12 MARZO 2010

Seguridad para niños en el automóvil

Última revisión: 2010-03-12 por Dr. Alberto Fernández Jaén

La seguridad en el automóvil es algo muy serio

La causa más frecuente de muerte en la infancia son los accidentes de coche. Los niños que no van adecuadamente sujetos con el cinturón de seguridad o aquellos que no van sentados en una silla específica para ellos pueden resultar gravemente heridos e incluso morir en un accidente de coche. El peso relativamente importante de su cabeza los hace especialmente vulnerables si salen despedidos hacia delante.

¿Quién debe ir sujeto en el automóvil?

En realidad, todos los ocupantes del vehículo, según las recientes normas. Y por supuesto, todos los niños, cualquiera sea su edad. Esto es válido tanto para los recién nacidos como para los adolescentes. El conductor del automóvil es la persona responsable de comprobar que todos llevan puesto el cinturón de seguridad.

Si un niño está acostumbrado a ir sujeto en su silla, no protestará al sentarse en la silla para niños de otro automóvil.

Nuevas normas

La entrada en vigor del nuevo carnet por puntos estipula que conducir sin llevar el cinturón de seguridad y 'demás elementos de seguridad' puede suponer la pérdida de 3 puntos. La sillita de los niños es ya obligatoria.

Artículos relacionados
  • El sueño al volante
  • Viajar durante el embarazo
Noticias relacionadas
  • Teléfonos móviles al volante
¿Qué medidas de seguridad se establecen para los bebés?

El bebé debe ir asegurado en el automóvil de la siguiente manera:

  • Se debe usar una silla de niños especialmente diseñada para bebés. Ésta debe colocarse en el asiento del copiloto, mirando hacia el respaldo. Esto sólo será así si el automóvil no dispone de airbag para el copiloto o si se puede desactivar el airbag cuando el niño se siente en este asiento. El asiento delantero debe desplazarse hacia atrás al máximo. Debe dejarse una distancia mínima de 20 cm entre el salpicadero y la silla para evitar lesionar al niño en el caso de una colisión frontal.
  • Si el automóvil dispone de airbag para el copiloto y no se puede desactivar, el niño debe ir sentado en su silla, pero en el asiento trasero del automóvil.
  • Tanto en el asiento delantero como en el trasero, el niño debe ir sujeto con un cinturón de seguridad de tres puntos de anclaje.
  • Recuerde que un bebé no puede permanecer sentado en una silla para niños durante más de 20 ó 30 minutos al día, ya que los músculos de su espalda todavía no se hallan completamente desarrollados. Si el niño no va en coche todos los días puede hacer un viaje largo de forma ocasional, realizando descansos periódicos.
  • Si la cabeza del niño sobrepasa la parte superior del asiento, significa que el asiento es demasiado pequeño para él.
  • También se puede colocar a un bebé en una cuna portátil que vaya sujeta (con asas duras). Asegure la cuna portátil con un cinturón especial del que disponen los automóviles, o con uno de los cinturones de seguridad con tres puntos de anclaje al automóvil. Debe colocarse una red de seguridad por encima de la cuna para evitar que el niño salga disparado fuera de la misma en caso de que se produzca una colisión. La cuna portátil debe colocarse con la cabeza del niño situada hacia el centro del automóvil, para así reducir el riesgo de lesiones en el caso de que el automóvil se vea involucrado en una colisión lateral.
Medidas de seguridad para niños de 9 meses a 5 años

Los niños con un peso de entre 9 y 18 kg pueden sentarse en sillas homologadas para niños y mirando hacia atrás si va en el asiento del copiloto, o mirando hacia atrás o hacia delante si va en el asiento trasero. Es más seguro para el niño sentarse mirando hacia atrás. La silla del niño debe estar sujeta por el cinturón de seguridad con tres puntos de anclaje del automóvil y se deben cumplir de forma precisa las instrucciones de sujeción.

Medidas de seguridad para niños de 3 a 6 años

Los niños de este grupo de edad y con un peso de entre 15 y 25 kg deben ir en el asiento trasero en una silla para niños, homologada, y que vaya sujeta mediante el cinturón de seguridad con tres puntos de anclaje del automóvil.

Llevar un cojín elevador especial para coches puede resultar cómodo para los niños de este grupo de edad, aunque no ofrecerá tanta seguridad para la espalda, el cuello y la cabeza del niño como una silla para niños. Estos cojines para coches también deben ir sujetos con el cinturón de seguridad con tres puntos de anclaje. En cualquier caso es importante comprobar siempre que el niño lleva el cinturón de seguridad fijado de forma correcta. El cinturón diagonal debe cruzar los hombros y el pecho del niño. Si el cinturón cruza sobre el cuello del niño es que el cojín es demasiado pequeño. Puede colocarse un cojinete en la espalda para que el cinturón de seguridad se ajuste mejor al niño.

