01 MARZO 2010

Anemia durante el embarazo

Extracción de sangre

Última revisión: 2010-03-01

La aparición de anemia durante el embarazo es un trastorno frecuente aunque raramente una complicación seria. Su incidencia varía ampliamente según el criterio usado para su diagnóstico.

Artículos de interés

En nuestras secciones 'Embarazo y parto' y 'Endocrinología y nutrición' encontrará artículos relacionados:

Consultas al médico

En nuestra sección 'Pregunte al médico' encontrará consultas relacionadas

¿Está embarazada?

Siga su embarazo semana a semana

¿Qué es la anemia y cuáles sus causas?

La anemia se define como la disminución de la cantidad de hemoglobina o proteína de los glóbulos rojos transportadora de oxígeno en la sangre. Se considera que existe anemia durante el embarazo cuando la cantidad de esta proteína sanguínea es menor de 11 gramos por dl.

El embarazo es una condición que predispone a una serie de cambios en la sangre, fundamentalmente porque aumenta la cantidad de líquido circulante por los vasos sanguíneos, lo que provoca una cierta dilución de la sangre y de los glóbulos rojos. Las formas leves de esta anemia, las más comunes, son consideradas como fisiológicas, y por tanto no se las trata.

La causa más importante y frecuente de anemia durante el embarazo es la deficiencia de hierro, o anemia ferropénica.

¿Cómo se manifiesta?

Son comunes síntomas como el cansancio o la fatiga, la palidez de la piel y de las mucosas de los ojos y la boca, mareos, dificultad para respirar cuando se hacen esfuerzos moderados o grandes, palpitaciones en el corazón y taquicardia o latidos del corazón acelerados.

Repercusiones sobre el feto

Las anemias leves o moderadas no suelen producir repercusiones significativas sobre el feto, pero en caso de anemia grave (hemoglobina menor de 7 g/dl) el feto puede verse perjudicado y dañado. Se ha constatado que en estos casos aumenta el porcentaje de aborto o parto pretérmino, la mortalidad perinatal, las infecciones puerperales, etc.

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico de anemia ferropénica durante el embarazo es relativamente sencillo ya que tras realizar una historia clínica de la paciente y conocer sus síntomas y signos, se puede solicitar un análisis de la sangre ordinario que nos indicará si existe o no anemia y, en caso de estar presente, si está producida por un déficit de hierro o por alguna otra causa. Habitualmente no son necesarias otras pruebas complementarias.

¿Cómo se trata este trastorno?

El tratamiento de esta alteración es lógicamente la administración del mineral deficitario, en este caso, el hierro. Se suele administrar en forma de sal ferrosa mediante comprimidos o ampollas bebibles, generalmente desde que se diagnostica la anemia hasta que se resuelve a lo largo de la gestación y, a menudo, también en el puerperio.

En cualquier caso y como antes señalábamos, las medidas preventivas como una correcta alimentación y suplementos adicionales de hierro pueden evitar la aparición de anemia.

La anemia ferropénica

El hierro es un mineral fundamental para la formación de la hemoglobina, esa proteína de los glóbulos rojos que realiza la función de transporte del oxígeno por la sangre hasta los distintos tejidos de la madre y del bebé. Las necesidades de hierro aumentan durante el embarazo debido al mayor volumen de sangre circulante, a la formación de los tejidos del bebé y la placenta y a las reservas que acumula el feto. Las mujeres que no disponen de unas reservas adecuadas de hierro antes de quedar embarazadas necesitarán un suplemento de hierro para no desarrollar anemia.

Una dieta equilibrada que incluya gran variedad de alimentos en una proporción correcta y adecuada durante el embarazo no proporcionará, por lo general y en contra de la creencia popular, las cantidades de hierro necesarias para la gestación.

Los alimentos más ricos en hierro son las verduras de hoja verde (espinacas), las carnes rojas (ternera) y los embutidos (morcilla), las legumbres (lentejas) y el hígado de ternera, cordero o vaca. También son muy ricos en hierro las almejas, chirlas y berberechos. Es importante tener en cuenta que el hierro procedente de las carnes se absorbe mejor que el contenido en los vegetales.

Muchas veces los médicos prescribimos un suplemento prenatal de vitaminas y minerales por desconocer el estado nutricional previo y el consumo de alimentos de la mujer y porque, como aumentan tanto las necesidades, la dieta puede que no proporcione las cantidades necesarias. Administrar hierro oral, habitualmente en forma de comprimidos o ampollas bebibles, constituye una de las acciones preventivas más relevantes para el control prenatal de la anemia ferropénica. Habitualmente se prescribe en la segunda mitad del embarazo. Estos preparados producen con frecuencia intolerancia en el estómago, náuseas, estreñimiento y coloración oscura de las deposiciones, que conviene conocer para no alarmarse. Se suelen tomar en ayunas porque se absorben mejor y, habitualmente, habrá que tomarlos durante gran parte del embarazo e incluso después de dar a luz, si la situación así lo aconseja.

Como decíamos, es el tipo más común de anemia durante el embarazo y hasta 9 de cada 10 mujeres gestantes pueden desarrollarla. Se caracteriza, según hemos visto, por una disminución de la cantidad de hemoglobina en la sangre que puede ser leve, moderada e incluso elevada.

Otras anemias

Aunque la causa más frecuente de anemia durante el embarazo es la falta de hierro, existen otros tipos de anemia de la que destacaremos la producida por la falta de vitamina B12 y que llamamos anemia megaloblástica porque los glóbulos rojos se hacen más grandes de lo normal. El tratamiento de este tipo de anemia es la administración de vitamina B12, que debe hacerse por vía intramuscular, es decir, pinchada, ya que la vitamina B12 se destruiría en el estómago si la administráramos por vía oral.

Existen otros tipos de anemia muy variados (como la producida por el déficit de ácido fólico), afortunadamente poco frecuentes y que no abordaremos en este artículo.

Dra. Ana Palacios Marqués, Especialista en Obstetricia y Ginecología. Hospital “Marina Baixa” (Villajoyosa, Alicante)

Ipad



Horóscopo

HELLO! TV

HELLO! TV

No te pierdas los mejores videos en HELLO! TV Online