06 JUNIO 2010

Cuidados de la boca: principales afecciones

Última revisión: 2010-06-06

La boca se considera fundamentalmente la puerta de entrada del aparato digestivo (también sirve, junto a la nariz, de entrada del aire a la vía respiratoria) y está constituida por distintas estructuras: labios, lengua, dientes, encías, las glándulas salivares, el paladar y las paredes y la mucosa de los carrillos. Puede verse afectada por diversas afecciones y enfermedades tanto locales (generalmente de carácter benigno) como manifestación de enfermedades sistémicas.

Con carácter general, diremos que es fundamental que el cepillado diario de los dientes se efectúe correctamente, para lo cual se deberá pedir al dentista instrucciones detalladas sobre la correcta técnica del mismo. Es éste un factor que influirá positivamente en la salud dental y por tanto es importante que el hábito del correcto cepillado se genere a una edad lo más temprana posible.

En este artículo nos centraremos en los problemas más comunes que afectan a la boca y a los dientes.

Aftas orales (“llagas”)

Las aftas orales son pequeñas ulceraciones dolorosas que aparecen en la mucosa de la boca. Se presentan como manchas blanquecinas redondas con una zona rojiza a su alrededor y suelen asentarse en el interior de los labios, en la mucosa de las mejillas, sobre la lengua, en el paladar blando y, algunas veces, en la garganta. Su causa no es bien conocida.

Su principal síntoma es el dolor, que habitualmente es mayor de lo que cabría esperar de una lesión tan pequeña. La úlcera o llaga dura unos días, tiene carácter benigno y desaparece espontáneamente sin dejar cicatriz alguna. El tratamiento consiste en aliviar el dolor y para ello se han empleado distintas preparados, desde soluciones anestésicas como la lidocaína, hasta colutorios o enjuagues con un antibiótico de tetraciclina o pomadas o pastillas de corticoides que se disuelven en la boca justo en la zona donde ha aparecido la úlcera.

Pueden presentarse de forma esporádica, aunque con mayor frecuencia se trata de un proceso crónico con reapariciones habituales de las aftas, que por lo general disminuyen conforme avanza la edad de la persona afectada.

Estomatitis o inflamación de la mucosa de la boca producida por dentadura postiza

Consiste en la aparición de alteraciones inflamatorias que se observan debajo y sobre la dentadura postiza. Existen factores que pueden causar su aparición

Para el tratamiento de este problema es de gran utilidad la colaboración entre el estomatólogo y el dermatólogo. La remodelación de la dentadura y los medicamentos para combatir los hongos serán los dos principales tratamientos de este trastorno. Para evitar la reaparición del problema, las dentaduras postizas se deben quitar y limpiar cuidadosamente cada noche.

  • Algunas enfermedades sistémicas como la anemia por falta de hierro;
  • Los traumatismos repetidos en ciertas áreas del paladar o de las encías por un mal ajuste de la dentadura postiza;
  • Las infecciones de la boca por un hongo llamado Cándida albicans.
Caries dental

La caries dental es una enfermedad destructiva de los tejidos duros de los dientes debida a infección por determinadas bacterias presentes en la placa dental. La escasa higiene oral y el cuidado dental incorrecto son los principales factores de riesgo para su desarrollo. Las caries dentales constituyen la enfermedad odontológica más frecuente y la primera causa de pérdida de piezas dentales en la población infantil y juvenil.

La caries puede afectar a la corona del diente o una porción del esmalte, o bien a la raíz del diente. Las primeras son más frecuentes en los niños y adultos jóvenes, mientras que las segundas afectan mayormente a los ancianos. Muchas caries son asintomáticas, es decir, no dan problemas hasta una fase relativamente tardía o avanzada de la enfermedad. Cuando se manifiestan lo hacen con dolor e infección de la zona. Una radiografía del diente afectado puede ser útil para confirmar el diagnóstico.

El uso diario del cepillo de dientes, la seda dental y una pasta de dientes con flúor pueden contribuir a prevenir la caries dental. La visita periódica a un dentista servirá para la detección temprana de este problema. Las caries deben tratarse precozmente.

