05 JUNIO 2010

Pilates, yoga, tai-chi y otras terapias corporales

Dos señoras en postura de yoga, espalda contra espalda

Última revisión: 2010-06-05

Las medicinas alternativas se caracterizan por la utilización de medios naturales, como el agua, los vegetales y los minerales, para el mantenimiento y equilibrio de la salud, conservando una perspectiva de prevención acorde con una concepción global que valora las esferas biológica, psicológica y social. Dicho de otro modo, reconociendo que el cuerpo funciona con parámetros físicos, emocionales y mentales, junto con la influencia del medio ambiente y social que le rodea.

Entre otros factores, estas características han fomentado entre el gran público del mundo occidental formas alternativas de mantenimiento y mejora de la salud, y en este artículo destacamos el yoga, tai-chi, reiki, chi kung (o qi-cong) y pilates. A continuación vamos a realizar una pequeña introducción de cada una, para conocerlas un poco más.

El yoga: qué es, en qué consiste y qué beneficios produce

La palabra yoga es de origen sánscrito y significa “unión”. Reúne una serie de disciplinas con origen en la India y cuyo objetivo es conducir al ser humano hacia el conocimiento de sí mismo, eliminando los posibles problemas físicos y mentales mediante su práctica. Los nuevos estados de conciencia a los que conduce la práctica del yoga posibilitan un conocimiento más profundo de uno mismo, encontrando la felicidad física, mental y espiritualmente, y entendiendo la vida desde un punto de vista más armónico. Su práctica está dividida en ocho ramas u ocho principios morales, cado una con su nombre específico, principios éticos y disciplinas.

Una clase de yoga se basa en una sucesión de ejercicios con los que adoptamos una postura a la que se puede incorporar movimientos corporales, afines cada uno de ellos a los cinco elementos: tierra, agua, fuego, aire y éter, aprendiendo a la vez a regular nuestra respiración mediante técnicas respiratorias. Estos movimientos se intercalan con la repetición de determinados sonidos que tienen la capacidad de alterar los centros energéticos y los estados de conciencia. En el yoga se suman otras técnicas de meditación, relajación profunda y técnicas digitales (denominadas mudra) basadas en la relación entre los cinco elementos y los dedos de la mano. Con todo ello se pretende acceder a un estado introspectivo de meditación. Después de un ejercicio, se realiza una breve relajación y se continúa con el siguiente.

El yoga produce efectos beneficiosos en todas las edades: mejora la elasticidad por la realización de estiramientos, mejora la musculatura, reduce el estrés, mejora el descanso aportando una amplia sensación de bienestar y proporciona energía y vitalidad.

Tai-chi: su origen. Efectos

El Tai-Chi, originariamente tai-chi-chuan, se puede traducir por el “camino supremo del puño” aunque es muy conocido por “la medicina en movimiento”. Inicialmente se creó como un arte marcial, pero actualmente se concibe como un ejercicio con el que mejorar el estado de salud físico y mental.

Se basa en una sucesión de movimientos circulares, lentos y armoniosos, que se coordinan con la respiración. Se conoce en Oriente desde hace siglos, sobre todo China, Japón y Corea, donde se practica a cualquier hora y al aire libre, por gentes de todas las edades.

Hay varias escuelas o estilos, siendo los más conocidos en nuestra cultura, el Yang, Chen y Wu, regidos por unos principios comunes basados en la relajación, movimiento y armonía, continuidad y coordinación, así como la respiración. Ésta, diafragmática, ayuda a la relajación corporal y mental, y con ello se alcanza la armonía necesaria. Todas estas acciones producen un masaje reflejo sobre los órganos digestivos y aumentan la capacidad pulmonar, así como la circulación sanguínea.

Casi todos los ejercicios se realizan de pie, con la participación de manos, dedos, brazos, piernas, espalda y cabeza.

El Tai-chi no necesita una resistencia física especial, pero sí necesita de paciencia y tesón. Al actuar sobre el sistema nervioso, la relajación física y mental, así como la flexibilidad corporal conseguida, se agradecen enormemente. Más allá de unos simples ejercicios físicos, el Tai-chi logra mantener un control sobre la salud mental y espiritual. Incluso a las mujeres embarazadas les puede ayudar para la relajación y concentración, tan necesaria para el momento del parto.

