Última revisión: 2010-03-12 por Dr. Sergio García Vicente

¿Qué importancia tiene dormir?

Dormir es un factor muy importante dentro de nuestras vidas. Cuando dormimos descansamos y nuestro cuerpo puede renovar la energía. Es bastante natural que hablemos de cómo hemos dormido y si nuestros niños han dormido y cuánto.

Dormir también es importante por los sueños. Cuando soñamos, procesamos todos los acontecimientos de la vida diaria. Tener una buena noche de sueño afecta por lo tanto a nuestro bienestar psicológico.

Dormir bien suele ser el resultado de tener buenos hábitos de sueño. La enseñanza de estos hábitos a los hijos es responsabilidad de sus padres. Debemos tener presente que el sueño es la actividad diaria a la que el niño dedica más horas.

¿Cuánto tiempo necesita dormir un niño?

Los hábitos de dormir del niño (si duerme o no y durante cuánto tiempo) afectan a toda la familia. Por esta razón son importantes los buenos hábitos y las reglas sobre la hora de dormir.

El tiempo que necesita dormir cada persona depende de cada uno y este artículo sólo puede servir de guía. Si su hijo es un niño muy activo, que no necesita dormir mucho, puede que no sea un problema. Intentar cambiar los hábitos de dormir del niño según lo que alguien llama "normal" sólo causará problemas.

Saber más

En nuestra sección 'Los niños' encontará otros artículos de interés:

  • Cuidados generales del niño enfermo
  • Dormir ¿boca arriba o boca abajo?
  • Insomnio infantil
¿Sabe de salud infantil?

Averígüelo haciendo nuestro test

¿Cuánto tiempo necesita dormir un recién nacido?

Un recién nacido suele dormir entre 16 y 19 horas al día. Normalmente se despiertan cada dos o tres horas para comer. Dado que se despiertan por hambre, no suelen dormir más de cuatro o cinco horas seguidas. Este es el periodo máximo que deben dormir los recién nacidos para evitar ayunos muy prolongados. Mientras el niño esté normal y sano, todo va bien.

Por otra parte, si el niño tiene necesidades de alimentación especiales (por ejemplo, ha perdido peso o no gana el suficiente) puede tener que despertar al niño cada dos o tres horas para alimentarle. Su pediatra le dirá lo qué tiene que hacer si éste es su caso.

¿Cuánto tiempo necesita dormir un bebé de tres meses?

Un bebé de tres meses suele dormir entre 13 y 15 horas al día. Aproximadamente unas cinco serán de día y el resto por la noche. El bebé puede despertarse una o dos veces cada noche.

Si los padres tienen que alimentar o cambiar al bebé por la noche, deberían hacerlo de manera rápida y silenciosa, con la menor luz posible, sin hablar o jugar con él en esos momentos, evitando que el niño se excite para que pueda volver a dormirse.

Así, cuando el bebé se despierta, hay que intentar que se vuelva a dormir. Si se ha quitado el edredón, vuélvalo a cubrir y acaricie la espalda del bebé suavemente, sólo para tranquilizarle asegurándole que está allí. Esto puede bastar para que el niño vuelva a dormir, deje que pasen unos minutos antes de hacer nada más.

Los padres deben enseñar al niño que no pasa nada excitante por la noche y que hablar y jugar sólo ocurre durante el día. A los bebés no les importa si duermen de noche y están despiertos de día o es al revés. Los padres deben enseñarles qué es lo mejor.

¿Cuánto duerme un niño de entre 6 y 12 meses?

Un niño de entre 6 meses y un año suele dormir entre 12 y 14 horas al día.

Si el niño todavía se despierta por la noche, está bien que los padres dejen pasar cinco minutos antes de intentar que el niño vuelva a dormir. Evidentemente, los padres deben asegurarse de que no le ocurre nada malo al niño. Con el tiempo, los padres aprenderán a reconocer los diferentes llantos del bebé, distinguiendo cuándo tiene hambre, está cansado o le duele algo.

Acaricie la espalda del bebé suavemente y háblele en voz baja para tranquilizarle asegurándole que está allí. A esta edad, el niño puede tener un juguete blando o una manta preferida, que puede abrazar por la noche. Estas cosas familiares harán que se sienta seguro.