Actualmente existen gran cantidad de nuevos materiales para la restauración conservadora de los dientes enfermos. Si las caries están avanzadas y no se pueden solucionar con tratamientos conservadores, serán necesarios la extracción o el tratamiento del canal de la raíz.

Enfermedad periodontal

Se trata de un proceso crónico, de origen inflamatorio, que afecta a las estructuras de soporte del diente (periodonto): cemento, ligamento periodontal, encía y huevo alveolar.

La enfermedad se origina por la interacción de múltiples causas: locales (placa bacteriana, traumatismos, sequedad de la boca, higiene deficiente) y generales (diabetes mellitus, alteraciones hormonales y hematológicas, déficit nutricional, etc.).

Es una enfermedad crónica que cursa a brotes y se observa con mayor frecuencia a partir de los 30 años de edad. Se inicia en las encías como un proceso inflamatorio que hace que éstas aparezcan muy enrojecidas, fácilmente sangrantes y, con el tiempo, terminan poniendo al descubierto el cemento de la raíz del diente. El proceso se extiende a las estructuras vecinas que dan soporte al diente al que terminan debilitando o aflojando y, finalmente, si no media un tratamiento adecuado, su pérdida es irreversible.

El tratamiento más adecuado consiste en eliminar, en lo posible, aquellos factores causales locales y generales que contribuyen a su aparición. Cuando la enfermedad está establecida el dentista aplicará diversos procedimientos periodontológicos adecuados a cada caso, o bien, cuando no sea posible, procederá a la extracción de la pieza dental afecta.

Halitosis o mal aliento

El mal aliento o halitosis es un trastorno bastante común cuya causa más frecuente es la combinación de residuos alimentarios alojados entre los dientes y la escasa higiene bucal, lo cual origina trastornos e infecciones de las encías que terminan produciendo ese mal olor característico en la boca de algunas personas. Si éste es el problema se puede solucionar fácilmente cepillando los dientes de forma adecuada, usando seda dental y una buena higiene bucal.

El mal aliento también puede ser ocasionado por enfermedades sistémicas del organismo, como algunas infecciones respiratorias: el absceso de pulmón, la insuficiencia hepática (olor a pescado), la insuficiencia renal (olor a amoniaco o a orina) y la diabetes grave e incontrolada (cetoacidosis diabética) que se manifiesta con olor dulce, a frutas.

El cáncer de boca

El cáncer oral o de boca supone entre el 3% y el 5% de todas las formas de cáncer, la mitad de los cuales se presentan en personas mayores de 65 años. El consumo de alcohol y tabaco son los mayores factores de riesgo para su desarrollo.

Se manifiesta típicamente como una úlcera en la boca, los labios o la faringe. El cáncer debe formar parte siempre de lo que los médicos llamamos diagnóstico diferencial de muchas lesiones orales que cursan con ulceración de la mucosa de la boca.

La posibilidad de cáncer debe considerarse cuando una lesión persiste más allá de 3 ó 4 semanas desde que han sido descartadas las posibles causas de traumatismo (úlcera por prótesis dentarias, aftas, lesión debida a mordedura, etc.). En estos casos, el paciente debe ser remitido a un especialista para estudio y tratamiento, que de confirmarse el diagnóstico, será generalmente quirúrgico.

Otros trastornos

Son múltiples y muy variados los procesos o enfermedades que pueden afectar a las distintas estructuras que conforman la boca y que hemos visto al principio de este artículo. De hecho, cada una de ellas, tiene su propia lista de enfermedades (infecciones, tumores, etc.). Sin embargo, para finalizar mencionaremos, aunque brevemente, una enfermedad que por su gravedad debería ser detectada precozmente para tratarla con eficacia. Nos referimos al cáncer de boca.

Dr. Salvador Pertusa Martínez, especialista en Medicina Familiar y Comunitaria

Ipad



Horóscopo

HELLO! TV

HELLO! TV

No te pierdas los mejores videos en HELLO! TV Online