04 SEPTIEMBRE 2009

Este fin de semana, ¡vámonos de pintxos!

No pierdas ni un minuto porque te invitamos a conocer los mejores lugares de tapeo de las tres capitales vascas y disfrutar de esta arraigada y sabrosa tradición.

En el País Vasco, que si de algo saben a raudales es de gastronomía, la costumbre de ir de pintxos es una tradición tan arraigada que cualquier excusa es buena para degustar esos deliciosos platos en miniatura que llenan y desbordan las barras de sus bares y tabernas. ¿Hay un modo más recomendable de conocer las tres capitales vascas que, entre monumento y monumento, disfrutar de la experiencia sensorial que supone el saborear estos pequeños manjares?

Y es que ir de pintxos, no sólo es la mejor excusa para acercarse al casco histórico de estas tres ciudades, también es la mejor manera de sentir el ambiente popular y bullicioso de la gente de la calle, algo único, porque la cultura del tapeo, tan presente en nuestro país, aquí se vive con auténtica devoción.

Brandada de bacalao, anchoa sobre queso y pimiento, pimientos verdes de Gernika rellenos de setas, huevo de codorniz con jamón, tortilla de patata rellena… ¿cuál eliges? La lista de especialidades que lucen colocadas sobre la barra de los bares vascos es tan larga como desbordante puede ser la imaginación, un banco de pruebas de múltiples sabores y texturas. Algo que en San Sebastián, Vitoria y Bilbao se valora y se reconoce con los concursos que anualmente premian los mejores bocados.

Una recomendación: pasea sin prisa por las zonas de pintxos de cualquiera de las tres ciudades, asómate a sus locales, disfruta de su ambiente, observa las fuentes desbordadas de estos manjares delicados y diminutos y déjate atrapar por lo que tienes ante tus ojos. Y no olvides acompañar siempre tu tapa con los afamados vinos de La Rioja Alavesa o el más suave txakolí. Con seguridad, acertarás.

Muchas de estas tabernas están situadas en los cascos antiguos. En Vitoria, por ejemplo, un gran número se concentra en torno a la catedral de Santa María, los Arquillos y la plaza del Machete. En el casco viejo de Bilbao, los alrededores de la catedral de Santiago son el mejor lugar para degustar delicias a base de bacalao, champiñones y tortilla, aunque no hay que perder de vistas las zonas del Ensanche, Indautxu y Gran Vía. Si estás en San Sebastián, en las calles estrechas de su parte antigua se apiñan los bares de pintxos, junto a la plaza de la Constitución, la iglesia de Santa María y a sólo unos pasos de la playa de La Concha, donde es obligado hacer parada para contemplar el Cantábrico.

Te recomendamos algunos locales imprescindibles en cada una de las tres capitales vascas:

En San Sebastián:
Astelena (Íñigo, 1), Ganbara (San Jerónimo, 21), La Cuchara de San Telmo (31 de agosto, 27), Txepetxa (Pescadería, 5), La Cepa (31 de agosto, 7-9), La Mejillonera (Puerto, 15) o Tamboril (Pescadería, 2).

En Vitoria:
JG (Arca, 2), El Rincón de Luis Mari y La Viña (ambos en la calle Rioja), Dólar (Florida, 26), Salburua (Fueros, 19), Sagartoki (El Prado), Gardoki (Angulema, 4), Toloño (Cuesta de San Francisco, 3) o Xixilu (Pl. Amarica, 2).

En Bilbao:
Río Oja, Eguiluz o Xukela (los tres en la calle del Perro), Gatz e Irriutzi (en Santa María), Zuga, Sorgin Zulo, Argoitia y el Café Bilbao (en la plaza Nueva), Lizarra (Atxuri, 15), Baste (María Muñoz, 8), Oriotarra (Blas de Otero, 30) o Berton (en la calle Jardines).

Algunas pistas
En la oficina de turismo de Vitoria se puede adquirir la Pintxos Card, un pasaporte que permite degustar en cinco bares de la capital cuatro tapas, otros tantos vinos de Rioja, además de un café y unos dulces por 11 €. También en la capital alavesa, algunos hoteles, como El Boulevard, apuestan por la tradición del tapeo y organizan paquetes organizados que incluyen el alojamiento, las visitas a la catedral y una cena degustación de pintxos.

Más información:
Oficina de Turismo de San Sebastián
Oficina de Turismo de Vitoria
Oficina de Turismo de Bilbao