Esclerosis múltiple

Última revisión: 2010-07-28 por Dr. Jimmy Alfonso Schiemann Delgado

¿Qué es la esclerosis múltiple?

La esclerosis múltiple es una enfermedad del sistema nervioso central (cerebro y médula espinal) en la que se produce una destrucción de la sustancia que recubre los nervios (mielina) sin la cual la transmisión nerviosa se ve gravemente afectada.

Esta destrucción se debe a fenómenos inflamatorios que dejan zonas del nervio sin el recubrimiento de mielina. Se denominan "placas", de ahí que también se denomine esclerosis en placas.

Las zonas afectadas pueden remielinizarse y por tanto recuperarse la transmisión nerviosa o bien quedarse definitivamente afectadas, produciendo un déficit del funcionamiento del tejido nervioso afectado. La progresión de la enfermedad puede en ocasiones conducir a un estado de grave incapacidad física y limitar con la vida del paciente. La expectativa de vida es de un 82,5% del patrón normal.

Es más común en mujeres que en hombres y la edad de aparición es generalmente entre los 20 y los 45 años. Se presenta más en zonas templadas que en el trópico y áreas subtropicales. En España encontramos una tasa de incidencia de unos 3 casos por cada 100.000 habitantes al año.

¿Cuáles son las causas de la esclerosis múltiple?

La causa de la enfermedad es desconocida, si bien la hipótesis más aceptada es que es fruto de una predisposición genética y de un factor externo o ambiental desconocido (podría tratarse de un virus) que origina una alteración en el sistema inmune, de forma que nuestro propio sistema defensivo ataca a la vaina de mielina, provocando su inflamación y destrucción.

De interés

Le sugerimos la lectura de algunos artículos relacionados:

  • Enfermedad de Creutzfeldt-Jakob
  • Enfermedad de Parkinson
  • Enfermedad del sueño
Sativex

Las autoridades sanitarias españolas han dado luz verde a la comercialización en España de Sativex, un medicamento derivado del cannabis para el tratamiento de la espasticidad (espasmos musculares, rigidez...) en pacientes de esclerosis múltiple. Se comercializará cuando se obtenga la aprobación final del Ministerio de Sanidad, que se espera antes del final de año.

¿Cuáles son los síntomas de la esclerosis múltiple?

Los ataques de esclerosis múltiple pueden desarrollarse durante días o semanas, pudiendo dejar al paciente incapacitado. Este primer episodio es seguido de otros ataques en un lapso de tiempo impredecible, que puede ser un periodo corto o prolongado de tiempo. Los síntomas varían en cada paciente, considerando que puede atacar todo el sistema nervioso.

Un síntoma frecuente de la iniciación de la enfermedad es la inflamación del nervio óptico que produce una disminución en la visión acompañada de dolor detrás del ojo. En general, después de varias semanas la visión se recupera parcial o totalmente. La alteración se produce principalmente en la visión central.

Otros síntomas frecuentes son:

  • Pérdida de fuerza (pudiendo llegar a la parálisis) y cansancio generalizado
  • Alteraciones en la sensibilidad
  • Problemas urinarios (alteración de la función del esfínter urinario, que provoca incontinencia urinaria).
¿Cómo diagnostica el médico?

Durante la entrevista el paciente puede relatar varios episodios con síntomas diferentes, que han mejorado parcial o totalmente. El curso clínico se caracteriza por episodios agudos, seguidos de recaídas. Las alteraciones en el examen físico permiten al médico sospechar de una esclerosis múltiple, siendo necesarios varios exámenes para confirmar el diagnóstico:

La historia clínica y los resultados de los exámenes permiten al médico diagnosticar la esclerosis múltiple.

  • Resonancia magnética: los hallazgos y la localización característica de la enfermedad se aprecia en la resonancia magnética del cerebro y la medula espinal.
  • Exámenes neurofisiológicos: los exámenes neurofisiológicos muestran una disminución en la conducción de los nervios.
  • Estudio del líquido cefalorraquideo (LCR): la presencia de anticuerpos se detecta en el estudio del líquido cefalorraquideo (LCR).
  • Estudio de los eventos eléctricos: Los potenciales evocados que estudian los eventos eléctricos del sistema nervioso central (SNC) generados por la estimulación sensorial periférica, detectan una alteración de la función del SNC, no detectada clínicamente.

Tratamiento con esteroides: puede acortar la duración y en algún caso la gravedad de cada ataque (denominado brote). Se utilizan en comprimidos o en inyecciones.

Tratamiento con interferón: es prometedor para reducir la aparición de nuevos ataques y la extensión de la afectación neurológica. En los últimos años, algunos grupos de pacientes con esclerosis múltiple han seguido este tratamiento mediante inyecciones intramusculares o subcutáneas. El principal inconveniente de este tratamiento es su alto coste y su larga duración.

Tratamiento con amitriptilina, fluoxetina u otro antidepresivo: este tratamiento se llevará a cabo en caso de depresión.

¿Cómo se trata la esclerosis múltiple?

Desafortunadamente, en la actualidad es una enfermedad incurable.

El propósito del tratamiento es:

Los medicamentos más utilizados son:

Después de cada ataque es muy importante realizar rápidamente un tratamiento fisioterapéutico adecuado para recuperar las funciones perdidas.

  • Disminuir o modificar los síntomas y signos clínicos.
  • Acortar la duración o limitar en lo posible los efectos de una recaída.
  • Prevenir la progresión o disminuir su curso clínico.
  • Proporcionar ayuda al paciente y a la familia.
¿Es posible, al inicio de la enfermedad, predecir el progreso de ésta?

No es posible predecir el progreso de la esclerosis múltiple. El curso progresivo de la enfermedad es variable ya que existen diferentes formas de enfermedad. De hecho, es imposible dar un pronóstico de un determinado paciente, por lo menos hasta que hayan transcurrido de 5 a 10 años desde su evolución.

Dr. Per Rochat, especialista en Neurocirugía; Dr. Claus Madsen, especialista en Neurología; Dr. Dan Rutherford, médico general

Más sobre: