09 ABRIL 2010

Pitiriasis versicolor

Última revisión: 2010-04-09 por Dr. Daniel Candelas Prieto

¿Qué es la pitiriasis versicolor?

Es una infección cutánea superficial (sólo afecta a la capa más superficial de la piel), crónica, causada por un hongo parásito habitual de la piel normal, denominado Malassezia furfur. El hongo Pityrosporum orbiculare se aísla desde la pubertad en la piel normal, sin enfermedad en un 90% de la población. En algunas personas provoca la enfermedad, siendo ésta inofensiva, pero con una alteración estética importante.

Es poco o nada contagiosa, ya que además del hongo, son imprescindibles ciertas condiciones especiales para que se produzca la enfermedad como: humedad o sudoración, embarazo, tratamientos con corticoides, predisposición genética, diabetes, disminución de la inmunidad, etc. Debido a estos factores, el Pityrosporum orbiculare se transforma en una forma diferente, capaz de producir la enfermedad, denominándose entonces hongo Malassezia furfur.

Para su crecimiento necesita ácidos grasos, por lo que se suele localizar en zonas de piel seborreica: zonas altas del pecho y de la espalda, el cuello y los hombros.

¿A quién afecta?

Es una enfermedad muy frecuente en los meses de verano y otoño, de difusión mundial, aunque mucho más frecuente en climas húmedos y tropicales. Predomina en adultos y jóvenes de 15 a 35 años de edad, sin predilección clara por uno u otro sexo. La transpiración abundante y la elevada producción de sebo facilitan que el hongo penetre en la piel.

Artículos relacionados

Vea nuestras secciones 'La piel', 'Enfermedades infecciosas' y 'Asma y alergia'

¿Cuáles son los síntomas?

Suele localizarse en la parte superior del pecho y de la espalda, cuello y hombros, aunque puede aparecer en cualquier parte del cuerpo. En esas zonas aparecen manchas más claras o más oscuras que el resto de la piel normal, con una descamación leve. Se inician como manchas rojizas o marronáceas, que posteriormente se hacen más claras. Las manchas pueden estar aisladas o confluir, formando grandes placas que parecen mapas. Al rascar las lesiones, aparece una descamación típica muy fina. Este hecho se conoce con el nombre de signo de la uñada.

La principal molestia suele ser la alteración estética, pero el picor relacionado puede ser intenso, en especial durante los meses de verano, cuando la sudoración es abundante. En presencia de ciertos factores (calor, humedad, etc.), puede haber crecimiento excesivo del microorganismo en el folículo piloso produciéndose una inflamación y originando lesiones similares al acné, que producen picor. Esta afección se denomina foliculitis por Pityrosporum, y su tratamiento es similar al de la pitiriasis versicolor.

¿Cómo se diagnostica?
  • El diagnóstico se realiza basándose en las características típicas de las lesiones.
  • La iluminación con luz ultravioleta (luz de Wood) muestra una fluorescencia rosada o amarillenta en las lesiones.
  • En algunas ocasiones, puede ser necesario confirmar la presencia del hongo. Esto se realiza mediante el examen directo de las escamas al microscopio, tras teñirlas previamente.
  • Existen diferentes enfermedades que pueden imitar las lesiones de la pitiriasis versicolor: vitíligo, tiñas (de los pies, del pies, del cuerpo o inguinal), pitiriasis rosada, pitiriasis alba, etc. En general, la descamación fina y el examen microscópico característico permiten la diferenciación con estas enfermedades.
Tratamientos tópicos (aplicados directamente sobre las lesiones)
  • Derivados imidazólicos (clotrimazol, ketoconazol, bifonazol, sertaconazol)
  • Ciclopiroxolamina
  • Alilaminas (naftifina, terbinafina).
Tratamientos oral (se utilizan generalmente cuando afectan a grandes áreas)

Derivados azólicos (itraconazol, ketoconazol).

¿Cuál es el tratamiento?

Se dispone de muchos tratamientos para la pitiriasis versicolor, lo que refleja que ninguno de ellos la cura en realidad. A pesar de realizar el tratamiento correctamente, son frecuentes las recaídas. También es necesario saber que las manchas más claras pueden persistir durante cierto tiempo después de finalizar el tratamiento (varios meses), sin que sea necesario iniciarlo de nuevo.

Entre los tratamientos más utilizados tenemos:

Independientemente del tratamiento, cabe esperar recurrencias, por lo que algunos médicos recomiendan realizar tratamientos preventivos, que varían según el tiempo y modo de aplicación.

Dr. Flemming Andersen, especialista en Dermatología; Dra. Ulla Søderberg, especialista en Dermatología; Dr. John Pillinger, médico general

Ipad



Horóscopo

HELLO! TV

HELLO! TV

No te pierdas los mejores videos en HELLO! TV Online