22 ABRIL 2010

Ardor de estómago

Última revisión: 2010-04-22 por Dr. Juan José Sebastián Domingo

¿Qué es el ardor de estómago?

El ardor de estómago se produce cuando el contenido ácido de éste asciende por el esófago hasta la garganta. También se conoce como reflujo ácido del estómago. La mayoría de las personas lo padecen en algún momento de su vida, en forma de ardor o regurgitación ácida.

¿Cuáles son las causas del ardor de estómago?

El ardor de estómago aparece habitualmente después de ingerir una comida copiosa o de haber bebido mucho alcohol. Algunas personas lo tienen cuando se inclinan o se acuestan. Su frecuencia varía de una persona a otra. La mayoría de las personas lo tienen muy raramente; sin embargo, en otras personas, los episodios de ardor de estómago o de regurgitación ácida pueden aparecer diaria o semanalmente.

Artículos relacionados

Consulte nuestra sección 'Aparato digestivo' y encontrará numerosos artículos relacionados con la digestión y el ardor. Le sugerimos:

Consultas al médico

En la sección 'Pregunte al médico' encontrará igualmente numerosas consultas efectuadas por nuestros usuarios.

¿Es peligroso el ardor de estómago?

El ardor de estómago es molesto y puede ser perjudicial para la salud de quien lo sufre. En ocasiones, la persistencia del ardor de estómago puede ocasionar esofagitis o inflamación de la mucosa del esófago.

En el peor de los casos, la esofagitis puede complicarse con la aparición de úlceras, que pueden llegar a sangrar, o con una anemia crónica. A veces, la esofagitis por reflujo se complica también con una estenosis (estrechamiento) del esófago, por las cicatrices que aparecen al curar las úlceras.

Este estrechamiento del esófago puede impedir el tragar. Esta situación es grave y hace necesarios un estudio y un tratamiento inmediatos.

¿Cómo va a parar a la garganta el ácido del estómago?

El esófago tiene un esfínter (anillo muscular) en su parte inferior, antes de su inserción en el estómago. El diafragma, que es el principal músculo de la respiración, y que separa los pulmones del estómago y demás vísceras abdominales, mantiene ese esfínter en su sitio y el sistema funciona como una válvula de sentido único. Así, en condiciones normales permite la entrada de los alimentos en el estómago, pero no la salida.

Si esta válvula de sentido único no funciona adecuadamente, el ácido del estómago podrá pasar del estómago al esófago. Esta tendencia aumenta cuando el estómago contiene grandes cantidades de alimento o de líquido, especialmente grasa o alcohol, o cuando algo está presionando al estómago.

Hernia de hiato

Es un trastorno en el que la parte superior del estómago se introduce a través de un orificio del diafragma (llamado hiato). Entonces, las fibras musculares del esfínter no pueden hacer presión sobre la zona inferior del esófago. Como resultado, esa parte del esófago queda abierta, cuando debería estar cerrada.

Obesidad

En las personas que tienen sobrepeso, y en mayor medida las que padecen obesidad, la grasa de la cavidad abdominal ejerce una mayor presión sobre el estómago. Ello aumenta la presión dentro del estómago y su contenido se ve empujado hacia el esófago. La pérdida de peso reduce el riesgo de reflujo ácido del estómago.

Embarazo

El útero (matriz), aumentado de tamaño durante el embarazo, comprime el estómago. Ello aumenta su presión interior, igual que ocurre en las personas con sobrepeso. Los cambios del equilibrio hormonal que tienen lugar durante el embarazo determinan la relajación del esfínter del esófago.

Comidas

El riesgo de reflujo ácido aumenta cuando el estómago está lleno de alimentos, sobre todo si la comida ha sido copiosa (y especialmente grasa). Entonces, los alimentos permanecen durante mucho más tiempo en el estómago antes de pasar al intestino. Si la persona evita comer más de lo necesario, el riesgo de reflujo ácido se reduce.

Alimentos

El chocolate, la menta, el tomate frito, el café y el alcohol relajan el esfínter del esófago.

Tabaco

El tabaco dificulta y reduce la función del esfínter.

Estreñimiento

El estreñimiento aumenta el riesgo de reflujo ácido, ya que los pacientes estreñidos tienen una presión abdominal más elevada y, con ello, una mayor presión dentro del estómago.

Acostarse

Si la persona se acuesta, la posibilidad de reflujo ácido aumenta debido a la fuerza de gravedad. Esto se puede evitar, hasta cierto punto, utilizando una almohada adicional o poniendo un par de libros o tacos debajo de las patas de la cabecera de la cama.

¿Qué condiciones aumentan el ardor de estómago?

En muchas ocasiones se desconocen los motivos por los que aumenta el ardor de estómago. En otros casos, puede contribuir alguna de las siguientes condiciones:

¿Qué puede servir de ayuda?

Los siguientes factores aumentan el riesgo de reflujo ácido:

  • Obesidad. Intente perder algunos kilos si tiene sobrepeso.
  • Evite las comidas copiosas y/o grasas, y procure no acostarse justo después de comer.
  • Intente tomar menos café y menos alimentos problemáticos.
  • Evite beber alcohol en exceso.
  • Deje de fumar.
  • Si tiene síntomas nocturnos, puede ponerse una almohada adicional o colocar un par de libros bajo las patas del lado de la cabecera de la cama, como se ha indicado.
  • Si el ardor de estómago o las regurgitaciones ácidas son poco frecuentes (menos de cinco veces al mes) puede tomar antiácidos, o similares, adquiribles en la farmacia sin receta médica.
¿Cuándo debería consultar al médico?

Si el ardor de estómago o la regurgitación ácida se producen a menudo, o los síntomas son muy molestos, se debe consultar al médico. El médico decidirá si es preciso o no algún otro estudio, o un medicamento más eficaz.

Dr. Ove Schaffalitzky de Muckadell, especialista en Medicina Interna

Ipad



Horóscopo

HELLO! TV

HELLO! TV

No te pierdas los mejores videos en HELLO! TV Online