09 MARZO 2010

Quemaduras

Hombre con la cara quemada

Última revisión: 2010-03-09 por Dr. Serafín Fernández Cañadas

¿Qué son las quemaduras?

Son daños en la piel producidos por el fuego, el calor, la electricidad, la radiación o productos químicos. Se clasifican de la siguiente forma:

Lo primero que hay que hacer es limitar la extensión del daño y evitar que la quemadura empeore.

  • Quemaduras de primer grado: la piel está roja y dolorida (por ejemplo quemaduras solares leves).
  • Quemaduras de segundo grado: el daño es más profundo y aparecen ampollas en la piel.
  • Quemaduras de tercer grado: los tejidos de todas las capas de la piel están destruidos. La superficie de la piel ya no duele, y normalmente se precisa la limpieza de áreas necróticas (deterioradas).
¿Cómo se puede reducir el daño?

El área quemada se debe enfriar poniéndola bajo un chorro de agua fría, sin que moleste su temperatura, durante varios minutos, hasta que quede lavada y se alivie el dolor. Si se trata de una quemadura importante debe acudir a un servicio de urgencias. Las quemaduras de primer grado (que afectan sólo a la capa más externa de la piel, epidermis), como por ejemplo las solares leves se tratan con cremas o pomadas específicas para ello.

¿Qué quemaduras precisan tratamiento médico?

Recuerde:

  • Las que son mayores que la palma de la mano.
  • Quemaduras en cara, cuello, manos e ingles.
  • Todas las de tercer grado.
  • La mayoría de las quemaduras de segundo grado.
¿Qué complicaciones pueden surgir?
  • Cuando la piel se quema, pierde su función de protección, lo que aumenta el riesgo de infecciones. Por este motivo es importante que el área dañada sea limpiada a conciencia durante las seis primeras horas y se mantenga limpia mientras está en proceso de cicatrización. Si después de unos cuantos días hay signos de infección (por ejemplo la piel se vuelve roja, caliente, segrega líquido o la persona accidentada experimenta un dolor punzante), debe consultar con un médico.
  • Las quemaduras graves pueden producir cicatrices.
  • En casos de quemaduras graves y grandes, el cuerpo puede perder importantes cantidades de líquido. Esto puede dificultar la circulación de la sangre y causar problemas en el equilibrio hidroelectrolítico del organismo. Estas heridas deberían ser atendidas en el servicio médico de urgencias.
  • Recuerde que la evaluación de una quemadura la debe realizar un médico; una quemadura superficial extensa puede dar lugar a graves complicaciones.
¿Qué se puede hacer para prevenir las quemaduras?

Mantenga a los niños alejados cuando cocine (especialmente cuando prepare bebidas calientes), utilice sartenes o cafeteras, barbacoas y otros tipos de fuegos. Recuerde que las barbacoas pueden producir chispas y llamas al verter líquidos inflamables.

Cuando prepare el baño de los niños, llene primero la bañera con el agua fría; así evitará el riesgo de que puedan caer en agua excesivamente caliente.

Nunca vierta agua sobre aceite en llamas (por ejemplo sartenes). Esto puede producir una explosión de graves consecuencias. El fuego debe ser apagado cubriendo la sartén con una tapadera o paño húmedo.

Dr. Eric Olesen, especialista en Cirugía Plástica; Dr. Stephen Collins, médico general

Ipad



Horóscopo

HELLO! TV

HELLO! TV

No te pierdas los mejores videos en HELLO! TV Online