05 ABRIL 2010

Cáncer de laringe

Última revisión: 2010-04-05 por Dr. Miguel Ángel López González

¿Qué es un cáncer de laringe?

Es un tumor maligno que afecta a las cuerdas vocales y a las estructuras vecinas. Las cuerdas vocales son dos estructuras que se encuentran en la laringe -en la zona del cuello donde está la nuez- que forman parte del órgano de la voz. Las cuerdas vocales se juntan, y al pasar el aire que sale fuera de los pulmones entre ellas, se produce una vibración y se emite la voz.

¿Quién puede padecer un cáncer de laringe?

El cáncer de laringe es relativamente frecuente. Representa alrededor de un tercio de los tumores malignos de la cabeza y cuello. Suele afectar mucho más al hombre que a la mujer en una época que va desde la quinta hasta la octava década de la vida. Se relaciona con un consumo importante y continuado de cigarrillos y de bebidas alcohólicas. Hoy en día, va creciendo el número de casos en la mujer, aunque siempre en menor proporción en relación con el hombre. Esto es debido al cambio de los hábitos en las mujeres, como el consumo de cigarrillos, de alcohol y el trabajo en ambientes altamente contaminados. Rara vez se presenta en personas que nunca han fumado.

Artículos relacionados

En nuestra sección 'El cáncer' encontrará artículos de interés:

Consultas al médico

Vea en la sección 'Pregunte al médico' consultas de nuestros usuarios

Otros artículos de interés
Factores internos
  • Los antecedentes familiares de cáncer.
  • El mantenimiento de una inflamación de tipo crónico, que lleva a la laringitis crónica, como las enfermedades infecciosas de vías respiratorias altas y bajas; el abuso y el mal uso de la voz de manera continuada; los ardores de estómago continuados y sin tratar.
  • El estado en que se encuentre el sistema de defensas del organismo.
Factores externos

Estos factores inciden en la mucosa de la laringe, produciendo unas lesiones precancerosas que se transformarán en cáncer de laringe, si estos mismos factores continúan presentes. Las lesiones precancerosas se presentan sobre todo en la cuarta y quinta décadas de la vida.

  • La polución o contaminación del medio ambiente: como algunos ambientes profesionales de industrias muy contaminantes (polvo de madera, productos químicos, carbón, polvo de piedra, mármol), o la vida en ciudades con altos índices de contaminación, debidos a los humos de los automóviles.
  • El tabaco: España tiene el triste récord en cuanto al aumento del consumo de tabaco en Europa, y ocupa el sexto lugar en el mundo en consumo de cigarrillos. Las propiedades cancerígenas del tabaco se deben a los alquitranes que contiene y a las altas temperaturas de éstos durante el consumo de cigarrillos. Hay una relación directa entre el número de cigarrillos que se fuma y el grado de lesiones que se producen en la mucosa de la laringe. Si se deja el tabaco a tiempo, las lesiones precancerosas son reversibles, llegando incluso a desaparecer. El paso de lesiones precancerosas a cáncer es mucho más frecuente en fumadores.
  • El alcohol: las personas que beben de forma habitual y en cantidades considerables pueden tener igualmente lesiones precancerosas y cáncer, en relación con la cantidad ingerida de alcohol.
  • Las radiaciones ionizantes: sufridas por el paciente, debido a enfermedades que fueron tratadas con radioterapia.
  • Infecciones por virus: sobretodo las producidas por el virus del papiloma.
  • La tuberculosis y la sífilis de la laringe.
¿Cómo se produce un cáncer de laringe?

Como cualquier otro tipo de tumor maligno, la causa primera no es muy bien conocida. Sin embargo, se sabe que hay varios factores que están relacionados con su aparición. Los factores que predisponen a padecer lesiones precancerosas y cáncer son de dos clases: los factores internos y los factores externos.

Los cánceres situados por encima de las cuerdas vocales

Son los más frecuentes, correspondiendo a más de la mitad de los casos. Sus síntomas son tardíos. Comienzan con una sensación rara en la garganta y muy mal definida, que se parece a una faringitis, con sensación de tener un cuerpo extraño en la garganta, picores, tos irritativa, alguna pequeña molestia al tragar o pinchazos. Cuando afecta a las cuerdas vocales, es cuando se presenta la ronquera (disfonía) al hablar, y si continúa su expansión hacia la parte superior de la garganta se produce dificultad para tragar (odinofagia). Incluso antes de que se produzca la ronquera, puede darse el caso de que se presente dificultad para respirar (disnea). La difusión o metástasis de este tipo de cáncer es muy precoz, pudiendo aparecer un ganglio en la parte lateral del cuello como primer síntoma llamativo. Este ganglio suele ser duro y no doloroso

Los cánceres situados en las propias cuerdas vocales

Representan algo menos de la mitad de los cánceres de laringe. El primer síntoma es la ronquera, que es un síntoma muy llamativo, por lo que el paciente acude pronto al médico y se hace un diagnóstico muy precoz. Esta ronquera a veces pasa desapercibida, porque el paciente viene sufriendo una laringitis crónica, que también produce ronquera. La ronquera es persistente y va aumentando en intensidad. Ningún tratamiento para la inflamación de la laringe la mejora. La dificultad para respirar aparece muy tarde y las metástasis a los ganglios del cuello, también.

