09 MARZO 2010

Cáncer de ovario

Ovario y útero

Última revisión: 2010-03-09 por Dr. José Luis Monroy Antón

¿Qué es el cáncer de ovario?

Los ovarios son dos órganos que se encuentran en el interior del abdomen de las mujeres, uno a cada lado, y se comunican con el útero a través de las trompas de Falopio. Son los encargados de elaborar los óvulos para la fecundación y además poseen funciones endocrinas (producción de hormonas).

Al tener varias funciones, están constituidos por diferentes tejidos, a partir de los cuales pueden desarrollarse los tumores. Por eso, los tumores de ovario pueden ser de muy distintos tipos en su origen.

La mayoría de los tumores que surgen en estos órganos suelen ser benignos, y permanecen así, sin malignizarse. Otros sí, pueden malignizarse con el tiempo, y los hay que son cancerosos desde su inicio. También existe la posibilidad de que algunos de los cánceres de ovario sean diseminaciones a este órgano de tumores que se han iniciado en otras zonas del cuerpo (metástasis).

¿Cuáles son los factores de riesgo para el cáncer de ovario?

Los índices más altos de cáncer de ovario se dan en países industrializados. No se conocen con certeza las causas concretas de este tipo de tumores, aunque sí se han relacionado algunos factores con ellos.

  • Son más frecuentes en mujeres menopáusicas (sobre los 50 años), y son raros en mujeres menores de 40. Sin embargo, hay un tipo de tumores ováricos que aparecen con mayor frecuencia en niñas o mujeres jóvenes: los llamados tumores de células germinales.
  • Las mujeres que usaron anticonceptivos orales tienen menos riesgo de cáncer de ovario comparadas con las mujeres que nunca los usaron.
  • En ocasiones, el cáncer de ovario tiene una asociación familiar, posiblemente debida a alguna alteración genética. En estos casos, conviene que los pacientes y los familiares acudan a centros especializados.
  • También se ha relacionado este tipo de tumores con el cáncer de mama, y se describe que las mujeres con cáncer de ovario presentan una incidencia de cáncer de mama de hasta cuatro veces mayor que la de la población general.
¿Cuáles son los síntomas del cáncer de ovario?

Esta enfermedad no presenta síntomas especiales o específicos de sí misma. Puede permanecer sin ser diagnosticada durante bastante tiempo, produciendo un diagnóstico tardío, y con pocas opciones para aplicar tratamientos curativos en un porcentaje alto e los casos.

Algunos de los síntomas que pueden hacer a la paciente acudir al médico son:

A pesar de ello, muchas veces estos síntomas son interpretados como problemas benignos del aparato digestivo, y no se les concede importancia. Otro síntoma puede ser el aumento del perímetro abdominal, que se debe a la secreción de líquido al abdomen como consecuencia del tumor (derrame, ascitis). Muchas veces esto es interpretado como que la mujer ha engordado últimamente, y tampoco se le da gran importancia.

Suele ser relativamente frecuente que los tumores de ovario se descubren por casualidad en el curso de exámenes ginecológicos rutinarios o por otros motivos. De aquí la importancia de las revisiones ginecológicas periódicas.

  • Malestar abdominal
  • Dolores
  • Sensación de gases
  • Sintomas urinarios (incontinencia, o frecuencia elevada) por compresión de la vejiga por el tumor.
Exploración general y ginecológica

En ella a veces se podrá apreciar el tumor, si su tamaño lo permite.

Análisis de sangre

El análisis puede ayudar a detectar sustancias producidas por el cáncer de ovario llamadas marcadores tumorales (CEA, CA-125). Estos marcadores son útiles para el diagnóstico, pero sobre todo para el seguimiento posterior, para ver si después del tratamiento el tumor vuelve a crecer.

Ecografía

La ecografía aportará imágenes sobre el posible tumor: su tamaño, su aspecto, si tiene líquido, etc. Nos puede dar una primera idea sobre si es maligno o benigno. Un quiste o tumor ovárico muy grande no tiene por qué ser obligatoriamente maligno: existen quistes benignos de gran tamaño.

El escáner o TAC

El TAC también nos proporciona imágenes muy detalladas del tumor. Además puede ayudar a ver si otras estructuras del abdomen o la pelvis están afectadas, o si el tumor se ha diseminado (metástasis) a otras zonas del cuerpo.

Resonancia nuclear magnética

En algunos casos puede distinguir tumores de ovario, de otro tipo de lesiones de abdomen y pelvis.

Laparoscopia

La certeza en el diagnóstico nos la dará la intervención quirúrgica o la laparoscopia. En ella el cirujano explora directamente el interior de la cavidad abdominal. Con estos métodos, el médico podrá tomar muestras o biopsias del tumor para que sean analizadas al microscopio, y poder asegurar la malignidad o benignidad de dicho tumor.

Todos los quistes o tumores ováricos de tamaño considerable que se descubran en el curso de una exploración conviene que sean intervenidos, o que se les tome una biopsia para realizar un diagnóstico de certeza.

¿Cómo se diagnostica el cáncer de ovario? Intervención quirúrgica

La mayoría de las pacientes tendrá que someterse a una intervención quirúrgica en la que se le extirpen el útero, las trompas de Falopio y los ovarios. En casos de tumores benignos, puede que sólo se extraiga el quiste, conservando el resto de los órganos.

Reexploración quirúrgica o "second look"

Se realiza en pacientes que han completado una primera fase de tratamiento planificado (cirugía y quimioterapia), y sirve para evaluar la respuesta a este tratamiento. Consiste en una nueva exploración quirúrgica completa de la cavidad abdominal.

Cirugía y quimioterapia

Si el cáncer de ovario está en una fase inicial o temprana, no suelen ser necesarios más tratamientos. Sin embargo, la mayoría de los casos suele necesitar la suma de quimioterapia a la cirugía, como complemento. Esta quimioterapia se suele administrar con varios fármacos (poliquimioterapia), en forma de ciclos.

Radioterapia

El valor de la radioterapia postoperatoria es controvertido. Podemos decir, como regla general, que la radioterapia no suele estar indicada en tumores poco agresivos en fases iniciales.

¿Cómo se trata el cáncer de ovario?

El tipo de tratamiento que se debe aplicar dependerá de una serie de factores, que incluyen la extensión del tumor y la edad de la paciente.

¿Cuál es el pronóstico?

Los índices de curación varían enormemente, dependiendo de la extensión del cáncer, de su estado (más o menos avanzado), del tipo microscópico (mayor o menor agresividad de unos u otros tipos), así como de la edad de la paciente y de su estado de salud general.

La mortalidad anual por cáncer de ovario se sitúa en torno al 65%. La supervivencia a los cinco años de diagnosticado el cáncer, si se encuentra en estados iniciales, oscila entre 50-70%.

Dr. Erik Fangel Poulsen, especialista en Obstetricia y Ginecología; Dr. Per Grinsted, médico general; Dr. Paul Klenerman, especialista en Enfermedades Infectocontagiosas

Ipad



Horóscopo

HELLO! TV

HELLO! TV

No te pierdas los mejores videos en HELLO! TV Online