El Taj Mahal, una lágrima en la mejilla del tiempo

El más importante destino turístico de la India, Patrimonio de la Humanidad y una de las Siete Maravillas del Mundo Moderno, nos sigue fascinando por su impresionante y serena belleza.

by hola.com

Las mujeres con sus multicolores saris, los santones semidesnudos y las caravanas de camellos, después de tantos siglos, siguen admirando este mausoleo espléndido al que parece rodear un imperecedero halo de magia. El Taj Mahal fue construido entre 1631 y 1654 en la ciudad de Agra y a orillas del Yamuna, por el emperador musulmán Shah Jahan, de la dinastía mogol. El imponente conjunto de edificaciones lo erigió en honor de su esposa favorita, Mumtaz Mahal, que le dio catorce hijos, y que falleció en el último parto. El emperador, desconsolado, inició la construcción del Taj como ofrenda póstuma. Cada detalle muestra su naturaleza romántica y su aire elegiaco, mientras la arquitectura del conjunto hace un alarde ininterrumpido en busca de la belleza. Se cree que su construcción necesitó el esfuerzo de unos 20.000 obreros durante más de veinte años, empeñados en una obsesión del emperador y una promesa del desconsolado marido. Cae la tarde sobre la cúpula de mármol blanco y no nos queda más que darle la razón a Rabindranath Tagore, que escribió que el Taj Mahal era: "Una lágrima en la mejilla del tiempo". * Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página
Las mujeres con sus multicolores saris se acercan a la orilla del río. El Taj Mahal las contempla © Turismo de la India 
Extienden las delicadas telas de vivísimos colores para que se sequen al sol © Turismo de la India 
Las caravanas de camellos, después de tantos siglos, siguen admirando este mausoleo espléndido © Turismo de la India 
Los pescadores, como hace siglos, siguen surcando las aguas del río Yamuna © Turismo de la India 
Los alfareros también muestran su predilección por los colores puros © Turismo de la India 
La silueta del Taj Mahal parece presidirlo todo © Turismo de la India 
Una simple bicicleta puede quedar convertida en un peculiar taxi © Turismo de la India 
La amabilidad y simpatía del pueblo indio resulta proverbial © Turismo de la India 
Collares, cuentas, pañuelos, pulseras... Colores intensos y una sonrisa. Esa es su fórmula © Turismo de la India 
Es la hora de la oración © Turismo de la India 

Más noticias sobre:

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema