Hoy se celebra el Día Mundial de la Diabetes

Millones de personas en todo el mundo padecen esta enfermedad

null

Estamos ante una de las grandes epidemias de nuestro tiempo. La diabetes es una enfermedad que va en aumento: la Organización Mundial de la Salud (OMS) apunta que son 346 millones de personas en todo el mundo que la padecen, cifra que esperan que se duplique en 2030.

Precisamente para intentar concienciar a la población se celebra hoy, 14 de noviembre, el Día Mundial de la enfermedad. Un día en el que amanecemos con mil y un datos que nos acercan a esta dolencia, pues son muchos los estudios que se han realizado y las iniciativas que se ponen en marcha coincidiendo con esta jornada.
Una de ellas está dentro del marco de la campaña esDIABETES, TÓMATELA EN SERIO, que presenta los resultados de una encuesta realizada entre médicos y pacientes. Una de las conclusiones destacables es que una gran parte de los médicos consultados (85%) cree que los pacientes perciben su enfermedad como “poco grave” o “nada grave” mientras que sólo el 12% de los pacientes la considera así. Pero, además, la encuesta también revela datos de hábitos de vida, prevención de la enfermedad y complicaciones.

Escasa concienciación
Así, a pesar de padecer diabetes, el 85% de los pacientes considera tener un buen estado de salud. En este sentido, la encuesta recoge datos sobre hábitos de vida, y los resultados muestran que más de la mitad de los diabéticos (54%) fuma o ha fumado a lo largo de su vida y que el 16% de ellos no ha abandonado el tabaco tras ser diagnosticados. Además, el 25% de las personas con diabetes consume alcohol de forma habitual -a partir de 2 veces por semana-. En cuanto a la práctica de ejercicio, un tercio realiza menos de una hora a la semana, a pesar de que casi la totalidad de los mismos son conscientes de los beneficios sobre su salud (96%).

Estamos, sin duda, ante conductas erróneas, pues aunque el 32% de los pacientes de diabetes consultados no considera que unos hábitos de vida saludables hubiesen podido prevenir su enfermedad, no es así. Los médicos tienen una opinión muy diferente respecto a este tema, y un 43% cree que más de la mitad de los casos tratados podría haberse evitado o retrasado mediante la prevención.

Complicaciones más graves, según médicos y pacientes
La diabetes puede causar, en ocasiones, complicaciones importantes para la salud. Una de ellas, quizá la más grave es la retinopatía diabética –daño en la vista- es la que los médicos consideran más grave (un 78% de ellos la califican como “muy grave” o “bastante grave”), seguida de la nefropatía diabética (76%). Además, los pacientes consultados aseguran haber sufrido principalmente obesidad (33%) y problemas de la vista (30%) tras ser diagnosticados. Los problemas en los pies (17%) y la enfermedad del corazón (10%) constituyen la tercera y cuarta causa de complicaciones para las personas con diabetes, según se desprende de la encuesta.
El 87% de los pacientes sabe que la diabetes tiene relación con el riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular, mientras que el 12% desconoce que también puede afectar al correcto funcionamiento de sus riñones.

Más problemas cardiovasculares
Precisamente sobre la relación entre la diabetes y los problemas cardiovasculares, alerta la Fundación Española del Corazón (FEC). Según un informe realizado por el US Department of Health and Human Services, cerca del 65% de los diabéticos muere por causa de una enfermedad cardiovascular (ECV). “Las formas de presentación más comunes de las enfermedades cardiovasculares entre las personas diabéticas son la angina de pecho, el infarto, la muerte súbita y el ictus. Estas enfermedades aparecen como consecuencia de la arterioesclerosis, que es a su vez favorecida por los niveles elevados de glucosa en los vasos sanguíneos, propia de la diabetes”, explica el Dr. Enrique Galve, presidente de la sección de Riesgo Vascular y Rehabilitación Cardiaca de la Sociedad Española de Cardiología. “Se considera que el riesgo cardiovascular de una persona diabética que no ha desarrollado enfermedad cardiaca, se iguala al de una persona no diabética que haya tenido un infarto”, prosigue.

