Busca perlas negras bajo las aguas de Tahití

Prepárate para vivir una experiencia única en los fondos marinos de la laguna de Fakarava, donde se cultivan estas singulares piedras de modo artesanal.

null

Las 118 islas altas y atolones que forman Tahití y sus islas son conocidas por su belleza física. De las cumbres volcánicas de las Islas de la Sociedad a la galaxia de atolones que conforman el archipiélago de las Tuamotu o el escarpado esplendor de las Marquesas, las islas ofrecen un mundo perfecto de montañas, bosques tropicales, lagunas, playas y arrecifes. Pero existe otro mundo que iguala la belleza de estas tierras. Es el que se oculta bajo la superficie del mar.

Estas cálidas y traslúcidas aguas, con una visibilidad de más de 30 metros y una temperatura media de 26º durante la estación de invierno y de 29º de octubre a mayo, son un universo de increíbles colores – que van de los naranjas, azules y rojos de los corales a los múltiples tonos de los peces que nadan sobre los pináculos- donde ninguna otra actividad resulta tan inigualable como el buceo. Y mucho más si de lo que se trata es de sumergirte en la laguna de Fakarava, donde habitan raras especies de fauna y flora, y empezar a buscar tu propia joya natural.

En el archipiélago de Tuamotu, paraíso de los submarinistas, existen 250 granjas que producen las raras perlas negras de modo artesanal y respetuoso con el entorno. Una de ellas es Pearls of Havaiki, situada en el atolón de Fakarava, Reserva Mundial de la Biosfera por la Unesco desde 1977.

La granja no sólo permite conocer el proceso de cultivo de las ostras pinctada margaritifera, también propone a los buceadores una original experiencia: la Pearls lottery, un divertido juego que consiste en hacer snorkel en el parque de ostras y buscar personalmente el preciado tesoro que te puedes llevar a casa como recuerdo para luego convertirla en una maravillosa joya que sea la envidia de tus amigas.

Para completar la original experiencia, la granja también cuenta con su propio complejo de bungalows Havaiki Pearl Guest House, un singular refugio que permite el contacto con las gentes del lugar. Una vez quitado el bañador y las gafas de buceo hay que seguir descubriendo el lugar porque muchas otras cosas interesantes quedan por ver, como el antiguo pueblo de Tetamanu, con una de las primeras iglesias católicas construidas con corales en el siglo XIX, los atolones de Rangiroa, Tikehau y Manihi...

Más información
Turismo de Tahití

Opina en nuestros foros:
¿Has hecho ya el viaje de tus sueños?

Más noticias sobre...

Más noticias

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema