10 MARZO 2010

Osteoporosis y su tratamiento

Última revisión: 2010-03-10 por Dra. Ana María Rodríguez García

¿Qué es la osteoporosis?

La osteoporosis es una enfermedad en la que el hueso pierde calcio y se debilita, facilitando la aparición de fracturas. Las fracturas se dan con mayor frecuencia en los huesos de la cadera, las vértebras de la columna vertebral y los huesos de la muñeca. Las fracturas vertebrales pueden ocasionar pérdida de altura y deformidad de la caja torácica.

¿Cuáles son los síntomas de la osteoporosis?

La osteoporosis no causa síntomas a menos que se produzcan fracturas. Es un concepto erróneo atribuir a la osteoporosis dolores crónicos. Incluso en personas con osteoporosis tales síntomas generalmente tienen otra causa; el dolor lumbar con frecuencia se debe al desgaste de las articulaciones de la columna. Una causa poco frecuente de dolor, que sí puede atribuirse a la osteoporosis se produce cuando hay varios aplastamientos vertebrales y la columna del paciente se inclina tanto hacia delante, que el borde inferior de las costillas puede llegar a contactar con la pelvis.

De interés

Le sugerimos la lectura de algunos artículos relacioandos:

¿Por qué se padece la osteoporosis?

La causa más frecuente de pérdida de calcio del hueso es la disminución natural de hueso que se da en las mujeres después de la menopausia. Sin embargo, la probabilidad de presentar fracturas años después también depende de la cantidad de hueso que haya en el cuerpo en el momento de la menopausia, que a su vez está en función de varios factores, incluyendo la cantidad de ejercicio que se ha hecho durante la vida y del calcio que se haya consumido en la dieta. El tabaco daña los huesos; fumar 20 cigarrillos al día provoca una disminución en la cantidad de hueso entre un 5% y un 10% y casi dobla el riesgo de fractura en los años posteriores.

¿Quién tiene mayor riesgo de padecer osteoporosis?

La probabilidad de pérdida de contenido mineral del hueso es mayor en mujeres con menopausia precoz (antes de los 45 años) o a las que se han extirpado los ovarios. También puede ocurrir en personas con trastornos intestinales, que sufren alteraciones en la absorción de las comidas.

Un problema particular existe en las personas con enfermedades que precisan tratamiento con esteroides, como la prednisona. Se encuentran especialmente en situación de riesgo las personas que necesitan más de 7,5 miligramos de prednisona (o equivalente) al día durante un periodo largo de tiempo. Los tratamientos con esteroides durante periodos breves son poco dañinos para el hueso.

Los varones a los que se les han extirpado los testículos (la fuente de hormonas masculinas) también tienen mayor riesgo de presentar osteoporosis.

¿Quién debe pensar que puede tener osteoporosis?
  • Las personas que sufren fracturas "con demasiada facilidad", por ejemplo con un pequeño traumatismo.
  • Las personas que han sufrido una fractura espontánea, por ejemplo en las vértebras.
  • Las mujeres con menopausia precoz.
  • Las personas que han seguido tratamientos prolongados con corticoides.
  • Las personas que tienen varios familiares con osteoporosis o con fracturas no explicadas.
¿Cómo se valora el riesgo de fractura?

Un método importante es la densitometría. Hay varios tipos de densitometría que pueden utilizarse. Sin embargo, la densidad mineral ósea es sólo un factor de riesgo de sufrir fracturas. Otros factores que influyen en el riesgo de fracturas incluyen el antecedente de fracturas previas y el riesgo de caídas. Prevenir las caídas puede ser tan eficaz, o más, que el tratamiento médico de la osteoporosis para prevenir fracturas.

¿Qué se puede hacer para prevenir la osteoporosis?
  • Hacer ejercicio de forma habitual.
  • Seguir una dieta con cantidades adecuadas de calcio (leche, queso o yogurt).
  • Asegurar la ingesta de cantidades adecuadas de vitamina D, bajo la forma de pescados grasos o a través de una moderada exposición solar (30 minutos diarios).
  • No fumar.
  • Las personas incluidas en los grupos de alto riesgo, señalados más arriba, es conveniente que se realicen una densitometría.
¿Cómo se tratan las fracturas?

Las fracturas de cadera suelen requerir tratamiento quirúrgico con colocación de prótesis, placas o tornillos metálicos. Las fracturas de antebrazo requieren inmovilización con escayola durante un período de tiempo de unas cuatro semanas, hasta que se forme callo. Las fracturas vertebrales se tratan con reposo y alivio del dolor. El dolor suele ir disminuyendo gradualmente durante un período de unos tres meses.

