Consejos para afrontar las altas temperaturas

Ventilar los espacios, beber agua, protegerse del sol... útiles recomendaciones para los días de verano

null

En verano no es extraño que en España se vivan jornadas de intenso calor. De hecho, se anuncian días de ola de calor a lo largo de esta semana. Por eso, hay que repetir, una vez más, que frente a las altas temperaturas, lo mejor es hacer uso del sentido común. La Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC), remarca, en estos casos, una serie de recomendaciones para la población general, en el que insiste, además, en que hay que extremar la precaución en los ancianos y enfermos crónicos, así como en los pacientes que están en cama y en los que toman determinados fármacos, en los menores de cuatro años, en los que padecen alguna enfermedad mental y en los obesos.

No olvides...
Beber mucho líquido, protegerse del sol, ventilar adecuadamente los espacios, prestar atención a las personas más frágiles como niños y ancianos y, en definitiva, actuar con sentido común sin confiarse en exceso son las claves para prevenir las consecuencias del calor. Entre las recomendaciones dirigidas a la población, se destaca que la mejor manera de evitar las posibles consecuencias de este fenómeno atmosférico es conocer cuáles son los riesgos y actuar de manera anticipada para prevenirlos. Así, las situaciones de mayor riesgo son:
• Que la temperatura ambiental sea superior a los 36 grados, mantenida durante varios días seguidos.
• Alta humedad en el ambiente, que origina sensación permanente de piel mojada.
• Los días con escaso viento que dificultan la ventilación.
• Habitar en viviendas muy calurosas, situadas en pisos altos y que tienen dificultades para su ventilación o que no disponen de aire acondicionado.
• Realizar ejercicio físico o trabajos pesados expuestos (albañiles, agricultores, etc) durante muchas horas a un exceso de calor.

En la prevención está la clave
• Bien hidratado.
Beber de manera abundante, a pesar incluso de no tener sensación de sed, a lo largo de todo el día.
• Ojo con las comidas. Evitar comidas grasas y demasiado abundantes y aumentar la ingesta de ensaladas, frutas y verduras para reponer las sales minerales que se pierden con el sudor.
• Acondicionamiento de la casa. Conviene evitar la entrada del sol y el calor. Con ese fin deben mantenerse las persianas bajadas e incluso cerrar las ventanas si el aire de la calle es muy caliente. Cuando llegue la noche hay que procurar subir todas las persianas y abrir las ventanas. No deben dejarse en los vehículos a los niños ni a las personas mayores.
• Actividad física. Hay que evitar esfuerzos físicos que generen intenso sudor. Si se hacen es mejor aprovechar la primera o la última hora del día.
• ¿Y el vestido? Es importante protegerse del sol con un sombrero y ropa ligera que transpire. Es mejor utilizar vestidos anchos y calzado cómodo.

Más noticias sobre...

Más noticias

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema