son también núcleo del Patrimonio Cultural de la Humanidad de la Unesco. 

Suiza-foto
Escuchar el silencio es posible a orillas del lago de Bienne. 

Suiza-foto
Contraste de colores en un paisaje veraniego en Brissago, al borde del lago Maggiore, en la región del Tesino. 

Suiza-foto
El Zaeuerlen es un canto improvisado (jodeln) que se practica en la región de Appenzell. 

Suiza-foto
Las vacas de la raza herens luchan en la región del Valais por instinto para convertirse, solo una de ellas, en la reina de toda la manada. 

Suiza-foto
Brünigschwinget es el prestigioso festival de lucha libre suiza que se celebra en la zona de la Suiza central. 

Suiza-foto
El barco de vapor más antiguo que recorre el lago de Lucerna fue construido en 1901. 

Suiza-foto
La naturaleza envuelve paisajes de ensueño. En la región de los Grisones, las montañas vírgenes protegen el recorrido de sus visitantes. 

Suiza-foto
Los perros San Bernardo son un símbolo muy particular de Suiza. Son héroes de cuatro patas que salvan vidas de montañistas perdidos que se crían en el puerto de montaña alpino de Gran San Bernardo. 

Suiza-foto
El sonido del cuerno alpino emociona profundamente a quién lo escucha. Es el instrumento musical suizo por excelencia. 

Suiza-foto
El desalpe se produce en la región de Friburgo a finales de septiembre. Celebra el descenso de las vacas de las cimas de los Alpes, donde pastan durante los meses de buen clima. 

Suiza-foto
Entrar en contacto con la naturaleza en Suiza es fácil y recomendable: se vive en primera persona. 

Suiza-foto
Zürich está en el centro de Europa. Un ambiente multicultural y un gran abanico de ocio son la cara visible de una ciudad siempre atractiva.