Si vas a esquiar, ¡no te olvides las gafas de sol!