Reiki: historia. En qué consiste

La práctica del Reiki se remonta a siglos atrás, pero es a finales del siglo XIX, con el monje cristiano Mikao Usui, cuando empieza su historia. Este monje redescubrió el Reiki tras una larga investigación, y ha sido transmitido hasta nuestros días.

Reiki es la capacidad de cada persona de convertir su cuerpo en un canal de energía universal curativa. Reiki es un término japonés compuesto por dos palabras, rei o “lado universal de la energía” y ki, o “energía biomagnética del aura humana”.

Todo ello se basa en la idea de que los seres vivos irradian calor y energía y que, mediante el Reiki, se reencuentran la energía universal y la energía propia de cada persona, restableciéndose el equilibrio energético del organismo.

Actúa sobre los chakras o centros energéticos, cuya función es acumular, transformar y transmitir energía a los órganos. Los principales chakras se localizan desde la base de la columna a la parte superior de la cabeza, y desde ellos se distribuye la energía.

En las sesiones de Reiki, el terapeuta, mediante sus manos, dirige la energía haciendo de papel intermediario entre el individuo tratado y el “cosmos” o universo, que entrega esta energía ilimitadamente.

La imposición de manos a otras personas se realiza en cuatro fases, correspondientes a distintas áreas anatómicas, desde el corazón a la columna vertebral. Mediante el acto de imposición de manos sobre el cuerpo humano se alivia el dolor, transmitiéndose tranquilidad y curación.

Sus aplicaciones son muy diversas, desde la mejora de problemas físicos como alergias, problemas artrósicos, circulatorios, dolores, etc., a problemas psicológicos, como adicciones, depresiones, estrés… recuperando el estado natural de bienestar. Sus límites de aplicación dependen realmente de la propia creatividad del individuo.

Chi kung (o qi-cong): historia, descripción y beneficios

Chi Kung o Qi Gong, vocablos de origen chino, significan el "trabajo de la energía", en referencia a la energía vital que mantiene al ser humano, vivo y saludable. El Chi Kung es un método de ejercicio basado en un conjunto de movimientos corporales, ayudados por la respiración, que se parecen enormemente a un ejercicio de meditación, con el que se supone, se produce un aumento de la energía vital que nos conduce a encontrarnos más alegres y vitales.

En China se utiliza desde hace muchos siglos como práctica preventiva, por gentes de todas las edades, e incluso se aplica en los hospitales, como forma de terapia adyuvante en los tratamientos médicos tradicionales.

Los ejercicios son de varios tipos (Shi ba shi, o Dayan chi kun, son un ejemplo de denominación), imitando por ejemplo, situaciones de la naturaleza dirigidas a las articulaciones para descargar las emociones negativas y aumentar el flujo de energía de cada órgano restableciendo así el equilibrio o, imitando a los cisnes, donde se alternan movimiento y quietud, estando especialmente indicado en personas mayores.

Su práctica mejora la función renal, huesos y articulaciones, aumentando la flexibilidad corporal, disminuye la tensión arterial, alivia el insomnio, y mejora nuestro sistema inmunológico, entre otros.

El método Pilates: introducción y definición. A quién se dirige.

El método Pilates fue desarrollado en Nueva York por Joseph Pilates, durante la década de 1920, como un programa de rehabilitación. Ha obtenido una gran divulgación, principalmente en Estados Unidos y el Reino Unido, a partir de los años ochenta y noventa.

Se trata de una completa educación corporal, donde se trabaja el cuerpo como un todo, haciendo actuar a toda la musculatura, y haciendo intervenir a cuerpo y mente en conjunción.

Está basado en ejercicios lentos, controlados, realizados con máquinas específicas bajo supervisión para buscar la precisión de los ejercicios realizados con pocas repeticiones. La respiración, la concentración, el control y la alineación constituyen los otros conceptos claves del método.

El método Pilates refuerza la musculatura, intentando alcanzar un equilibrio muscular que aumenta, finalmente, el control, la fuerza y la flexibilidad, respetando la espalda y las articulaciones.

Es interesante para aquellas personas que no han realizado actividad física y buscan un medio para introducirse, así como para los que buscan un elevado nivel de perfeccionamiento, como deportistas de élite o artistas escénicos (ballet, circo, etc.).

Dr. Sergio García Vicente, Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria