09 MARZO 2010

Senos excesivamente grandes o caídos

Última revisión: 2010-03-09 por Dr. Roberto Palacio González

¿Cómo van cambiando los senos de una mujer a lo largo de su vida?

Los senos comienzan a desarrollarse en la niña hacia los diez años. Su crecimiento, volumen y forma variarán a lo largo de su vida.

Los senos son cúmulos de glándulas productoras de leche, envueltas por tejido graso y recubiertas de piel. Cuando producen la leche, ésta se drena por una red de canales llamados galactóforos. De quince a veinte galactóforos acaban formando el abultamiento del pezón.

Cíclicas

Las cíclicas dependen del ciclo menstrual: a partir de la adolescencia, algunas mujeres pueden notar en los días que preceden a la regla una cierta hinchazón en todo su cuerpo y sensación de tensión, a veces dolorosa, que desaparecen a medida que el ciclo avanza, para nuevamente aparecer antes de la siguiente regla. Este fenómeno se debe a la retención de líquidos en el cuerpo, originado por los ajustes hormonales del ciclo menstrual. Los senos en esos días también aumentan algo de tamaño y pueden notarse dolorosos. Por otra parte, en el embarazo el desarrollo glandular es importante, cargándose además de leche durante la lactancia. El seno se hace entonces leñoso y granuloso al tacto.

Progresivas

Las transformaciones progresivas dependen de la edad, que atrofia las glándulas y aumenta el tejido graso. El resultado neto puede ser un aumento o una disminución del volumen del seno, quedando fláccido y caído.

Tipos de deformaciones

Los senos sufren deformaciones de dos tipos: cíclicas y progresivas:

¿Por qué una mujer puede estar acomplejada por sus senos?

El entorno sociocultural tiene sin duda la culpa de que numerosas mujeres se sientan acomplejadas por la forma o volumen de sus pechos. Los medios de comunicación audiovisual han construido una imagen supuestamente ideal del busto femenino, y muchas mujeres, consciente o inconscientemente, desean coincidir con este estereotipo: no quieren pechos excesivamente voluminosos ni caídos. Por el contrario, en otras culturas la existencia de un desarrollo mamario importante es sinónimo de salud y de una potencial buena crianza para sus hijos, siendo, por tanto, un rasgo muy considerado.

¿La cirugía estética puede ser eficaz para una mujer acomplejada?

El sentido común aconseja que antes de visitar al cirujano plástico, consulte con su médico. Quizá ese complejo sea un fenómeno derivado de algún otro problema que pudiera ser resuelto por psicólogos o psiquiatras: depresión, estrés, alteraciones en la relación de pareja, etc.

En el resto de los casos la cirugía plástica cumple un papel fundamental. En España, la cirugía plástica de los senos está cubierta por la Seguridad Social en los casos de hipertrofia, es decir, de deformidad evidente por exceso de volumen, en caso de que provoque problemas físicos como dolor de espalda, etc. O bien, como consecuencia de traumatismos o de extirpación de tumores.

¿En qué consiste la operación?

El cirujano plástico solicitará una mamografía y una ecografía mamaria, para completar el estudio previo.

El anestesiólogo consultará previamente a la paciente realizándole un examen físico, y valorará los resultados de las pruebas preoperatorias, que habitualmente son:

La anestesia que se aplica es la anestesia general; el anestesista duerme completamente a la paciente y la intuba, es decir, la respiración se produce a través de una cánula plástica introducida por la boca hasta la traquea, conectada en el otro extremo, a un aparato que insufla aire a los pulmones.

La operación en sí consiste en extirpar el exceso de glándula, grasa y piel, procurando elevar los senos y dejarlos simétricos y proporcionales a la silueta.

La sutura se denomina intradérmica, porque el hilo de sutura discurre por dentro de la piel, aflorando sólo los extremos. Así, la cicatriz parecerá un pliegue de piel o un rasguño, y pasará desapercibida.

  • Análisis de sangre, para descartar infecciones, alteraciones en la capacidad de coagulación de la sangre, anemias, etc
  • Radiografía de tórax, para ver la imagen del corazón y de los pulmones.
  • Electrocardiograma, para descartar problemas ocultos de la función cardiaca.
¿Qué resultados se obtienen?

En los casos en que se ha descartado un trastorno profundo psicológico, los resultados estéticos globales suelen ser muy satisfactorios para la mujer

No obstante y como toda cirugía, hay una serie de riesgos:

Si está pensando en operarse el pecho, le recomendamos la lectura del artículo 'prótesis mamarias'.

  • Infección: que puede curarse con la administración de antibióticos, o evolucionar a un absceso (bolsa de pus) que debe ser drenado y limpiado con cirugía.
  • Hematoma: (bolsa de sangre) que si es pequeño suele desaparecer por sí solo, y si es importante, puede requerir drenarlo.
  • Mala cicatrización de la herida: la cicatriz puede ser dehiscente, es decir, aumenta de anchura pero la piel es más fina, como dada de sí; o hipertrófica, aumenta de anchura, de grosor y se hace violácea. Cuando además pica y duele, se trata de un tipo de cicatriz llamado queloide.

Dr. Jacques Crestinu, especialista en Cirugía Plástica

Ipad



Horóscopo

HELLO! TV

HELLO! TV

No te pierdas los mejores videos en HELLO! TV Online