03 ENERO 2013

Disfruta de la nieve en el paraíso del Piamonte

A 1.600 metros de altura, en plena frontera franco-italiana y en uno de los rincones con más encanto de los Alpes, el Club Med Pragelato Vialattea es el lugar ideal para pasar unos días de esquí y relax en familia entre pistas nevadas, spas y tiendas con sabor piamontés.

1

Pragelato, en el Piamonte, es lo más parecido a un pueblo de cuento. Con el encanto de las tradicionales villas alpinas, aquí reina una deliciosa tranquilidad y una exclusiva oferta turística. La estación Vialattea, con 400 km de pistas esquiables y 77 remontes, fue la sede de los Juegos Olímpicos de Invierno del 2006 y hoy se mantiene entre la élite como segundo dominio esquiable más grande de Europa. Se puede practicar el esquí alpino, el esquí de fondo o el snowboard, sin olvidar plácidos paseos con raquetas de nieve o marcha nórdica.

2

A la hora de elegir alojamiento en este enclave blanco del Piamonte, el nuevo resort Club Med Pragelato Vialattea acapara todas las miradas. ¿Razones? Su extensa carta de propuestas aúna lujo y confort tanto en el interiorismo de sus elegantes habitaciones (decoradas por la firma Rémy Camoin) como en las actividades de relax o deportivas: desde el mismo resort se tiene acceso directo a las pistas de Vialattea y también a las de Sestrières. Además, su all inclusive (alojamiento, acceso libre a todas las instalaciones del resort, incluido su fabuloso spa, comidas, consumiciones y forfait de esquí) es otro de sus grandes alicientes, como también lo es todo el abanico de actividades para que los más pequeños disfruten de uno regalo de Reyes inolvidable en la nieve: el resort ofrece clubs para niños (de 2 a 17 años) con todo tipo de actividades dirigidas por monitores profesionales para su disfrute mientras los mayores se regalan un día de esquí o una romántica velada.

3

El resort cuenta con una arquitectura de 20 chalets que se dividen entre apartamentos Club (dúplex con dos dormitorios y dos baños), habitaciones Deluxe (con un dormitorio lujoso y una amplia sala de estar) y suites (64 m2 con bañera de hidromasaje, 2 dormitorios y sala de estar). En el interior de las habitaciones la sensación de paz es máxima: a través de sus ventanas solo se ve el color blanco de la nieve y el azul del cielo recortado entre montañas.

4

Además del esquí, hay muchas otras cosas que hacer en el Club Med Pragelato. Por un lado, los tres restaurantes, La Trattoria y los buffets Le Piemonte y el La Tana, ofrecen gastronomía italiana para agasajar al paladar, mientras que los bares Lanterna y la Dolce Vita cuentan con ambiente animado tanto diurno como nocturno para disfrutar entre amigos o en pareja. Sin olvidar el spa del resort, un refugio de calma en el que cuidar cuerpo y mente: siete cabinas, un espacio dedicado a la relajación y programas de tratamiento personalizados que convierten cualquier signo de cansancio tras una jornada en la nieve en sensaciones de bienestar.

El resort también organiza paseos por la zona en trineos tirados por perros y excursiones con raquetas como alternativa al esquí. Por si esto fuera poco, el núcleo urbano de Pragelato cuenta con tiendas, bares y restaurantes con encanto en los que invertir parte de la estancia en este rincón paradisíaco del Piamonte.

Recomendaciones



Horóscopo