20 ABRIL 2010

Conjuntivitis alérgicas e irritativas

Última revisión: 2010-04-20 por Dr. Ignacio Jáuregui Presa

¿Qué es la conjuntivitis alérgica?

La conjuntivitis alérgica es una inflamación de la conjuntiva -la membrana mucosa que cubre el ojo y el interior de los párpados- debida a una reacción alérgica de dicha membrana ante un agente externo llamado antígeno o alergeno. Habitualmente, afecta a los dos ojos al mismo tiempo. Según la naturaleza del antígeno causal, la conjuntivitis alérgica puede ser estacional (sólo en algunos meses del año) o perenne (durante todo el año). La conjuntivitis alérgica representa la cuarta parte de las conjuntivitis, y el 2,5% de los motivos de consulta en alergología.

¿Qué es la conjuntivitis irritativa?

La conjuntivitis irritativa es una reacción exagerada de la conjuntiva a un agente externo normalmente irritante (humos, vapores, emanaciones, etc.). Por otra parte, algunos de estos irritantes pueden agravar los síntomas de una conjuntivitis alérgica.

¿Qué le da alergia?

Si no está seguro, vea aquí cómo averiguarlo.

De interés

Le sugerimos la visita a nuestra sección 'Asma y alergia' así como la lectura de algunos artículos relacionados:

¿Cuál es la causa de las conjuntivitis alérgicas?

La conjuntivitis alérgica es frecuente en las personas que presentan otras enfermedades alérgicas, como rinitis, asma bronquial o eczemas. Se debe a una reacción alérgica de la conjuntiva a un agente externo llamado antígeno o alergeno.

Los alergenos que más a menudo causan conjuntivitis en nuestro medio son los pólenes (de la hierba, de ciertos árboles como el olivo, de ciertas malezas como la parietaria, etc), los ácaros del polvo doméstico y los epitelios de animales domésticos. Algunos productos de belleza también pueden causar conjuntivitis, a menudo asociada a hinchazón de párpados (o blefaritis).

¿Cuál es la causa de las conjuntivitis irritativa?

La conjuntivitis irritativa se produce en personas muy sensibles a los productos químicos utilizados en piscinas, o expuestas a humos, vapores o emanaciones.

¿Cuáles son los síntomas de la conjuntivitis alérgica?

La conjuntivitis alérgica estacional o perenne afecta habitualmente a los dos ojos. Los síntomas y signos más frecuentes incluyen enrojecimiento del ojo, picor, lagrimeo intermitente, fotofobia (imposibilidad de mirar a la luz) y sensación de cuerpo extraño (arena). Frecuentemente, se asocian síntomas de rinitis alérgica, como estornudos y destilación nasal, y con menos frecuencia, síntomas de asma (tos, dificultad para respirar, silbidos en el pecho).

La conjuntivitis alérgica estacional suele producirse por alergia a pólenes, en las estaciones de floración. Los pólenes alergénicos más importantes en España (gramíneas, olivo) se dan entre abril y junio. En la España mediterránea también es importante la parietaria, que prolonga su polinización hasta septiembre. La conjuntivitis alérgica perenne ocurre indistintamente en cualquier época del año.

¿Cuáles son los síntomas de la conjuntivitis irritativa?

La conjuntivitis irritativa se manifiesta por molestias oculares como picor o escozor, con enrojecimiento ocular moderado en presencia de algún producto irritante (humo de tabaco, cloro de piscinas, etc), y se resuelve espontáneamente fuera de estos ambientes particulares.

Conjuntivitis alérgica

Se diagnostica habitualmente de acuerdo a los antecedentes de alergia, los síntomas y signos descritos, y el examen de los ojos. Cuando los síntomas son muy recurrentes o crónicos, puede ser necesario acudir a la consulta de un oftalmólogo y/o un alergólogo, quien determinará la causa y el tratamiento más adecuado para la conjuntivitis en función de análisis, pruebas cutáneas, etc.

Conjuntivitis irritativa

Se diagnostica habitualmente de acuerdo a los síntomas y signos descritos, y el examen de los ojos. Si la conjuntivitis es muy importante, puede ser necesaria la valoración por un oftalmólogo, para determinar la causa predisponente (alteraciones de la vista o de los músculos oculares).

¿Cómo se diagnostican la conjuntivitis alérgica e irritativa? Conjuntivitis alérgica

Se trata habitualmente con una combinación de colirios antihistamínicos y/o colirios antiinflamatorios, a base de sustancias que previenen la reacción alérgica conjuntival, como el cromoglicato disódico; este tratamiento requiere varias semanas para obtener resultados. En ciertos casos, se pueden utilizar colirios de corticoides, siempre bajo la supervisión del especialista. En otros casos, puede ser necesario emplear antihistamínicos en comprimidos o tratamientos hiposensibilizantes (inmunoterapia).

En cualquier caso, lo esencial es identificar el alergeno y si es posible, eliminarlo o atenuar su impacto sobre el enfermo.

Conjuntivitis irritativa

Se trata, cuando es necesario, con un colirio vasoconstrictor o antiinflamatorio suave.

¿Cómo se tratan la conjuntivitis alérgica e irritativa? Conjuntivitis alérgica

Evitar las circunstancias en las que se produce la alergia, como salidas al campo o viajar en coche con las ventanillas abiertas. Es aconsejable utilizar gafas para montar en bicicleta o en moto y evitar la exposición a ambientes con polvo y a animales domésticos o a agentes irritantes que agraven los síntomas (humos, cloro de piscinas, etc). Si es portador de lentillas de contacto, es conveniente quitárselas durante los periodos de conjuntivitis. En algunos casos en los que el alergeno no se puede evitar, puede estar indicado un tratamiento hiposensibilizante (inmunoterapia).

Conjuntivitis irritativa

Evitar igualmente las circunstancias que la producen. Utilizar gafas protectoras en las piscinas, etc.

¿Qué se puede hacer para evitar las conjuntivitis? ¿Cómo evoluciona la conjuntivitis habitualmente ?

Algunas conjuntivitis alérgicas de los niños se resuelven espontáneamente en la pubertad, sin embargo las conjuntivitis alérgicas del adulto se reproducen de forma más o menos regular, en función del tipo de alergia.

Dr. Michel Maille, especialista en Oftalmología

Ipad



Horóscopo

HELLO! TV

HELLO! TV

No te pierdas los mejores videos en HELLO! TV Online