Seis consejos para superar la tentación de fumar en bodas, bautizos y comuniones

Dejar de fumar supone un tremendo esfuerzo. De ahí que las personas que han seguido métodos para abandonar el hábito vean las bodas, los bautizos y las comuniones como momentos en los que existen grandes probabilidades de recaída. Cuando evitar asistir a estos eventos no es una opción, podemos tener en cuenta estos consejos para evitar tentaciones.

Una de las costumbres más arraigada en España ha sido la de regalar puros como recuerdo de una boda. Pero los tiempos han cambiado. Y en lo que respecta al tema del tabaco, aún más. Según datos de la última Encuesta Nacional de Salud, en España se declara fumadora un 29% de la población, un porcentaje que, desde 2009, ha disminuido en seis puntos. Y todo parece indicar que continuará haciéndolo. Este cambio a nivel sanitario y cultural, unido a que los novios cada vez pretenden ser más originales en los regalos que entregan a sus invitados, ha provocado una caída en picado de la costumbre de regalar puros o cigarrillos.

Lee: Dejar de fumar engorda, ¿mito o realidad?

Sin embargo, tanto en bodas como en bautizos y comuniones las personas que han conseguido desvincularse de este tóxico hábito o que se encuentran en proceso de abandono tabáquico siguen encontrando numerosas tentaciones que incitan a volver a fumar. A veces se cree que por un cigarro o una calada no pasa nada, pero puede aumentar de forma considerable el riesgo de empezar a fumar. Frente al fumador habitual, el fumador social no cree que este consumo de tabaco pueda ser perjudicial para su salud, pero conviene recordar que no existen evidencias acerca de un consumo seguro de tabaco.

Para una persona que haya tomado la decisión de dejar de fumar, acudir a una boda, a un bautizo o a una comunión puede suponer una recaída en el tabaquismo. Pero existe una serie de consejos que pueden ayudar a para superar la tentación de fumar.

metodos-fumar1

1.    Evitar los momentos en los que los fumadores hacen grupos.

Durante este tipo de acontecimientos, los fumadores suelen juntarse a la entrada de las celebraciones y muchos no entran por quedarse fuera tomando algo y fumando algún cigarro. Si estás dejando de fumar, acudir a la ceremonia te librará de pasar un mal rato y será bien visto por quienes te han invitado. Durante las comidas, cenas o copas no te unas a los grupos de fumadores y aprovecha para conocer gente nueva, invitar a bailar a esa persona que te ha llamado la atención desde el principio o para descubrir cuál es la mesa de los solteros si no tienes pareja.

2.    Recuerda que las ansias por fumar sólo duran segundos.

La ansiedad por fumar suele durar segundos, a lo sumo unos minutos, y en este tiempo el ex fumador debe decidir entre encender un cigarrillo o no hacerlo. Para pasar ese breve período de tiempo, que puede repetirse varias veces al día, es crucial que el ex fumador cuente con las herramientas adecuadas y la ayuda de la pareja, la familia, los amigos, e incluso con el consejo del profesional sanitario para conseguir la cesación tabáquica. Una breve conversación con el médico puede duplicar las posibilidades de éxito a la hora de dejar de fumar.

metodos-fumar2

 3.    Cuéntale a tu entorno tu propósito de dejar de fumar.

Si tu familia y amigos saben que estás dejando de fumar, serán aliados en estas ocasiones y tratarán de evitarte la ocasión. Incluso puedes elegir una persona con la que tengas mucha confianza para que te ayude a evitarlo si te puede la tentación. Recuerda que las ganas de fumar se pasan en minutos, un tiempo que puedes aprovechar, por ejemplo, para felicitar a los anfitriones.

 4.    Cuando prepares las cosas del evento, incluye un "kit" antirrecaídas.

La finalidad última de este kit es superar con éxito los momentos difíciles para los exfumadores en los cócteles al aire libre, después de las comidas o cenas y en las copas. Este kit te ayudará a tener las manos entretenidas si sustituyes el cigarro por otra cosa como un boli, una pajita o canela en rama. Puedes incluir algún caramelo o chicle para controlar la ansiedad y una tarjeta para recordar tu motivación para dejar de fumar o los consejos que te haya facilitado un profesional sanitario.

metodos-fumar3

5.    En bodas, bautizos y comuniones hay niños. No les des mal ejemplo.

Los bautizos y comuniones suelen ser las fiestas infantiles más especiales para los pequeños de la casa. El humo del tabaco no es un invitado adecuado para los niños – ni en ésta ni en ninguna ocasión- por las consecuencias en su salud cardiovascular y respiratoria pero además si en estos días ven que los adultos fuman lo verán como algo normalizado y tolerado en la familia y poco a poco pueden llegar a pasar de ser fumadores pasivos a fumadores ocasionales y quizá terminen por ser fumadores a diario.

 6.    De una boda sale otra.

Siempre se ha dicho que de una boda sale otra y como nunca se sabe qué puede pasar, no olvides que el tabaco puede alejarte de ese propósito. El tabaco provoca mal aliento, puede amarillear uñas y dientes, empeora el aspecto de la piel y tiene un impacto negativo en las relaciones sexuales.

Más sobre

Regístrate para comentar