09 FEBRERO 2010

Sangrado nasal en niños

Última revisión: 2010-02-09 por Dr. Jesús Iniesta Turpín

¿Qué produce un sangrado nasal?

La nariz empieza a sangrar cuando se rompe la pared de uno de los pequeños vasos de la mucosa. Esto es causado normalmente por algo completamente inocuo, como que el niño se hurgue la nariz, se suene muy fuerte o se golpee la nariz mientras juega. Otra razón podría ser que el niño se haya introducido algo dentro de la nariz.

¿Cómo debe tratarse un sangrado nasal?

Un sangrado nasal puede ser un suceso muy traumático para el niño. Estará asustado y pensará que tiene algún problema serio al ver tanta sangre. Por tanto, es importante que los padres permanezcan en calma. Deben abrazarlo cariñosamente y decirle algo tranquilizador. El niño necesita seguridad. Los pasos que se deben seguir son:

  • Cuando el niño esté sentado, apriete sus orificios nasales con sus dedos o un pañuelo.
  • Apriete la parte inferior y blanda de la nariz entre el pulgar y el índice.
  • El apretón debe ser firme y la presión constante.
  • Mantenga la nariz del niño apretada durante diez minutos. Mire un reloj de modo que esté seguro de que han pasado diez minutos antes de soltarlo.
  • Si el niño es suficientemente mayor, enséñele cómo y dónde debe comprimir su propia nariz.
  • Si tiene alguna duda, puede pedir a su médico que le muestre cómo comprimir la nariz.
  • Puede ser una buena idea leer un cuento o ver la televisión mientras está apretando, para distraer la atención del niño.
  • Después de que haya parado el sangrado nasal, el niño no debería participar en ningún juego brusco durante un par de horas, para evitar que el sangrado comience de nuevo.
  • Dígale al niño que no se hurgue, frote o suene la nariz durante un par de días.
  • Si el sangrado continúa, intente el mismo procedimiento una vez más.
  • Si el sangrado no cede, acuda a su médico.
¿Por qué hay que apretar la nariz?

Apretando la nariz, se comprime directamente el vaso sangrante. Eso detiene el sangrado y la sangre se coagulará cerrando la rotura del vaso.

¿Por qué debe sentarse el niño?

El sangrado cederá más rápido si el niño esta sentado en vez de acostado. Es usual recomendar que una persona con un sangrado nasal se tumbe, pero eso hace que se incremente la presión sanguínea en la cabeza. Cuando la presión sanguínea aumenta, se bombea más sangre por las arterias, lo que hace que la nariz sangre más y que el sangrado nasal sea más difícil de parar. Además si se tumba, la sangre correrá hacia su garganta y, si el niño traga mucha sangre, vomitará.

¿Por qué unos niños tienen sangrados nasales con más frecuencia que otros?

Algunos niños tienen vasos sanguíneos más superficiales en su mucosa nasal que otros. Debido a esto, son más fáciles de romperse cuando el niño se pellizca, suena o restriega su nariz, o cuando al jugar se la golpea.

Algunos niños se hurgan mucho la nariz, por lo que son más propensos a los sangrados nasales. Corte las uñas de los niños frecuentemente. Un poco de vaselina aplicada sobre la entrada de la nariz puede reblandecer las costras. Si el niño tiene sangrados nasales con frecuencia, debe llevarle al médico para que lo examine. Si el sangrado está causado por un vaso muy superficial, puede ser prevenido cauterizando la parte anterior de la nariz. Éste es un procedimiento simple e indoloro.

¿Cómo se puede extraer un cuerpo extraño de la nariz de un niño?

Si el niño ha introducido un cuerpo extraño en su nariz, debe llevarlo al médico para extraérselo. Los niños son capaces de introducir los objetos más sorprendentes en su nariz. Es mejor que sea el doctor quien extraiga el objeto, para evitar el riesgo de introducirlo aún más.

¿Son peligrosos los sangrados nasales?

Si el niño padece de sangrados nasales con frecuencia, o éstos son difíciles de cortar, debe llevar el niño al médico para que sea examinado. Normalmente, el sangrado nasal no entraña un peligro serio para el niño. Algunas veces, el sangrado puede deberse a un problema de coagulación sanguínea del niño. Esto puede ser confirmado con un análisis de sangre.

¿Cuándo se debe acudir al médico en caso de sangrado nasal?
  • Si existe la posibilidad de que la nariz del niño pueda estar fracturada.
  • Si el sangrado no se puede cortar.
  • Si el niño presenta sangrados nasales frecuentes y que demoran más de 15 minutos en ceder.
  • Si el niño tiene un problema respiratorio.
  • Si el niño sangra por algún punto más, como por ejemplo de sus oídos o encías.
  • Si el niño tiene un cuerpo extraño atascado en su nariz.

Christel Bech, enfermera; Dr. Robert Mills, especialista en Otorrinolaringología

Ipad



Horóscopo

HELLO! TV

HELLO! TV

No te pierdas los mejores videos en HELLO! TV Online