16 MARZO 2010

Cáncer de vagina

Última revisión: 2010-03-16 por Dr. José Luis Monroy Antón

¿Qué es el cáncer de vagina?

El cáncer de vagina es una enfermedad rara. Su incidencia es menor del 2%. Son más frecuentes otros tumores del aparato genital femenino, como el de cérvix uterino o el de endometrio.

La edad más frecuente de presentación suele ser a partir de los 60 años, siendo raro en mujeres menores de 50 años.

No se conocen claramente los factores que predisponen el desarrollo de esta enfermedad.

¿Cuáles son los síntomas?

En realidad no son muy claros. Lo más habitual es presentar sangrados de mayor o menor cantidad por la vagina, en ocasiones, tras mantener relaciones sexuales, o en mujeres menopáusicas, en las que estos sangrados ya no tienen ninguna explicación por la menstruación. Por ello, es conveniente que ante cualquier cambio en el ritmo menstrual, o en caso de sangrar cuando ya se ha retirado la menstruación, la mujer consulte con su ginecólogo. Puede haber, en fases avanzadas de la enfermedad, síntomas como dolores pélvicos, o alteraciones urinarias o rectales.

¿Cómo se diagnostica?

Puede ser diagnosticado en una exploración ginecológica habitual, en estados aún tempranos, usando un espéculo, y por colposcopia. El diagnóstico definitivo lo dará el examen de una biopsia de la zona que el médico sospeche afectada. En la biopsia, se toma una muestra del tejido tumoral, con el fin de estudiarlo con el microscopio. La citología también puede ayudar en los momentos iniciales del diagnóstico. En la citología se hace un raspado de la zona con el objeto de recoger células sueltas. Éstas células se observan luego con el microscopio para comprobar si presentan signos de malignidad.

¿Cuál es el tratamiento del cáncer de vagina?

El tratamiento elegido es la radioterapia. Ésta puede aplicarse de dos formas: externamente a la paciente, con aceleradores lineales -que son aparatos que permiten aplicar una radiación selectiva sobre la zona que interesa eliminar- o con utensilios internos emisores de radiactividad, que se colocan en la vagina de la mujer y que permanecen un tiempo realizando su función. Durante ese tiempo y en sucesivas sesiones, la radiación que va recibiendo el tumor es lo suficientemente grande como para provocar su destrucción progresiva.

La cirugía suele indicarse como alternativa sólo en aquellas situaciones en que se produzca un claro fracaso de la radioterapia, ya que suele ser una intervención complicada técnicamente y en ocasiones, puede resultar muy agresiva para la mujer.

¿Qué pronóstico tiene el cáncer de vagina?

Si el tratamiento logra realizarse de manera temprana, los índices de curación oscilan entre el 20% y el 50%, dependiendo del grado de extensión en que se encuentre el tumor en el momento del tratamiento. En éste, como en todos los cánceres, la posibilidad de curación se ve gradualmente reducida, a medida que el tumor se halle más extendido localmente y/o por el organismo.

Dr. Erik Fangel Poulsen, especialista en Obstetricia y Ginecología; Dr. Philip Owen, especialista en Obstetricia y Ginecología

Ipad



Horóscopo

HELLO! TV

HELLO! TV

No te pierdas los mejores videos en HELLO! TV Online