Medidas de seguridad para niños con una talla superior a 140 cm

Los niños con una altura superior a 140 cm pueden utilizar los cinturones de seguridad habituales del automóvil, pero deben ir sentados en el asiento trasero del coche.

¿Por qué motivo son peligrosos los airbag para los niños?

Los airbag fueron diseñados para proteger a adultos con un peso de unos 75 kg. Los airbag, cuando están inflados, son muy potentes y están situados tan bajos que podrían asfixiar a un niño que estuviera situado por delante del mismo.

Si su hijo es menor de 12 años, nunca debe sentarse en el asiento delantero en el caso de llevar un airbag activado delante de él. Si su hijo es mayor de 12 años y quiere sentarse en el asiento delantero, desplace el asiento hacia atrás al máximo.

Nunca debe colocarse un asiento para niños en el asiento del copiloto si el automóvil dispone de airbag de pasajero. En algunos automóviles el conductor puede desconectar el airbag; aunque debe activarlo de nuevo cuando un adulto utilice el asiento.

¿Qué se considera como una silla segura para niños?

Una silla adecuada para niños debe cumplir los estándares de seguridad. Existen diferentes estándares de seguridad; pero algo común para todos es que la silla no debe haber sido fabricada antes del año 1981, ya que los requisitos de entonces han cambiado respecto a los actuales.

  • El estándar BS es el estándar británico.
  • El estándar E es el estándar europeo de homologación. En éste no existe ningún requisito especial concerniente a la protección de la cabeza del niño.
  • El estándar DS es el estándar danés. Contiene la homologación europea, así como otros requisitos relativos a la protección de la cabeza del niño.
  • El estándar T es el estándar sueco. Es el más difícil de obtener y sólo se concede a las sillas de niños que se colocan mirando hacia atrás.
¿Es suficientemente segura una silla de segunda mano?

Los padres deben comprobar que la silla para niños que utilizan se fabricó después del año 1981 y que cumple los requisitos actuales en materia de seguridad.

  • Asegúrese de que la silla no ha sido objeto de ningún accidente de coche. Examine detalladamente la silla para ver si existen grietas o marcas y compruebe que el cinturón está íntegro.
  • Compre una silla sólo en el caso de que esté homologada por uno de los estándares establecidos de sillas para niños.
¿Qué precauciones en materia de seguridad hay que tomar en un automóvil?

La conducción de un automóvil es una de las actividades con consecuencias más peligrosas que puede realizar una persona. Por lo tanto, es evidente que hay que tomar precauciones especiales al conducir con niños.

Nunca se debe dejar solo a un niño en su silla ya que podría hacerse daño, o al moverse, colocar la cabeza de forma accidental por debajo del cinturón de seguridad, con riesgo de asfixia.

  • Antes de empezar a conducir, compruebe que la silla del niño está adecuadamente sujeta con el cinturón.
  • No coloque nada debajo del niño que va en su silla, ya que éste no estaría protegido por el cinturón en caso de accidente.
  • Si el cinturón le queda demasiado holgado, debe ajustarse para que se adapte bien al cuerpo del niño. Si el niño va muy suelto en la silla, se pueden colocar un par de toallas enrolladas a cada lado del niño. Existe la posibilidad de comprar cojines diseñados especialmente para este fin.
  • Todos los niños pequeños que vayan en un automóvil deben estar asegurados en una silla adecuada para ellos. Todos los niños mayores y los adultos deben llevar puesto el cinturón de seguridad.
  • El conductor no debe arrancar hasta comprobar que todos los ocupantes vayan bien sujetos.
  • Los pasajeros deben ir tranquilos en el automóvil ya que los gritos pueden molestar al conductor y crear un peligro innecesario.
  • Sólo los padres del niño u otros adultos deben desabrochar y abrochar el cinturón de seguridad del niño. Los padres no deben enseñar al niño cómo hacerlo, ya que éste podría soltarse por sí solo el cinturón.
  • Si el niño se desabrocha el cinturón de seguridad, se debe aparcar en un lugar seguro y permanecer allí hasta que el niño vuelva a quedar sujeto correctamente.
  • Si el niño se desabrocha constantemente su cinturón de seguridad, ponga un nuevo cierre que él no pueda soltar.
  • No lleve objetos grandes ni pesados en el asiento trasero ni en la bandeja del automóvil, ya que podrían salir despedidos hacia adelante en una colisión y herir a los pasajeros. Estos objetos deben guardarse en el maletero del coche.

Christel Bech, enfermera; Dr. Stuart Crisp, especialista en Pediatría