eSalud

¿Qué características debe tener una app de sueño para ser de verdad efectiva?

¿Has decidido recurrir a las aplicaciones móviles para conseguir conciliar mejor el sueño? Pues debes saber que la gran mayoría carece de un componente que los médicos consideran clave para solucionar los trastornos de sueño.

Sonidos de la naturaleza, música relajante, colores sedantes, imágenes que evocan a la serenidad, meditaciones guiadas e incluso sugerencias hipnóticas. Las aplicaciones móviles diseñadas para ayudar a conciliar el sueño a aquellas personas que presentan problemas a la hora de dormir incluyen todo tipo de recursos. De hecho, si nos pusiéramos en la piel de los desarrolladores de estas herramientas digitales, poco más se nos podría ocurrir incluir. No obstante, investigadores de la Universidad de Illinois han encontrado un punto débil en la mayoría de las apps de sueño que existen en las tiendas de aplicaciones. ¿Quieres saber cuál es?

Lee: Trastornos del sueño en el embarazo

Los investigadores examinaron originalmente 369 aplicaciones para dormir que encontraron disponibles para Android y para iPhone. De ellas, seleccionaron aquellas que estaban en inglés, las alarmas de sueño que hubieran sido valoradas por más de 1.000 usuarios y las aplicaciones de seguimiento del sueño revisadas por un mínimo de 100 usuarios. En total, el análisis incluyó las 35 aplicaciones de sueño más populares en inglés. Además del diseño y la funcionalidad de las aplicaciones, el equipo evaluó si incluían componentes cuyos beneficios hubieran demostrado mejorar la calidad, la duración y la regularidad del sueño.

Algunas de las preguntas sobre las que reflexionaron fueron: ¿Ayuda la aplicación a mejorar la comprensión del usuario sobre los hábitos que pueden mejorar o intervenir su sueño tranquilo? ¿Incluye algún recordatorio para ayudar a los usuarios a cumplir sus metas de sueño? ¿Permite la posibilidad de incluir refuerzos positivos en las redes sociales del usuario?

app-dormir1VER GALERÍA

Apps de sueño: buen diseño y navegabilidad, pero tienen un punto débil...

El análisis concluyó que, en general, las aplicaciones estaban bien diseñadas y su navegabilidad era sencilla. La mayoría ayudó a los usuarios a establecer metas y seguir unos patrones de sueño determinados. Pero sólo una minoría de las aplicaciones contemplaba herramientas para ayudar a generar un verdadero cambio en los patrones de comportamiento de los usuarios que sufrían trastornos de sueño.

“Solo cuatro de las 35 aplicaciones contenían información sobre los riesgos para la salud asociados a no dormir lo suficiente o sobre hábitos que pueden interferir en el sueño, como el consumo de cafeína o de alcohol antes de acostarse; y en solo una aplicación se incluyeron recompensas o elogios por el éxito de alcanzar la meta establecida”, señala Diana Grigsby-Toussaint, profesora de salud comunitaria de la Universidad de Illinois.

Algo que sorprendió al equipo de investigadores fue que las aplicaciones no incluyeran información sobre la cantidad de horas recomendadas para el sueño que alguien debe cumplir de forma regular. “Las aplicaciones están más enfocadas a que se duerma de forma correcta y en rastrear los patrones de sueño de la gente que en que cambien los hábitos de sueño de la gente para mejor”, lamenta.  Por tanto, la investigadora concluye que estas aplicaciones de sueño todavía tienen mucho margen de mejora.

Más sobre

Regístrate para comentar