¿Cuánto tiempo necesita dormir un niño de entre uno y tres años?

Un niño de entre uno y tres años suele dormir entre 10 y 12 horas al día. Para preparar al niño es una buena idea establecer una rutina antes de ir a la cama pues de este modo él sabrá cuándo es hora de ir a dormir.

¿Cuánto tiempo necesita dormir un niño en edad preescolar?

Un niño en edad preescolar suele dormir entre 10 y 12 horas cada noche. A esta edad, las rutinas para dormir e ir a la cama ya son familiares. Sin embargo, los padres deben estar atentos porque el niño puede tener pesadillas. Si el niño se despierta llorando a causa de una pesadilla, necesita comodidad y seguridad. Los padres deben ir a la habitación del niño, acariciar su espalda suavemente y hablarle en voz baja. No le pregunte sobre el sueño. Normalmente, el niño no está completamente despierto y podría volver a dormirse rápidamente si el padre tan sólo se sienta con él en silencio. Normalmente, el niño no recordará la pesadilla por la mañana.

¿Cuánto tiempo necesita dormir un niño en edad escolar?

A esta edad, el sueño ya es muy semejante al de los adultos, manteniendo las horas de sueño por la noche únicamente, por lo que disminuye el tiempo que pueda dedicar a una siesta y la frecuencia de éstas. Así, un niño en edad escolar suele necesitar unas 10 horas de sueño cada noche. Al decidir la hora de ir a la cama, es importante pensar en la hora que tiene que ir a la escuela el niño por la mañana y cuánto tiempo necesita para prepararse y llegar a la escuela. De este modo, el niño pasará una buena noche de sueño y se sentirá descansado por la mañana. Si no, el niño no rendirá en el colegio y cada mañana será un problema, intentando sacar de la cama a un niño cansado. Los padres deben decidir la hora adecuada para ir a la cama por el bien del niño.

¿Qué es una rutina antes de dormir?

Es importante un periodo de reposo antes de ir a la cama, manteniendo siempre la misma hora para acostarse. La rutina antes de dormir es hacer las mismas cosas, en el mismo orden, a la misma hora cada día, antes de ir a la cama y dormir.

Un ejemplo de rutina:

Tanto para el niño como para el resto de la familia, una rutina de unos 15 o 30 minutos es lo mejor.

  • Deje que el niño se calme jugando juntos a un juego tranquilo
  • Deje que escoja qué pijama o camisón ponerse
  • Escuche música suave
  • Lea o cuéntele un cuento
  • Arrópelo con su manta, osito de peluche o cualquier otra cosa que le haga sentirse seguro.

¿Qué ocurre si mi hijo no duerme tanto como debiera?

Utilice el sentido común. Mire al niño: si parece descansado, sano y se está desarrollando de manera normal, probablemente ya duerme suficiente. ¿Cuánto duermen los demás miembros de la familia?, ¿más de lo normal o menos de lo normal? La mayor o menor necesidad de horas de sueño suele heredarse de los padres.

Hay que indicar que los trastornos del sueño son frecuentes en la niñez, asociándose a miedos, despertares nocturnos, problemas médicos o psiquiátricos y problemas familiares. También hay que valorar las condiciones ambientales que inciden en estas alteraciones: la luz o el ruido, por ejemplo, pues incluso un volumen alto de la televisión o la radio, inducen a problemas de este tipo.

Los trastornos del sueño provocan somnolencia diurna, alteraciones del comportamiento y retraso escolar, con el consiguiente estrés de los padres. Estos problemas pueden continuar incluso en la edad adulta, por lo que es muy conveniente detectarlos y solucionarlos.

Si mi hijo se despierta por la noche, ¿debo dejar que llore hasta que vuelva a dormirse?

No. Un niño que llora, siempre necesita saber que sus padres están allí. El niño necesita seguridad. La presencia de los padres lo hacen menos susceptible al miedo. Acaricie la espalda del niño suavemente, háblele en voz baja con palabras tranquilizadoras y con una actitud tranquila y comprensiva pero firme, y arrópelo de nuevo. Hágalo varias veces si es necesario.

Si un niño llora, los padres deberían asegurarse de que no está enfermo ni tiene fiebre.

Dr. Stuart Crisp, especialista en Pediatría

Más sobre

Regístrate para comentar