12 MARZO 2010

Cómo afectan a la sexualidad algunos trastornos neurológicos

Última revisión: 2010-03-12 por José Ignacio Baile Ayensa

¿Qué son los trastornos neurológicos?

Podemos referirnos a un trastorno neurológico como a una afección del sistema nervioso por deterioro degenerativo, accidente, cáncer u otras causas. En estos trastornos es frecuente que se vea disminuida o anulada la sensibilidad y/o actividad motora de la zona del cuerpo asociada a la parte del sistema nervioso afectada.

Son trastornos neurológicos las lesiones medulares, los accidentes cerebro-vasculares, los tumores del sistema nervioso, la esclerosis múltiple, la esclerosis lateral amiotrófica, las demencias, la enfermedad de Parkinson, etc.

En este artículo vamos a analizar cómo se ve afectada la sexualidad en los trastornos neurológicos en los que hay afectación de la funciones motora (parálisis) o sensitiva (hipoestesia), ya sea por enfermedad cerebral o de la médula espinal.

¿Cómo afectan estos trastornos a la sexualidad?

Algunos trastornos neurológicos pueden alterar de forma muy significativa la conducta sexual, y requerir que se modifiquen patrones de comportamiento para seguir disfrutando de la sexualidad.

Varios de estos trastornos disminuyen la sensibilidad y actividad motora de la parte del cuerpo a la que llega el impulso desde la zona del sistema nervioso afectada por el trastorno, de tal manera que la estimulación sensorial de esa zona puede no ser suficiente estímulo sexual. E incluso, que los órganos genitales no respondan a la excitación.

Gran parte de estas afecciones neurológicas no provocan por si mismas una disminución del deseo sexual.

De interés

En nuestra sección 'Sexualidad' encontrará artículos relacionados:

Esclerosis múltiple y problemas sexuales

La esclerosis múltiple puede hacer difícil lograr el orgasmo, tanto en el hombre como en la mujer. Es posible que los hombres no consigan una erección o eyacular.

Si en la pareja sólo es uno el afectado, la delicadeza, paciencia y apertura a diferentes conductas sexuales pueden hacer que la sexualidad entre ambos siga siendo buena y gratificante.

En los últimos años, el desarrollo de fármacos como la Viagra ha marcado una gran diferencia para los hombres que tienen dificultades al conseguir la erección como consecuencia de la esclerosis múltiple. Aunque no funciona en todos los casos, restaura la potencia sexual en aproximadamente la mitad de los afectados. La Viagra está disponible a través de la Seguridad Social para pacientes con problemas de erección. Existen otros tratamientos que facilitan la erección cuando hay un trastorno neurológico. Si es su caso, consulte en confianza a su médico.

¿Causan las lesiones de la médula espinal problemas sexuales?

Las lesiones de la médula espinal, en función de su gravedad y localización, pueden provocar parálisis motora y reducción de la sensibilidad que pueden afectar a la función sexual.

Los hombres pueden perder la capacidad de lograr una erección. Sin embargo, tres de cada cuatro hombres aún pueden conseguir la erección si son estimulados y algunos pueden incluso tener relaciones sexuales.

¿Es posible que una persona con trastornos neurológicos tenga hijos?

Los hombres con trastornos neurológicos graves pueden tener importantes dificultades con la erección, e incluso imposibilidad de eyacular y, por tanto, tienen un problema si desean tener hijos. Una solución es recurrir a la inseminación artificial, para lo que existen diversos métodos que permiten obtener el esperma del hombre. Un método para la obtención del esperma es la estimulación mecánica del pene o del recto, a través de una especie de vibrador. Si la cantidad y calidad del esperma son adecuadas se podrá realizar una inseminación con éxito.

Existe también un método relativamente nuevo de recoger esperma de los hombres que son totalmente incapaces de lograr una erección. Esto se logra mediante estimulación eléctrica y se denomina eyaculación transelectrorectal o TREE.

Otra opción es la fecundación extra-uterina y la implantación posterior de los embriones. Para ello, actualmente también se está estudiando la posibilidad de utilizar las células precursoras de los espermatozoides para desarrollar la fecundación "in vitro". Estas células se extraen directamente de las gónadas masculinas, los testículos. Al parecer, estas células disponen de toda la carga genética de los espermatozoides y son capaces de fecundar adecuadamente el óvulo.

Por otro lado, las mujeres continúan teniendo una fertilidad normal a pesar de su parálisis. Aún pueden ovular y menstruar, y pueden quedarse embarazadas y dar a luz, aunque la enfermedad o la lesión afecte a su vida de otra manera.

¿Qué problemas tendrán las mujeres con las relaciones sexuales?

Los trastornos neurológicos no causan en las mujeres el mismo tipo de problemas con las relaciones sexuales que en los hombres. La capacidad de las mujeres para lograr el orgasmo puede estar limitada pero muchas mujeres continúan teniendo una vida sexual bastante satisfactoria a pesar de su discapacidad. Con la ayuda de sus parejas, muchas mujeres han encontrado formas de lograr placer y satisfacción mutua.

¿Cómo es posible mantener una vida sexual activa con un trastorno neurológico?

Es bastante comprensible, si los hombres y mujeres tienen afectada su sensibilidad e incluso pueden tener parálisis, que su conducta sexual se vea afectada, e incluso que el llevar mucho tiempo en esa situación haya provocado un problema de deseo sexual inhibido. Pero es importante que las parejas afectadas se enfrenten al problema y se ayuden para mantener su vida sexual.

Repasemos algunas ideas:

  • Recuerde que la ausencia de sensación no quiere decir que exista una ausencia de deseo
  • Los problemas de erección no significan que uno no pueda tener una vida sexual satisfactoria. Existen otras maneras de ser sexualmente activo.
  • Analice con su médico los diferentes problemas fisiológicos que padece y las posibles soluciones médicas (incluyendo las farmacológicas) que puede utilizar.
  • Incluso si la función genital está perdida, aún es posible disfrutar de una relación sexual con una pareja afectuosa, tengan una mente abierta a diferentes opciones sexuales, al juego de los besos, las caricias, el sexo oral, la utilización de objetos de estimulación sexual inocuos, etc.
  • En caso de que a usted o a su pareja no se les ocurra cómo mejorar sus relaciones sexuales, busque consejo en un especialista, ya sea un psicólogo o un centro de sexología profesional, los hay en las principales ciudades de nuestro país.

Dr. Erik Fangel Poulsen, especialista en Obstetricia y Ginecología; Christine Webber, psicoterapeuta; Dr. David Delvin, médico general