¿Cómo se pueden evitar las fracturas?

Las personas con osteoporosis deben evitar llevar cargas pesadas. Para prevenir las caídas puede ser útil llevar calzado plano, corregir los defectos de visión y utilizar un bastón. Es importante asegurar que se toma correctamente la medicación prescrita para otras enfermedades, especialmente en personas mayores, pues las dosis excesivas de algunas medicinas (somníferos, hipotensores) pueden causar caídas por mareo. En las personas con mayor riesgo de fractura de cadera puede ser útil llevar un protector de cadera.

¿Qué medicación puede ser útil?

Las medicaciones más utilizadas en mujeres con osteoporosis son:

  • Calcio y vitamina D
  • Tratamiento hormonal sustitutivo (THS) después de la menopausia
  • Moduladores selectivos de los receptores estrogénicos
  • Bifosfonatos.
¿Quién debe tomar suplementos de calcio y vitamina D?

Los suplementos de calcio y de vitamina D suelen ser útiles para la mayoría de las personas con osteoporosis. Estos suplementos son especialmente útiles en las personas que tienen una ingesta con poco calcio, generalmente porque toman poca leche, queso o yogurt.

¿Qué lugar ocupa el tratamiento hormonal sustitutivo?

El tratamiento hormonal sustitutivo (THS) eleva los niveles de estrógenos de las mujeres menopáusicas, previene la pérdida de hueso y aumenta levemente la densidad ósea. La tasa de fracturas se reduce a la mitad en las mujeres que lo toman comparadas con las que no lo hacen. El tratamiento hormonal sustitutivo (THS) puede darse en forma de pastillas o de parches cutáneos. El mayor inconveniente que presenta es que eleva levemente el riesgo de cáncer de mama. Sin embargo, también es útil para aliviar los síntomas menopáusicos como los "sofocos" y disminuye el riesgo de presentar cardiopatía coronaria.

A las mujeres que han sufrido una histerectomía (extirpación del útero o matriz) sólo es necesario darles estrógenos. Las mujeres que no la han sufrido, además de los estrogénos deben tratarse con progestágenos, habiendo dos tipos principales de THS:

El tratamiento hormonal sustitutivo (THS) continuo no puede usarse antes del año después de la menopausia. En todos los tipos de dicho tratamiento los efectos secundarios disminuyen si se utiliza una dosis más baja de estrógenos, pero también ofrecen menor protección ósea. El tratamiento hormonal sustitutivo (THS) no debe utilizarse en mujeres con antecedentes de cáncer de mama.

  • Secuencial, con sangrados menstruales regulares
  • Continuo con tratamiento combinado, sin sangrado menstrual o con escaso sangrado.
¿Qué son los moduladores selectivos de los receptores estrogénicos?

Los moduladores selectivos de los receptores estrogénicos (Raloxifeno, etc.) son fármacos que tienen efectos similares a los estrógenos en los huesos y en los vasos sanguíneos, pero no tienen efecto ni en la mama ni en útero. Son especialmente útiles en mujeres que han tenido cáncer de mama y necesitan tratamiento para la osteoporosis. A diferencia del tratamiento hormonal sustitutivo (THS) estas drogas no previenen los síntomas menopáusicos, como los sofocos.

¿Qué son los bifosfonatos?

En todas las personas el hueso está continuamente renovándose, reabsorbiéndose y formándose de nuevo. Los bifosfonatos disminuyen la tasa de renovación ósea, aumentando de esta forma la cantidad de hueso.

Estas drogas son especialmente útiles en pacientes con osteoporosis severa, en los que disminuyen la frecuencia de fracturas. El número de fracturas prevenidas es demasiado pequeño para justificar el tratamiento de otros pacientes con formas más leves de osteoporosis.

Los bifosfonatos se absorben mal en el tubo digestivo y es necesario tomarlos con el estómago vacío (pero con agua). Los pacientes deben evitar comer durante al menos media hora después. Si es necesario añadir suplementos de calcio deben darse en diferentes momentos del día.

¿Qué ocurre con los varones?

Hay menos experiencia con el tratamiento de la osteoporosis en el varón. Si los niveles de hormonas sexuales en la sangre están disminuidos, el tratamiento indicado sería con testosterona en inyecciones, implantes, parches o comprimidos. Los varones con osteoporosis severa y valores normales de testosterona generalmente deben ser tratados con bifosfonatos.

Dr. Colin R. Paterson, médico general