05 JUNIO 2010

Terapias corporales: quiropraxia, reflexología y otras

Sesión de rehabilitación

Última revisión: 2010-06-05

Quiropraxia

Ajuste manual de articulaciones y grupos musculares del cuerpo, pero más específicamente de la columna vertebral, con objeto de conseguir su mejor alineamiento. La quiropraxia tiene como idea clave que la mayoría de las enfermedades tienen base en las anomalías o lesiones de la columna vertebral. Los quiroprácticos, por ello, buscan por medio de la radiología convencional el identificar los puntos fundamentales de alteración de la columna, con el propósito de dirigir certeramente la terapia de manipulación sobre ellos y conseguir la recuperación y/o curación del organismo.

Masaje terapéutico

Es el conjunto de técnicas de manipulación manual de tejidos blandos del cuerpo, a través de la presión gradual y el movimiento.

Reflexología

Método de masaje de presión sobre el pie (también la mano) con objeto de incidir en partes del organismo distantes de esta extremidad. En la reflexología existe un mapa del pie y de la mano en donde supuestamente están representadas todos los órganos del cuerpo. La acción sobre determinadas áreas de la planta o de la palma provocaría un impacto beneficioso en un determinado órgano relacionado.

Manipulación osteopática

Manipulación de las articulaciones en general, combinado con terapia física y reeducación en hábitos posturales.

Terapia cráneo-sacra

Masaje suave de las diferentes zonas accesibles de la base del cráneo.

Técnica de Alexander

Guía de hábitos posturales y formas más adecuadas de movimiento, con objeto de obtener un mejor rendimiento muscular.

Técnica de Bowen

Masaje suave selectivo de músculos y tendones sobre puntos concretos identificados en acupuntura o reflexología.

Técnica de Rolfing

Se llama así porque debe su nombre a su creadora, la Dra. Rolf. Consiste en la manipulación profunda de grupos musculares y las fascias que los envuelven, por medio de presión y tracción con los dedos, nudillos, codos y/o rodillas del terapeuta, con objeto de buscar un alineamiento integral de todo el organismo que esté más en consonancia con sus hábitos fisiológicos naturales.

Tui-Na

Aplicación de presiones localizadas por medio de los dedos de las manos y los pulgares de los pies (acupresión) sobre puntos específicos seleccionados del cuerpo.

Método de Feldenkrais

Conjunto de enseñanzas para mejorar la coordinación motora de la persona y hacerla más eficiente, cómoda y fisológicamente inteligente.

Método Trager de integración psicofísica

Método de educación corporal que consiste en la manipulación rítmica manual, suave e indolora, por medio de pequeñas sacudidas y estiramientos, de las extremidades, articulaciones y músculos, buscando en primer lugar una relajación profunda del organismo, para posteriormente favorecer un reacondicionamiento postural y cinético más fisiológico de todo el organismo.

¿Qué son las terapias de manipulación corporal?

Las terapias de manipulación corporal son las que utilizan la acción mecánica sobre el cuerpo con el fin de producir un efecto terapéutico, ya sea directo sobre la zona que se manipula o indirecto sobre otra zona del organismo, distante, pero supuestamente relacionada con la primera. Dentro de las terapias de manipulación nos encontramos un grupo muy numeroso de las cuales podemos destacar las siguientes.

Los orígenes de estas terapias

La quiropraxia en concreto se remonta a hace más de dos mil años, por haberse encontrado referencias en textos antiguos egipcios, textos hipocráticos y chinos. Sin embargo, su creación y sistematización definitivas se atribuyen al Dr. Palmer, en el siglo XIX. Del resto, algunas de ellas, como el Tui-Na chino-japonés o el masaje terapéutico, son muy antiguas y proceden de medicinas tradicionales como la oriental o la india. Otras han surgido ideadas por médicos y fisioterapeutas del siglo XX, como el Rolfing, la técnica de Alexander, la técnica de Bowen o el método Trager.

Aplicaciones de estas terapias

Las aplicaciones de estas terapias son básicamente el alivio de todo tipo de dolencias relacionadas con el aparato locomotor, tales como contracturas musculares, dolores radiculares (por inflamación de una raíz nerviosa), artritis, artrosis, etc. Algunas también se usan para otros tipos de dolores relacionados con la tensión muscular, como por ejemplo algunos tipos de cefaleas.

El uso para el alivio del estrés psíquico es muy común en el caso del masaje terapéutico, la técnica cráneo-sacra y las denominadas con nombre propio. Mención especial requiere la reflexología, que se utiliza para muy variadas dolencias con el propósito de incidir positivamente en la función de un determinado órgano enfermo.

¿Son seguras estas terapias?

Estas terapias son bastante seguras si se aplican por manos expertas y prudentes, pero no tenemos que olvidar que la quiropraxia y muchas otras de las aquí descritas son métodos de acción mecánica sobre estructuras anatómicas del organismo, enfermas o no, que pueden lesionarse por una aplicación desmedida o mal dirigida de una fuerza externa. En el caso de la columna vertebral esto es particularmente vital por el hecho de que protege en su conducto interno la médula espinal, y una manipulación inadecuada sobre ella no sólo podría lesionar estructuras óseas y musculares sino, lo que es más grave, producir lesiones neurológicas irreversibles. Estas lesiones se podrían producir sobre la médula o sobre raíces nerviosas de la misma, como de hecho se ha descrito en ocasiones.

Es muy importante no acudir a estas terapias si el profesional que las va a aplicar no ofrece las debidas garantías de formación y experiencia. Además, existen determinadas dolencias que son claras contraindicaciones para el uso de estas terapias de manipulación directa como, entre otras:

  • las trombosis venosas profundas
  • las quemaduras
  • las infecciones cutáneas
  • las heridas abiertas
  • las fracturas óseas
  • la osteoporosis avanzada.
¿Unas terapias realmente eficaces?

Todas estas terapias han demostrado ser muy eficaces para el alivio del estrés psicológico y para la corrección de determinados hábitos posturales o de movimiento corporal anómalos. Su utilidad para la reeducación de la postura de las articulaciones y del cuerpo en general, así como de la cinética de la marcha y demás movimientos del aparato locomotor es muy interesante, y de hecho la medicina científica recomienda para estos fines muchas de ellas. Dicha recomendación tiene por objeto mejorar la calidad de vida de ciertos enfermos aquejados de dolores articulares o musculares crónicos.

Otras aplicaciones en las que han apuntado su eficacia, según las conclusiones de ciertos estudios científicos realizados, son el dolor cervical, la lumbalgia, la cefalea tensional, la migraña y los espasmos musculares (contracturas musculares). Asimismo, diversos estudios (sobre todo de reflexología) han pretendido, sin conseguirlo, demostrar la eficacia de estas técnicas también en relación con ciertas enfermedades sistémicas (del organismo en general), como la hipertensión, la dismenorrea (dolor menstrual) o el asma.

Dr. Alfonso Santiago Marí, Especialista en Hematología