Los cánceres situados por debajo de las cuerdas vocales

Son poco frecuentes. Suelen tener un período sin síntomas, mientras se van desarrollando. Los síntomas comienzan con ronquera y dificultad respiratoria, y se diagnostican tardíamente. Las metástasis son precoces, no sólo a los ganglios del cuello, sino que llegan hasta los ganglios de la parte anterior de la tráquea.

Los cánceres que afectan a más de una de estas regiones

Tienen un crecimiento rápido y sus metástasis son frecuentes y precoces. Estos cánceres son los que dan menos síntomas, y cuando aparecen, lo hacen en etapas muy tardías y muy evolucionados. La ronquera, la dificultad respiratoria y los ganglios, son muy llamativos en estas etapas tardías.

¿Cuáles son los síntomas del cáncer de laringe?

Los síntomas del cáncer de laringe dependen de la localización del tumor. Puede estar situado por encima de las cuerdas vocales (supraglótico), en las propias cuerdas vocales (glótico), por debajo de las cuerdas vocales (subglótico), y puede afectar a diferentes partes de la laringe (transglótico).

¿Cómo se hace el diagnóstico?

Para comprobar y definir esta enfermedad es necesario ver las cuerdas vocales y su entorno. Para ello, se utiliza el espejillo de laringe (laringoscopia indirecta), o una pequeña cámara con una luz potente, montada en un instrumento flexible (fibroscopia), o rígido (telescopia).

Todas estas técnicas se realizan en la consulta, sin especiales molestias para el paciente. Pueden verse tres tipos fundamentales de lesiones:

  • El examen mediante el espejillo de laringe permite ver las cuerdas vocales y todo el interior de la garganta. Esta técnica fue desarrollada en el siglo XIX de una manera sencilla y práctica por D. Manuel García, sevillano, profesor de canto. Consiste en sujetar la lengua del paciente con una gasa, y colocar el espejillo de laringe sobre la parte posterior de la garganta. El espejillo de laringe se calienta previamente a la misma temperatura que el cuerpo, para evitar que se empañe y no pueda verse la imagen.
  • En la fibroscopia, normalmente se introduce por la nariz un instrumento flexible, que mide unos milímetros de diámetro y es suficientemente largo como para llegar a las cuerdas vocales. Se puede conectar a un vídeo, para grabarlo y verlo en un monitor.
  • En la telescopia se introduce el instrumento, que es rígido, por la boca, sujetando la lengua con una gasa. Igual que en el caso anterior, se puede conectar a un video y a un monitor.
¿Qué pronóstico tiene el cáncer de laringe?

Comparado con otros tipos de cánceres, el de laringe es relativamente bueno, sobre todo si se diagnostica en una fase precoz. Cuando hay metástasis, el pronóstico empeora. También empeora cuando las cuerdas vocales están inmóviles, debido a la afectación por el cáncer. El más favorable es el cáncer de las propias cuerdas vocales, ya que se diagnostica pronto, porque produce ronquera muy precozmente y porque las metástasis son muy tardías. Las metástasis a distancia en el cáncer de laringe a otros lugares del organismo son también muy tardías.

¿Cómo se trata el cáncer de laringe?

El tratamiento del cáncer de laringe es fundamentalmente quirúrgico, aunque el tratamiento con fármacos (quimioterapia), y con radiaciones (radioterapia) también se indica conjuntamente con la cirugía.

Dependiendo de la fase evolutiva en que se haya diagnosticado el cáncer de laringe, así será el tratamiento quirúrgico. En etapas tempranas, se realiza una intervención funcional y conservadora, para preservar la voz. En etapas tardías hay que realizar una extirpación total de la laringe (laringectomía total), con lo que se pierde la voz natural. En este caso, hay que realizar un orificio en la parte anterior del cuello para respirar (traqueotomía). También hay que extirpar los ganglios de ambos lados del cuello.

Si el tratamiento se ha efectuado a tiempo, la recuperación es total, sin ninguna secuela.

¿Cómo se puede hablar después de la operación?

Cuando se ha extirpado la laringe en su totalidad, también lo han sido las cuerdas vocales, lo que produce la pérdida de voz. Como el organismo tiene tantas capacidades, es posible aprender a hablar con el esófago, de forma fluida y normal. También pueden utilizarse prótesis para hablar, insertándolas en el cuello.

¿Cuándo se tiene que consultar con el médico?

Debe hacerse siempre que se tenga una ronquera que dure más de cuatro semanas, sobre todo si se combina con dolor de garganta, dolor de oídos o dificultad para tragar o respirar.

Dra. Hanne Korsholm, médico general; Dr. Robert Mills, especialista en Otorrinolaringología