29 ABRIL 2011

La ruta del desfile de la boda real

Catherine Middleton llegará a la abadía de Westminster en coche desde el lujoso hotel Goring y seguirá una ruta que incluye The Mall, Horse Guards Parade, Whitehall y la plaza del Parlamento. Será un viaje corto pero lleno de emblemáticos lugares históricos que descubrimos para ti.

La noble y sombreada The Mall fue creada a mediados del siglo XVII, pero la avenida que conocemos es de comienzos del siglo XX y fue diseñada como una ruta para desfiles que uniera el Arco del Almirantazgo con el monumento a la reina Victoria, frente al palacio de Buckingham Palace. Los domingos está cerrada al tráfico– el mejor día para pasear por ella– y se ha visto abarrotada por la multitud en incontables ocasiones, como cuando la Familia Real apareció en un balcón del palacio de Buckingham en el jubileo de la Reina en 2002, y el día de la boda de los padres del príncipe Guillermo, en 1981. The Mall suele estar bordeada por banderas de colores de todos los países del mundo y cuando un gobernante viene a Londres en visita oficial, su bandera aparece junto a la del Reino Unido.



Al salir del palacio de Buckingham y cruzar The Mall, se llega a las residencias reales de Clarence House y el palacio de St James, que están entre dos parques, Green Park y St James’s Park. El puente sobre el lago, en este último, es estupendo para hacer fotos del palacio de Buckingham, y el restaurante Inn the Park, en mitad del mismo, ofrece un encantador menú de cocina moderna británica creado por el chef Oliver Peyton.



El parque de St James también es famoso por sus pelícanos, los primeros ‘residentes’. Un regalo del embajador de Rusia en 1664 a los que se alimenta con pescado fresco todos los días a las 14:30 horas. Por lo visto, son criaturas gregarias que no tienen inconveniente en unirse a los turistas que descansan en los bancos.

Desde The Mall, el coche irá hacia Horse Guards Parade, que será sede de las competiciones de vóley-playa de los Juegos de Londres 2012 y donde se celebra todos los años en junio la ceremonia Trooping the Colour, con la que se celebra el desfile de cumpleaños de la Reina, aunque con retraso. Si quieres asistir al evento tendrás que participar en el sorteo de entradas, pero ya al del próximo año, pues el plazo para 2011 ha concluido. También se puede asistir a los 'ensayos' previos dos sábados antes de la cita real. El espectáculo es el mismo pero mucho más tranquilo.

En uno de los extremos del Parade, cerca de la intersección con Birdcage Walk, se encuentra uno de los museos más fascinantes de Londres, cuya entrada está tan bien escondida que muchos visitantes se lo pierden. Se trata del Museo de Churchill y de las oficinas del Gabinete de Guerra y está dedicado a la vida y obra de los mejores primeros ministros de Gran Bretaña. El sótano en el que está es la sala desde la que Sir Winston Churchill dirigió las operaciones militares en la Segunda Guerra mundial.

Whitehall, la calle que empieza en Trafalgar Square y termina en Parliament Square, es el corazón del gobierno. Downing Street, donde vive el primer ministro, es una calle perpendicular y hay infinidad de edificios gubernamentales a ambos lados de Whitehall. A un lado esta la Casa de los Banquetes, obra de Íñigo Jones, cuyos techos los pintó el mismísimo Rubens y lo único que queda del palacio de Whitehall.



Antes de llegar a la abadía el coche pasará junto a uno de los lugares más emblemáticos de Londres: el Big Ben y las Casas del Parlamento. El Palacio de Westminster es la sede del parlamento desde 1265, aunque el edificio actual data del siglo XIX. El exterior gótico fue diseñado por Sir Charles Barry y los cuidados interiores son obra del decorador Augustus Pugin. En un rincón podrás ver la más famosa de sus torres: la Torre del Reloj, más conocida como el Big Ben.



Más información
Turismo Británico

Recomendaciones



Horóscopo