Todos los secretos de las aguas termales

Nuestra colaboradora Meritxell Martí nos descubre todos los secretos de las aguas termales y los mejores sitios donde disfrutar de ellas

El agua termal proviene del interior de la tierra, lo que le aporta un alto contenido mineral y un incremento de la temperatura. Es por ello que, esta agua tiene unas características tan especiales.

Pero, ¿cómo se crean estas aguas? La lluvia penetra en la tierra en grietas y fallas que, al entrar en la profundidad se calienta naturalmente gracias al espacio magmático. Es como si se tratara de una verdadera infusión de los elementos que va a contener esa tierra. Dependiendo de la tierra de donde salga va ha contener unos u otros minerales, además de CO2, y estos van a ser los que aporten los beneficios de las aguas termales para la salud y los diferentes usos terapéuticos.

Al ser una agua profunda igualmente se ha filtrado y la hace extremadamente pura de bacterias y otros contaminantes. De hecho, la Organización Mundial de la Salud reconoce desde 1986 como terapias médicas el uso de aguas termales

TIPOS DE AGUAS TERMALES

Magmáticas: tienen más de 50ºC y están más mineralizadas, sobre todo con nitrógeno, boro, arsénico, bromo, fosforo o cobre.

Telúricas: Están a menor temperatura que las primeras y contienen sales, bicarbonato y cloruros. Dentro de esta clasificación a su vez las podemos clasificar de nuevo dependiendo de la temperatura del agua, por ejemplo las aguas frías son aquellas que están a menos de 20ºC. Si la temperatura está entre los 20ºC y los 35ºC son aguas hipotermales. Entre 35ºC y 45ºC, aguas mesotermales o calientes. Las aguas hipertermales rondan entre los 45ºC y 100ºC y, por último, encontramos las aguas supertermales en 100ºC y 150ºC.

También se pueden clasificar según la cantidad de minerales:

Aguas ferruginosas: con alto contenido en hierro, lo que son ideales para carencias de hierro, problemas dérmicos y dietas para adelgazar, ya que son tonificantes. Mejora en estados carenciales y de debilidad, especialmente cuando es por falta de hierro, como anemias o hemorragias. También es ideal para los periodos de convalecencia. Esta agua en contacto con el aire se suele volver rojiza.

Aguas cloradas: son ideales a nivel digestivo, regulan la secreción sebácea de la piel y es calmante en irritaciones e infecciones cutáneas.

Aguas sulfuradas o sulfurosas: con alto contenido en azufre, se trata de un agua ácida y es recomendada en tratamientos dérmicos como la psoriasis, infecciones u otras dermatitis. Se caracteriza especialmente por su fuerte olor a huevos podridos que le confiere el azufre. El sabor es ligeramente salado. Esta agua suele contener las sulfo-bacterias.

Aguas carbonatadas: con contenido en CO2, bicarbonato de sodio, calcio, cloro o azufre son idóneas para problemas gástricos como la acidez. Las aguas carbonatadas de baja mineralización, si son alcalinas y frías se suelen beber para mejorar el PH gástrico, estimula la secreción pancreática y diurética y ayudan a aumentar el PH de la orina.

Aguas con flúor: son antisépticas.

Con cobre: ayudan a la síntesis de colágeno, queratina y tienen una importante acción antiinflamatoria.

Aguas con zinc: es una de las aguas termales con mejor acción regenerante para la piel con problemas exceso de sebo y caspa.

Con calcio y magnesio: regenerantes y protectores naturales de la piel.

Agua termal


BENEFICIOS DEL AGUA TERMAL
El simple hecho del baño con agua a más alta temperatura tiene algunos beneficios, por ejemplo, estimula la oxigenación del organismo, mejora la circulación sanguínea, ayuda a eliminar gérmenes y toxinas del organismo. También, estimula el metabolismo y el sistema digestivo, mejora la relajación y la producción de endorfinas. Este aumento de temperatura ayuda a la absorción de los minerales por la piel, que activan el organismo; aunque no solo hemos de pensar en aguas termales a nivel baños, sino también inhaladas o bebidas.

Las acciones más deseadas de las aguas termales en los balnearios son los beneficios cutáneos y los que ayudan a mejorar el dolor muscular, articular, óseo y los problemas reumáticos. Sin embargo, son muchos los beneficios para diferentes dolencias, a saber:

• Reuma
• Enfermedades como diabetes, obesidad
• Problemas gastrointestinales
• Afecciones respiratorias como asma
• Problemas circulatorios
• Problemas psicosomáticos como el estrés y falta de sueño
• Enfermedades cutáneas crónicas, como eczemas, rosácea o psoriasis
• Enfermedades ginecológicas
• Efectos purificantes y detoxificantes
• Acción antinflamatoria

Cuando bebemos agua, esta aporta los minerales que se absorberá por el organismo y pasarán al metabolismo; y así, actúan estos minerales en los distintos procesos y su acción terapéutica sobre el cuerpo.

Frente al reumatismo y dolores articulares, como la artritis, actúa en doble sentido: el calor beneficia la relajación muscular disminuyendo, a su vez, la rigidez y mejorando la movilidad; por otro lado, la acción antiinflamatoria va a producir una disminución del dolor.

En los balnearios, las diferentes maneras de aplicación también van a jugar un papel muy importante en la efectividad de las mismas. Así, la mayoría de personas prefieren los baños.

Además, el agua termal es utilizada por laboratorios cosméticos para formular sus productos aportando así, los beneficios de esta agua ya que, por ejemplo, ayuda a mejorar el equilibrio de la piel. Actualmente, el agua termal es de especial relevancia en algunas dietas como la alcalina , en la que se busca el PH básico del agua.

LOS MEJORES BALNEARIOS
En Europa hay sitios especialmente particulares y conocidos como :

Reino Unido
El balneario de Bath es uno de los más conocidos, y antiguos ya fechado en el año 850 d.C. por el príncipe Bladud, el cual curo su piel después de bañarse en sus aguas.

Tiene unas características especiales en que es muy rica en minerales, contiene más de 42 minerales diferentes, sulfatos, calcio y cloritos. La temperatura es de 33,5ºC y emerge más de 1 millón de litros diarios.

Andorra
Andorra tiene mucha agua subterránea, incluso las casas antiguas en Andorra todavía tienen canalizada el agua termal. En la parroquia de Escaldes-Engordany, existen aguas termales sulfuradas con alta temperatura. Por otra parte, Caldea es un verdadero centro termal terapéutico que comparte lo mejor de los balnearios clásicos con los tratamientos de los spa más modernos.

Francia
En este país los laboratorios cosméticos Avène, La Roche- Posay o Vichy son algunas firmas que utilizan el agua termal que lleva su nombre en sus productos.

Avène: Descubierta en 1736 es ideal para pieles secas e intolerantes. El agua en spray es puramente el agua termal del manantial de Avène con alto contenido en nitrógeno, silicatos y otros oligoelementos. El envase en spray bajo presión hace que sea absolutamente estable bacteriológicamente.

La Roche-Posay: Este manantial fue descubierto en 1617 y acuden personas de todas edades por sus propiedades terapéuticas.

Vichy: Quizás una de las mas importantes en Francia, con más de 12 fuentes diferentes. Desde el siglo XVI calma y previene las irritaciones cutáneas. Los romanos ya utilizaban sus propiedades beneficiosas, de hecho Napoleon III, la Marquesa de Sévigné o hasta la misma Coco Chanel, ya usaban el agua de Vichy para cuidar su piel.

Más sobre: