Las frutas y verduras tienen un nuevo 'superpoder' que te interesará si sufres hipertensión

La ciencia establecía hasta ahora que la disminución de la ingesta de sodio en la dieta permite bajar la presión arterial; sin embargo, un nuevo estudio sugiere que frutas y verduras con alto contenido en potasio reduce la presión arterial.

Todos somos conscientes de la cantidad de beneficios que aporta a salud el hecho de incorporar a nuestra dieta una cantidad apropiada de frutas y verduras. No solo ayudan a mantener la línea y contribuyen a mantenernos hidratados, sino que también son esenciales para prevenir algunas enfermedades cardiovasculares y neurodegenerativas, así como ciertos perfiles de cáncer y patologías relacionadas con trastornos digestivos. De ahí que, no solo los expertos en nutrición, sino también los cardiólogos, neurólogos, oncólogos y demás especialistas médicos hagan tanto énfasis en potenciar su consumo. “Comer fruta y verdura significa ganar en salud”, sostienen.

Por si fueran pocas las cualidades saludables que contienen las frutas y las verduras, recientemente se les ha atribuido un nuevo “superpoder”. Científicos estadounidenses han conseguido vincular el aumento de potasio en la dieta con una presión arterial más baja. Hasta ahora, la ciencia establecía que la disminución de la ingesta de sodio permite bajar la presión arterial; sin embargo, la evidencia de este nuevo estudio sugiere que frutas y verduras con alto contenido en potasio, como las batatas, los aguacates, las espinacas, los frijoles, los plátanos e incluso el café, podrían ser clave para reducir la presión arterial.

Hemos comprobado que el aumento de potasio en la dieta puede tener un efecto importante sobre la hipertensión", asegura Alicia McDonough, profesora de neurobiología en la Escuela de Medicina de la Universidad del Sur de California. El artículo de revisión se ha publicado este mes de abril en la revista American Journal of Physiology - Endocrinology and Metabolism.

Consecuencias de tener hipertensión

La hipertensión o la presión arterial alta es un problema de salud global que afecta a más de mil millones de personas en todo el mundo. La Organización Mundial de la Salud estima que la hipertensión es responsable de al menos el 51 por ciento de las muertes por accidente cerebrovascular y el 45 por ciento de las muertes debidas a enfermedades del corazón.

Uno de los grandes misterios de la hipertensión ha sido siempre conocer las causas específicas que la provocan. A lo máximo a lo que se ha llegado es a relacionarlo con una serie de factores que suelen estar presentes en la mayoría de las personas que la sufren. Conviene separar aquellos relacionados con la herencia genética, el sexo, la edad y la raza y por tanto poco modificables, de aquellos otros que se podrían cambiar al variar los hábitos, ambiente, y las costumbres de las personas, como: la obesidad, la sensibilidad al sodio, el consumo excesivo de alcohol, el uso de anticonceptivos orales y un estilo de vida muy sedentario.

hipertension-frutas1VER GALERÍA

Aumentar las cantidades de potasio en la dieta, todo un reto

El aumento del potasio en la dieta requiere de un esfuerzo importante. Alicia McDonough explica que las dietas primitivas eran altas en frutas, raíces, verduras y granos (alimentos con alto contenido en potasio) y muy bajos en sodio. Sin embargo, las dietas modernas han cambiado las tornas drásticamente: las empresas procesadoras de alimentos añaden sal para satisfacer nuestros antojos, y los alimentos procesados ​​suelen ser bajos en potasio. “Si usted lleva una dieta occidental típica”, dice McDonough, “su ingesta de sodio es alta y su ingesta de potasio es baja. Esto aumenta significativamente sus posibilidades de desarrollar presión arterial alta”. La especialista sostiene que, cuando el potasio en la dieta es bajo, el cuerpo utiliza, como acto de equilibrio, la retención de sodio para mantener el potasio limitado, que es como comer una dieta más alta en sodio.

Pero, ¿cuánto potasio apto para el consumo humano debemos incluir en la dieta? Un estudio de 2004 recomienda que los adultos consuman al menos 4,7 gramos de potasio por día con tres objetivos: reducir la presión arterial, reducir los efectos del sodio en la dieta y reducir los riesgos de cálculos renales y pérdida ósea. La autora del estudio considera interesante el desarrollo de políticas públicas para aumentar la ingesta de potasio derivado de frutas y verduras.

Más sobre

Regístrate para comentar