08 NOVIEMBRE 2012

Un vistazo al guardarropa de Frida Kahlo

Artistas como Madonna o diseñadores como Jean Paul Gaultier han quedado fascinados por su arte. No te quedes sin saber por qué.Después de 50 años guardada, el museo que lleva el nombre de la pintora, en México D.F., desempolva su ropa y la muestra en una exposición.



A1

Ella era todo menos convencional. A finales de los años 30, las mujeres que vestían a la moda usaban vestidos entallados y el cabello perfectamente peinado, pero la pintora Frida Kahlo era una excepción. Ella iba a las cenas y a los teatros de París o Nueva York con moños, faldas y blusas indígenas holgadas, bordadas con flores de colores brillantes y unas singulares cejas pobladas y unidas, una imagen muy alejada de las mujeres de su época y que transmitía una seguridad en sí misma increíble.

A2

A lo largo de los años, el estilo de Kahlo se ha vuelto tan influyente como su arte y solo hay que darse una vuelta por la nueva exposición del Museo Casa Azul de Frida Kahlo de Ciudad de México para comprobarlo. Desde el 22 de noviembre se expone ropa, zapatos y joyería de esta célebre pintora mexicana, una colección que ha permanecido guardada durante cincuenta años en sus armarios y vestidores y que aún conserva el perfume de la artista, el humo de sus cigarrillos o manchas de sus pinturas.

A3

En la exposición Las apariencias engañan: los vestidos de Frida Kahlo podrás contemplar una capa de terciopelo negro con encaje en el borde, una versión diferente de las capas de la época; también una blusa de seda con cuello cuadrado y bordados de flores rojas, lavanda y amarillas; una blusa de algodón morada con estampados cuadrados rojos y amarillos. Igualmente una falda morada con flores blancas parecidas a amapolas, una camiseta de manga larga con volados y estampado de hojas y una falda de muselina color vino. Prendas fabricadas con telas que en muchos casos la artista compraba y luegos llevaba a costureras indígenas para que las confeccionaran. En contraste, también se puede ver el corsé blanco que Kahlo incluyó en su autorretrato La columna rota y un arete que le regaló Pablo Picasso e incluyó en un autorretrato de 1940.

A4

Para Khalo la ropa era su aliada, un tipo de armadura que le servía para disimular sus imperfecciones físicas y una vida de dolor emocional. Pero tras la muerte de su esposo permaneció guardada hasta que hace unos años algunas de estas prendas se mostraron al público y causaron tal sensación, especialmente tres de sus vestidos expuestos en 2007, que desde entonces fueran incluidos en artículos de moda de todo el mundo.

Su vida de sufrimiento era el tema de sus pinturas y ha inspirado libros, obras de teatro y películas como Frida, de 2002, con Salma Hayek. La fiebre por Kahlo fuera de México comenzó en la década de 1980 con la publicación de su biografía escrita por Hayden Herrera, la cual fue leída ampliamente fuera de los círculos de arte. Desde entonces los diseñadores de moda han sido cautivados por Kahlo y han creado colecciones como el homenaje de Gaultier a la pintora en 1998. Incluso en la Semana de la Moda de Madrid, Maya Hansen presentó vestidos con corsé, flores y estampados de calavera para su colección primavera 2013.

Más información
Museo Frida Kahlo


Recomendaciones



Horóscopo