06 NOVIEMBRE 2012

Occidens, un viaje en el tiempo en la catedral de Pamplona

Vivir en primera persona la batalla de las Navas de Tolosa, humo incluido; escuchar las voces reales de los monjes de Leire cantando gregoriano; ver poblados con restos arqueológicos… En la nueva exposición permanente del templo catedralicio todo puede pasar.

A1

Se llama Occidens y es la nueva propuesta cultural de la catedral de Pamplona, que poco tiene que ver con una exposición al uso y mucho con una emocionante experiencia que permite retroceder en el tiempo y reflexionar sobre la historia de Occidente de la mano de las nuevas tecnologías. Un viaje por siglos y siglos de historia recorriendo diversos espacios desconocidos del conjunto catedralicio -un total de 4500 m2 distribuidos en doce salas- con una narrativa muy cercana al lenguaje cinematográfico y muy alejada de la imagen habitual de un museo diocesano y de una catedral.

A3

El recorrido se inicia en la cillería, uno de los pocos restos que quedan del edificio románico (siglo XI), donde arranca una pasarela de acero que recorre toda la exposición y desde la que puede contemplar hologramas, proyecciones 3 D y espejos que muestran ángulos ocultos. Tras una breve introducción en este espacio, que incluye una maqueta del conjunto catedralicio, el itinerario continúa por el claustro gótico de la catedral y se dirige a las salas dedicadas a la Edad Antigua. En la de arqueología se pueden contemplar algunos de los restos arqueológicos hallados en el templo, mientras los arquéologos continúan trabajando en las excavaciones. Entre los materiales expuestos destacan los vestigios de un poblado vascón prerromano, cuya estructura original se reproduce en una pantalla mediante la técnica de la realidad aumentada, o el descubrimiento estrella de la muestra: los restos de un niño sietemesino que murió y fue enterrado en el siglo II a. C y que podría convertirse en el pamplonés más antiguo del que se tiene constancia.

A2

La siguiente etapa de la muestra se centra en la Edad Medieval y aborda temas como la reforma gregoriana, el románico y el gótico. Para explicar que el gregoriano era música para rezar y no para dar conciertos unos altavoces reproducen el sonido real de los monjes del Monasterio de Leyre; y para sumergir al visitante en plena batalla de las Navas de Tolosa se proyecta un vídeo que le rodea de humo y le adentra en la dureza de los enfrentamientos. Tampoco faltan obras de arte y piezas religiosas que formaban parte de la colección del museo diocesano, como relicarios, cruces y tallas marianas.

A4

La exposición continúa con los logros y encrucijadas de la Edad Moderna y concluye con los cambios experimentados en la Edad Contemporánea (1812 hasta la actualidad). Como broche final se plantea una reflexión sobre valores como democracia, estado de derecho, libertad de las conciencias, la moral del amor, derechos humanos… y la búsqueda de esos valores en cada uno de nosotros, o lo que es lo mismo, qué somos y qué queremos ser.

Y como uno de los principales tesoros de la catedral de Pamplona, su biblioteca y archivo, que reúnen todo el saber de Occidente, tienen el acceso restringido, Occidens permite ver un pedacito de todo ese saber gracias a las nuevas tecnologías. Entre ellos documentos tan antiguos y valiosos como la Biblia Hebrea o el Breviario de Pamplona, o bellísimos libros de mapas del siglo XVI.

Más información
Occidens, descubre los orígenes
Dónde: Catedral de Santa María de Pamplona
Horario: de lunes a sábado, de 10:30 a 17 horas
Precio: 5 €

Recomendaciones



Horóscopo