28 ENERO 2013

La Florencia de Roberto Cavalli, estos son sus rincones favoritos

Te descubrimos cuáles son los lugares por los que pasea, las tiendas en las que compra y los cafés y restaurantes que frecuenta. Y el Top 10 de los imprescindibles en la capital de la Toscana.

Cavalli-Florencia

Para el diseñador florentino la Galería de los Uffizi es una fuente de inspiración permanente. En cuanto puede se escapa a pasear entre las obras de Giotto, Botticelli, Miguel Angel, da Vinci, Perugino, Rafael, Caravaggio y tantos maestros que son el orgullo de la capital del Renacimiento. En ella, la Piazza della Signoria, el corazón de su fenomenal casco histórico, tiene para él un significado especial. Es aquí donde aprendió a hablar inglés ya que, confiesa, en sus tiempos mozos no había mejor lugar para conocer chicas extranjeras. La lujosa Luisa Via Roma, tan permeable a las vanguardias desde su apertura en 1930, es una de sus tiendas favoritas, así como la propia Roberto Cavalli Boutique de la exclusiva via de' Tornabuoni. Justo a su lado, el Caffè Giacosa, cuya remodelación supervisó en persona y al que acude a menudo a picar algo. Sin embargo, cuando se trata de homenajearse con una comida por todo lo alto, entonces su preferida es la Enoteca Pinchiori.

Florencia

Pero Florencia tiene otros lugares imprescindibles que no deberías dejar de ver. Este es nuestro Top 10.

Piazza della Signoria
En ella se alzan el Palazzo Vecchio, el imponente pórtico de la Loggia dei Lanzi y esculturas como el David de Miguel Ángel (no el original, a buen recaudo en la Galleria dell’Accademia).

Piazza del Duomo
Reúne nada menos que el Duomo o Catedral de Santa María del Fiore –con su fenomenal cúpula de Brunelleschi y sus vistas desde lo alto–, el Campanile de Giotto y el Battisterio de San Giovanni.

Il Ponte Vecchio
El más antiguo de los puentes que atraviesan el Arno, copado hoy de joyerías y turistas. Imperdible el paseo al atardecer a las orillas del río.

Galleria degli Uffizi
El palacio construido en el XVI por los Médici abre hoy sus puertas convertido en un espectacular museo que atesora la mejor colección de arte renacentista.

Galleria dell'Accademia
Las salas de este museo contienen otras joyas, aunque lo que nadie se pierde en ellas son las obras de Miguel Ángel, incluido su David (el original, se entiende).

Palazzo Pitti
Construido por la familia de banqueros que le da nombre y adquirido por los Médici a mediados del XVI, alberga varios museos, entre ellos la imprescindible Galleria Palatina, con obras de los grandes maestros del XVI al XVIII. Preciosos a sus espaldas, los jardines de Bóboli.

Basílica de Santa María Novella
Magnífica tanto su fachada como su interior, adornado de frescos tan importantes para la historia del arte como la Trinità de Masaccio o los bellísimos de Ghirlandaio.

Piazza di Santa Croce
Sobre esta plaza adornada de palazzos se levanta la basílica del mismo nombre, en cuyo interior reposan desde Galileo hasta Miguel Ángel o Maquiavelo. Prohibido perderse una passegiata por este barrio tremendamente monumenal.

Mercados y enotecas
Son parte esencial de la vida florentina. El más famoso –y turístico– de sus mercados es el de San Lorenzo, aunque también merecerá la pena acercarse al Mercato Centrale. Por todo el casco antiguo afloran tradicionales enotecas que antaño servían únicamente vino y hoy también despachan aperitivos o comidas en toda regla que las convierten en locales perfectos para hacer un alto y empaparse del estilo de vida de la ciudad.

El Oltrarno
El barrio del otro lado del Arno, menos turístico pero también con grandes monumentos amén de talleres artesanos y vida real a raudales.

Más información
Turismo de Italia en España y Turismo de Florencia.