17 DICIEMBRE 2012

Comienza la temporada de nieve en Andorra a todo lujo

Disfruta del esquí y las compras durante una estancia en este cinco estrellas a los pies de Grandvalira.

1

¿Te imaginas llegar al mismo Pirineo andorrano en helicóptero desde Barcelona y aterrizar a pie de las pistas de esquí? Desde luego no hay mejor manera que ésta de iniciar una escapada muy exclusiva a este atípico refugio de montaña ubicado en un lugar privilegiado, inmenso en el apacible pueblo de Soleu y situado a 1.850 m. de altura, lo que le proporciona unas vistas incomprables de las montañas nevadas.

2

Después, de lo que se trata es de disfrutar de una estancia de lo más placentera que comienza nada más cruzar el umbral del hotel. Tras descansar en una de sus magníficas 120 suites, decoradas con una cálida decoración en madera, tejidos suaves, la mejor forma de comenzar el día es tomar un relajante baño en la enorme bañera de hidromasaje con el aroma de los artículos de la firma Acqua di Parma y una caja de deliciosos bombones, detalle del hotel.

Aunque quizás, prefieras ponerte el albornoz y visitar el impresionante spa de 5.000 m2 que propone un recorrido a lo largo de cinco niveles donde encontrarás saunas, circuitos de aguas, hasta 19 cabinas con exclusivos tratamientos desarrollados por las prestigiosas firmas de estética Payot y Valmont, baños de vapor y un soberbio jacuzzi exterior de aguas burbujeantes y vistas directas a la montaña nevada.

3

Cuando llega la hora de ponerse los esquís, el Sport Hotel Hermitage & Spa lo tiene todo pensado para que los alojados disfruten de los casi 200 kilómetros de pistas de esquí de la estación de Granvalira o también de otras actividades, como motos de nieve, trineos con perros, excursiones con raquetas o submarinismo de altura. Entre los servicios que ofrece: guardaesquís y tiendas para alquilar material, Ski Test y Ski Guía e incluso un monitor privado que te recoge en el hall del hotel, esquía contigo y te descubre pistas secretas y escondidas, donde no suelen llegar el resto de esquiadores. Aunque los lujos no terminan aquí, ya que también calienta tus botas justo antes de salir a pista y te ofrece un Nespresso al terminar la jornada. Apetecible, ¿verdad?

Después de una jornada de intensas subidas y bajadas, lo que toca es sumergirse en un estimulante baño de vapor con aroma a chocolate blanco, recibir un masaje deportivo para liberar las tensiones acumuladas durante el día en la montaña, optar por un exclusivo ritual corporal a base de pepitas de oro y polvo de diamante, así como aprovechar los beneficios rejuvenecedores de la uva con el tratamiento ‘Sensation divine aux Champagne’.

Para los que viajen con niños, el Kids Club está abierto de 09:00 a 21:00 horas y en él los más pequeños disfrutan de un mundo de juegos y aventura mientras los mayores se relajan en el spa o practiquen su deporte favorito.

Tras una larga jornada de descensos y, por supuesto, también de compras navideñas por los mercadillos de La Massana, Ordino y Andorra la Vella, o por las avenidas Meritxell, en Andorra la Vella, y Carlemany, en Escaldes-Engordany, la cena es un momento especial en el Sport Hotel Hermitage & Spa. Se puede escoger entre dos restaurantes diferentes, Origen y el Arrels, uno de cocina gastronómica y el otro centrado en la cocina tradicional catalaa, ambos a cargo del afamado y galardonado chef Nando Jubany.

4

Para culminar la noche, la visita al Glass Bar es imprescindible, donde probar uno de sus clásicos gin-tonics, refrescantes mojitos o combinados de última vanguardia acompañado por la melodía de un piano.

Más información
Sport Hermitage & Spa

5

Recomendaciones



Horóscopo