09 MARZO 2010

Hipotiroidismo (disminución del metabolismo)

Última revisión: 2010-03-09 por Dr. Alfonso José Santiago Marí

¿Qué es el hipotiroidismo?

La glándula tiroides, situada en la cara anterior del cuello, produce unas hormonas (las hormonas tiroideas) muy importantes para la regulación del metabolismo corporal, pues estimulan el metabolismo celular y con ello la liberación de energía. Su exceso conduce al hipertiroidismo y su defecto conduce al hipotiroidismo.

Cuando el tiroides es incapaz de producir una cantidad suficiente de dichas hormonas (tiroxina o T4 y triyodotironina o T3) se presenta una serie de trastornos en los distintos sistemas de nuestro organismo por un déficit del metabolismo celular.

El hipotiroidismo es una afección que aparece fundamentalmente en mujeres mayores (1,5 a 2% de frecuencia en mayores de 60 años). Sin embargo, este trastorno también puede darse en gente joven.

¿Cuál es la causa o causas del hipotiroidismo?

Las causas fundamentales del hipotiroidismo o metabolismo disminuido son las siguientes:

  • Inflamación crónica autoinmune de la glándula tiroides, también conocida como tiroiditis de Hashimoto. El mecanismo de los trastornos autoinmunes es que las células del cuerpo se vuelven de repente contra algunos de los propios tejidos de nuestro organismo.
  • Complicaciones consecuentes del tratamiento del hipertiroidismo, ya sea con yodo radioactivo o con cirugía del tiroides.
  • Un trastorno hereditario que consiste en la falta de desarrollo completo del tiroides.
  • Como consecuencia del tratamiento con ciertas medicinas como el litio, propiltiouracilo, amiodarona, o carbimazol.
  • Ingestión de grandes cantidades de yodo, como por ejemplo algunos jarabes para la tos, o suplementos dietéticos.
Más información

En nuestra sección 'Endocrinología y nutrición', donde encontrará multitud de artículos relacionados.

¿Síntomas depresivos?

Compruébelo haciendo el test de 'Depresión de Glodberg'.

¿Cuáles son los síntomas?

La disminución del metabolismo puede afectar a todos los órganos de nuestro cuerpo, incluyendo cerebro, corazón, piel, intestino y músculos. Los síntomas aparecen generalmente de manera gradual a lo largo de un cierto periodo de tiempo. Por este motivo, el hipotiroidismo en los ancianos suele confundirse con los cambios que acontecen de forma natural en estos pacientes.

Los síntomas más habituales son:

  • Disminución de la tolerancia al frío
  • Depresión y letargia
  • Ganancia de peso
  • Estreñimiento
  • Piel áspera y seca
  • Endurecimiento de los rasgos faciales y aparición de voz grave
  • Pelo fino y seco
  • Mala memoria (en los ancianos este suele ser el único rasgo evidente de hipometabolismo)
  • En casos muy graves, demencia
¿Cómo puede prevenirse el hipotiroidismo?

Las personas que durante algún periodo de su vida han sido tratadas de hipertiroidismo tienen un riesgo más elevado de desarrollar una disminución del metabolismo, ya que los tratamientos conllevan la destrucción del tejido tiroideo. Por ello, es recomendable en estas personas que se realicen un análisis de función tiroidea al menos una vez al año.

Se debe evitar la ingestión de medicinas alternativas o suplementos dietéticos que lleven una excesiva cantidad de yodo en su composición.

¿Cómo se diagnostica?

Cuando se sospecha la presencia de hipotiroidismo, se puede confirmar el diagnóstico mediante la realización de un análisis de sangre que mida la concentración de hormona estimulante del tiroides o TSH (hormona producida en la hipófisis cuya misión es la de estimular el tiroides y juega un papel muy importante en la regulación del metabolismo).

Cuando la cantidad de T3 y T4 en el organismo es demasiado baja, la glándula hipofisaria, mediante la liberación de TSH, manda una señal al tiroides para que funcione más y produzca cantidades mayores de T3 y T4. Este incremento en el análisis de los niveles de TSH muestra que la glándula tiroides está menos activa de lo que debiera y que necesita ser estimulada. En el análisis, por tanto, encontraremos un nivel bajo de hormonas tiroideas y por lo general una TSH alta. Sin embargo, en algún caso lo que puede ocurrir es que la TSH esté baja también. En este caso el hipotiroidismo se produce por una deficiente estimulación del tiroides desde la hipófisis.

En otras ocasiones, puede pedirse un análisis de sangre adicional para comprobar el estado del sistema inmunitario, que puede estar alterado (se pueden encontrar unas proteínas anómalas, los llamados anticuerpos antimicrosomales). Este análisis puede ayudar mucho al diagnóstico.

En ocasiones, fundamentalmente si el paciente tiene bocio (aumento del tamaño del tiroides), puede también pedirse una ecografía de la glándula.

¿Cómo se trata el hipotiroidismo?

El metabolismo disminuido de manera crónica (hipotiroidismo) debe ser tratado de por vida con pastillas de levotiroxina (hormona tiroidea que sustituye a la que falta en el organismo). Habitualmente se recomienda comenzar con dosis bajas, aumentando gradualmente hasta alcanzar la dosis necesaria para una normalización de los valores de hormonas tiroideas en sangre.

Cuando se alcanza esta situación, las revisiones del estado del metabolismo se realizan una vez al año.

Las pastillas de levotiroxina no presentan apenas efectos secundarios. Sin embargo, hay que estar atentos a los síntomas de aumento del metabolismo (la situación contraria a la del hipotiroidismo), lo cual puede ocurrir si la dosis es demasiado alta.

La levotiroxina es una medicación habitualmente cubierta por la Seguridad Social en España.

Pronóstico

Con el tratamiento adecuado, una persona con hipotiroidismo puede llevar una vida completamente normal.

Dr. Thomas Heiberg Brix, especialista en endocrinología; Dr. Lazlo Hegedüs, especialista en endocrinología; Dr. Dan Rutherford, médico general