16 MARZO 2010

Rinitis alérgica: rinitis polínica (fiebre del heno) y rinitis alérgica perenne

Mujer sonándose

Última revisión: 2010-03-16 por Dr. Valentín de Benito Rica

¿Qué es la rinitis alérgica?

La rinitis alérgica es una reacción alérgica a substancias suspendidas en el aire (alergenos) que ataca a las vías aéreas superiores: nariz, senos paranasales, garganta, y con frecuencia, también a los ojos (rinoconjuntivitis). Puede ser del tipo rinitis polínica (también llamada rinitis alérgica estacional o fiebre del heno) cuando es causada por pólenes; o del tipo rinitis alérgica perenne si es causada por alergenos como ácaros del polvo doméstico y mascotas.

Es la enfermedad alérgica más común: un 15% de la población de los países industrializados padece de rinoconjuntivitis alérgica. Los síntomas normalmente aparecen primero en la infancia o en la juventud, y se alivian a los 30 ó 40 años.

El nombre de fiebre del heno, de origen antiguo, puede malinterpretarse porque los síntomas no sólo se producen en otoño, cuando se recoge tradicionalmente el heno, y nunca incluye fiebre.

¿Por qué se contrae la rinitis alérgica?

Distintas sustancias microscópicas se introducen en la nariz y hacen que el organismo de la persona alérgica produzca unos anticuerpos especiales que producirán la liberación de histamina y otras substancias. La histamina irrita las vías respiratorias superiores, inflamándolas y produciendo los síntomas típicos de la fiebre del heno. La tendencia a padecer alergias suele ser hereditaria.

  • Polen de hierbas (gramíneas): rinitis alérgica primaveral
  • Polen de árboles: el olivo (centro y sur de España)
  • Polen de malezas: la ortiga parietaria (en el sur) y la artemisa
  • Ácaros del polvo doméstico, especialmente en zonas de costa: rinitis alérgica perenne
  • Mascotas y esporas de hongos de moho.
¿Alérgico al polen?

En los portales sanitarios de las diferentes Comunidades Autónomas podrá encontrar información detallada sobre los niveles diarios de pólenes.

¿Cuáles son los síntomas de la rinitis alérgica?
  • Estornudos frecuentes, nariz congestionada o goteando
  • Ojos llorosos y con picor
  • Picor en paladar y garganta
  • Algunas veces, dificultad para respirar o una sensación de ardor en la garganta
  • Tos.
¿Cuál puede ser la causa de la rinitis alérgica?
  • El tipo de polen al que usted es alérgico, los ácaros del polvo, etc.
  • Predisposición genética asociada a otras enfermedades atópicas, p.ej. eczema, asma.
¿Cómo realiza el diagnóstico el médico?
  • Puede ser suficiente comunicarle al médico cuándo, dónde y cómo se producen los síntomas.
  • Se pueden utilizar pruebas en la piel o pruebas de sangre específicas para confirmar qué tipo de alergia padece.
Buenos consejos
  • Si la fiebre del heno viene causada por el polen, intente mantener las puertas y ventanas cerradas durante la estación de polinización. Sobre todo al ir en coche.
  • Conozca la etapa de polinización del polen al cual es alérgico, consulte los niveles de pólenes facilitados por los servicios de salud de su comunidad.
  • Si padece rinitis alérgica por ácaros del polvo doméstico: cubrir el colchón con funda antialérgica, aspirar y ventilar el dormitorio.
Posibles complicaciones

Los pacientes con rinitis alérgica son más vulnerables a:

  • Otras enfermedades respiratorias alérgicas, como asma.
  • Dificultades en el sueño que pueden dar lugar a fatiga crónica.
  • Otitis, sobre todo en los niños.
Previsiones

Si padece de fiebre del heno, es importante que haga lo posible por evitar las sustancias que provocan la hipersensibilidad. Si no es así, aumentará el riesgo de desarrollar otras enfermedades alérgicas más graves como el asma.

Los síntomas pueden controlarse mediante tratamiento, pero éste no puede eliminar la alergia en sí. Sin embargo, la fiebre del heno suele ser más una molestia que un daño a la salud.

Pastillas

Los antihistamínicos (antagonistas de la alergia) como la cetirizina o loratidina, reducen la reacción alérgica.

Productos nasales

Cromoglicato (antagonista de la célula de la alergia), los antihistamínicos y descongestionantes (aislados o combinados con otros productos).

Corticosteroides (reducen la inflamación), aislados o combinados con otros productos.

Colirios

Cromoglicato, nedocromil, antihistamínicos, por ejemplo levocabastina, aislados o combinados con otros productos. Los corticoesteroides se utilizan únicamente en casos graves.

Las vacunas con alergenos

Las inyecciones de cantidades graduales de agentes causantes de la alergia para crear tolerancia (hiposensibilización) a sustancias causantes de la alergia. Este tratamiento puede evitar que el sistema inmunológico produzca demasiada histamina. Deben administrarse durante un periodo mínimo de tres años y requiere una supervisión por el alergólogo y un cumplimiento estricto.

¿Qué medicamento puedo tomar?

Antes de tomar cualquier medicamento recuerde consultar con su médico o su farmacéutico. Los más habituales son:

La mayoría de las personas con fiebre del heno pueden controlar los síntomas de forma adecuada con un esteroide nasal con o sin un antihistamínico nasal. Dichos medicamentos están a la venta en las farmacias de España.

Dr. Flemming Andersen, especialista en Dermatología; Dr. Brian Lipworth, especialista en Alergología y Medicina Respiratoria

Ipad



Horóscopo

HELLO! TV

HELLO! TV

No te pierdas los mejores videos en HELLO! TV Online