13 ABRIL 2010

Ecografías

Mujer tumbada sometiéndose a una ecografía

Última revisión: 2010-04-13 por Dr. Juan de Dios García-Díaz

¿Qué son las ecografías?

Una ecografía es una imagen de los órganos internos construida por ondas de ultrasonidos. Estas imágenes se originan por medio de un aparato, que aplicado sobre la piel, dirige las ondas de ultrasonido en profundidad y capta las ondas de rebote sobre los órganos, analizándolas posteriormente y construyendo una imagen de dichos órganos. Es el modo ideal de evaluar el estado fetal en una gestación y por ello se usan tanto en embarazadas.

¿Para qué sirven las ecografías?

Las ecografías se utilizan para diagnosticar y ver la evolución de alteraciones en muchas partes del cuerpo, como los riñones, el hígado y el corazón. Es muy frecuente su uso para examinar los órganos internos de la mujer: útero, trompas de Falopio y ovarios, sobre todo si se halla embarazada. La ecografía no tiene ningún riesgo de efectos secundarios, por ello se puede utilizar también durante el embarazo, sin temor a que pueda dañar al feto u órganos internos de la paciente.

Artículos relacionados
  • Ecografía de las 20 semanas
  • Ecografías en el embarazo (general)
Más pruebas diagnósticas

En nuestra sección 'Pruebas diagnósticas'.

¿Cómo se realiza una ecografía?

El médico maneja una especie de bolígrafo grueso, llamado transductor, que mueve por la piel de la zona que se quiere examinar. Previamente habrá extendido sobre la piel un gel que facilita la transmisión. A través de esta pieza se emiten las ondas de sonido y, después de reflejarse en los tejidos y órganos profundos, es también a través de esa misma pieza por la que se recogen para pasar a ser así analizadas en un pequeño ordenador. Finalmente, se transforman en imágenes, que aparecen en una pantalla de televisión y pueden ser copiadas en papel o película de radiografía.

El paciente suele estar acostado en una camilla y se le suele decir que vaya cambiando de posición durante la prueba. En las ecografías ginecológicas suele ser importante que la vejiga esté llena, es decir, aguantando el deseo de orinar, porque al médico le sirve como imagen de referencia con la que orientarse respecto a las imágenes que capta del resto de los órganos abdominales.

En algunas ocasiones el médico debe introducir ese transductor en las cavidades del cuerpo para ver mejor algunos órganos. Por ejemplo, en la vagina durante las ecografías ginecológicas transvaginales, en el recto para ver la próstata (ecografía transrectal) o en el esófago, a través de la boca, para ver el corazón (transesofágica).

¿Produce molestias la realización de una ecografía?

Las ecografías no producen ningún peligro o dolor, salvo la ligera sensación de frío cuando se aplica el gel o las pequeñas molestias en el caso de tener que introducir la pieza en las cavidades antes comentadas. Además, pueden repetirse las veces que sea necesario.

¿Dónde se hacen las ecografías?

Habitualmente, se realizan en los departamentos de radiología del hospital o de un consultorio, tras ser solicitada por el médico de cabecera o un especialista. Sin embargo, debido a su sencillez, en el futuro puede que sea realizada por el mismo médico que atiende al paciente.

Christel Bech, enfermera; Dr. Carl J. Brandt, Director Médico Internacional y Cofundador de NetDoctor; Dra. Sarah Burnett, especialista en Radiodiagnóstico; Dr. Philip Owen, especialista en Obstetricia y Ginecología; Dr. John Pillinger, médico general

Noticias relacionadas