Los hábitos saludables, básicos
La Federación Internacional de Diabetes (IDF) recuerda que la diabetes tipo 1 no se puede prevenir, pero la diabetes tipo 2 puede evitarse en muchos casos si se controla el peso y si se realiza actividad física de forma regular. La IDF recomienda un objetivo de al menos 30 minutos de ejercicio diario, como caminar a paso ligero, nadar, montar en bicicleta o bailar. Caminar con regularidad durante, al menos, 30 minutos por día, por ejemplo, ha demostrado que reduce el riesgo de diabetes tipo 2 en un 35-40%.
La IDF también advierte de la necesidad de detectar las personas con alto riesgo a través de un sencillo cuestionario que permite evaluar los factores de riesgo, como edad, circunferencia de cintura, antecedentes familiares, historial cardiovascular y peso al nacer, entre otros. Una vez identificadas, las personas con alto riesgo de diabetes deben mantener sus niveles de glucosa en sangre controlados por su médico para detectar su índice en ayunas y la presencia o no de intolerancia a la glucosa.

“Es importante mantener unos hábitos de vida saludables para evitar la aparición de la diabetes, especialmente realizar actividad física de forma continuada y mantener unos buenos hábitos alimenticios y excepcionalmente importante mantener el peso ideal", recuerda el Dr. Galve. “En el caso de que ya se haya diagnosticado, además de mantener estos hábitos, es recomendable seguir un horario regular para las comidas, tomar complementos de carbohidratos antes de realizar un ejercicio físico inusual, llevar siempre azúcar encima en los casos en que se reciban medicamentos que puedan dar lugar a bajadas bruscas de los niveles de glucosa en sangre, y evitar el tabaco, ya que se ha demostrado que fumar dobla el riesgo de ECV en personas con diabetes”, recomienda el doctor.

Además, la FEC recuerda que los diabéticos deben mantener bajo control, además de la glucosa en sangre, las cifras de presión arterial y de colesterol. Así, diversos estudios han demostrado que el buen control de la glucosa en sangre en personas diabéticas reduce hasta en un 57% el riesgo de muerte por ECV, el mantenimiento de las cifras de presión arterial en menos de 130/80 mmHG reduce dicho riesgo entre un 33% y un 50%, y por lo que respecta al colesterol, unas cifras situadas en menos de 100 mg/dl pueden reducir este tipo de enfermedades entre un 20% y un 50%.

Posibles síntomas 
La FEC recuerda que existen diversos indicadores que pueden alertarnos como:
-Necesidad de orinar con mucha frecuencia.
-Aparición de hambre y sed excesiva.
-También suele aparecer debilidad, pérdida de peso y molestias digestivas o pérdida de la visión.

Congreso en Madrid
Además, nuestro país adquiere protagonismo precisamente en estos días en relación con la enfermedad, pues los mayores especialistas internacionales en la prevención de la diabetes se han reunido en Madrid del 11 al 14 de noviembre con motivo del 7º Congreso Mundial en la Prevención de la Diabetes y sus Complicaciones, que tiene como lema "Hacer de la prevención una realidad" y está organizado por la Federación Internacional de Diabetes. Durante las diferentes jornadas, se están presentando los resultados de las políticas de prevención de la diabetes realizadas en diferentes países, entre ellos España, con el DEPlan, un proyecto europeo que, a través de intervenciones en la alimentación, el ejercicio y el estilo de vida ha conseguido reducir el riesgo de diabetes en una tercera parte en las poblaciones en las que se ha aplicado.
También se tratarán, entre otros temas, la alimentación mediterránea y el consumo de bebidas azucaradas como marcador de riesgo, la posibilidad de introducir estrategias de prevención a partir del estudio de los genes, el papel de los tratamientos farmacológicos en la prediabetes y el factor preventivo de alimentos como el café. Uno de los mayores investigadores internacionales en los beneficios del café, el profesor de la Universidad de Helsinki Jaakko Tuomilehto, codirector del congreso, asegura que "se ha demostrado que entre 3 y 4 tazas al día de café permiten reducir el riesgo de sufrir diabetes tipo 2, lo que se debe a una combinación de químicos presentes en esta semilla que intervienen en el metabolismo".  

La diabetes en la mujer
Este trastorno toma características especiales en la mujer porque puede afectar a su salud y a la de sus futuros hijos. Es conocido el riesgo que supone para el feto la presencia de niveles elevados de glucosa durante el embarazo. Además, se sabe que un excesivo aumento de peso tras el embarazo puede ser un factor de riesgo para el desarrollo de diabetes tipo 2 en la mujer. Asímismo, los cambios metabólicos asociados a la llegada de la menopausia aumentan el riesgo de padecer este tipo de diabetes.
El riesgo de enfermedades cardiacas, la complicación más común de la diabetes, es más elevado en la mujer que en el hombre. De todo ello se desprende la importancia de tomar medidas de prevención en la mujer, aumentando estas prácticas durante el embarazo y la menopausia.



Más noticias sobre...

Más noticias

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema