05 FEBRERO 2013

Los rincones secretos y favoritos de J.K. Rowling en Edimburgo

Te descubrimos cuáles son los lugares de esta ciudad que cambiaron la vida a la autora de la saga de Harry Potter, los cafés en los que escribió sus novelas y hasta la suite de su hotel favorito. Y el Top 10 de los imprescindibles en la capital de Escocia.

Rowling Ampliar

J.K. Rowling / © Debra Hurford Brown. 

Rowling Ampliar

Pub en la Royal Mile / © Britainonview-Natalie Pecht. 

Aunque nacida en Inglaterra, la autora de la saga de Harry Potter y de la recientemente estrenada Una vacante imprevista, su primera novela para adultos y ya convertida en best seller, considera a Edimburgo su ciudad. Sin duda la capital de Escocia cambió radicalmente su vida convirtiéndola en apenas cinco años, en una de las mujeres más ricas del mundo. Al poco tiempo de llegar en 1995 se puso a escribir Harry Potter y la Piedra Filosofal en cafés del barrio universitario como el Nicholson’s, que más tarde se convertiría en un restaurante chino en el 6A de Nicholson Street y en The Elephant’ House en el 21 de George IV Street. Se sabe cuál era su mesa favorita. Y dado que desde sus ventanas se domina nada menos que el Castillo y el misterioso cementerio de Greyfriars,- uno de los principales escenarios de la novela de Muriel Spark El Orgullo de Miss Brodie que protagonizaría en el cine Maggie Smith-, muchos aspirantes a novelista prueban suerte, para ver si pueden repetir el éxito.

Su lugar favorito en Edimburgo es, sin embargo, el Hotel Balmoral, donde terminó su última novela Harry Potter y las Reliquias de la Muerte el 11 de enero de 2007 en la suite 552.

J.K. Rowling ha vivido en diferentes barrios, aunque desde que se hizo billonaria reside en una mansión de Merchiston, una de las zonas residenciales más exclusivas de la capital, aunque como también deseaba tener su propio castillo y en la ciudad no había ninguno en venta, se lo ha comprado en la cercana población de Aberfeldy.

Una vez en Edimburgo, hay otros lugares imprescindibles que no deberías dejar de ver. Este es nuestro Top 10:

El Castillo
Uno de los grandes símbolos de la ciudad es en realidad una enorme ciudadela fortificada repleta de museos y atracciones. Aquí se guarda la corona y el cetro de los reyes.

El Palacio de Holyrood
El Palacio de los Reyes de Escocia tiene sus orígenes en una abadía medieval cuyas ruinas aun son visibles. Maria Estuardo vivió en él antes de ser convertido en un palacio barroco.

National Gallery of Scotland
Una de las grandes pinacotecas de Europa, especializada en arte antiguo pero también moderno hasta principios del S.XX. Destaca su collección de arte español.

Scottish National Gallery of Modern Art
Museo de arte contemporáneo ubicado en dos preciosos edificios en un entorno idílico, marcado por una espléndida obra de ‘land art’ de Charles Jencks.

Museum of Scotland
Museo Nacional recientemente remodelado, incluyendo arqueología, tesoros de diferentes épocas y muestras de otras culturas.

St. Giles
Principal edificio religioso de la ciudad de origen medieval, llama la atención la corona de piedra que cubre su torre.

Royal Mile
La columna vertebral de la Old Town o Ciudad Antigua. Sirve de comunicación entre el Castillo y el Palacio de Holyrood . No hay que perderse sus famosos ‘close’ o callejones repletos de historias y leyendas.

New Town
Posiblemente el mejor conjunto urbano neoclásico de todo Europa. Charlotte Square diseñada por Robert Adam es el modelo de muchas otras plazas de su época.

Calton Hill
La colina más pintoresca de la ciudad convertida a principios del S.XIX en la Nueva Acrópolis. Destaca el National Monument, un pseudo Partenón inacabado.

Arthur’s Seat
Un trozo de las Highland de origen volcánico en pleno centro urbano y perfectamente asequible.

Más información
Turismo de Edimburgo y Turismo de Escocia.


Recomendaciones



Horóscopo