Tu tensión arterial, bajo control

Hoy se celebra el Día Mundial de la Hipertensión

¿Te has parado a pensar cuánto tiempo hace que no te tomas la tensión? Tal vez demasiado. Un error, pues hay que tener controlado este dato de forma periódica para prevenir posibles problemas. De hecho, más de cuatro millones de españoles no saben que son hipertensos. Por eso, y con motivo de la celebración del Día Mundial de la Hipertensión Arterial, que se celebrará hoy martes 17 de mayo, la Fundación Española del Corazón (FEC) quiere recordar a los ciudadanos la importancia de tener un control periódico de la presión arterial.

Una enfermedad silenciosa
Estamos ante una enfermedad que puede pasar inadvertida debido a que sus síntomas no son reconocibles hasta que no se padece una dolencia asociada. La hipertensión se produce cuando se elevan los niveles de presión arterial de forma continuada o sostenida, lo que hace que la masa muscular del corazón aumente para poder hacer frente a este sobreesfuerzo y acaba siendo perjudicial porque no viene acompañado de un aumento equivalente del riego sanguíneo. Un alto porcentaje de pacientes ni siquiera saben que son hipertensos por lo que no pueden evitar sus consecuencias para la salud”, apunta la Dra. María Victoria Cañadas Godoy, cardióloga de de USP San Camilo.

Los datos siguen aumentando
La hipertensión, que afecta a 10 millones de españoles según datos del INE, es el factor de riesgo cardiovascular más prevalente y sus cifras de incidencia son muy altas: el 15% de la población mundial y el 40% de la población española (47% de los hombres y 39% de las mujeres) la padecen. La elevada cifra de España, al igual que la de otros países con el mismo nivel de desarrollo, se explica por el envejecimiento de la población, la mayor supervivencia con patologías cardiovasculares y el aumento de otros factores de riesgo como la obesidad.
Por edades, los que más la padecen son los mayores de 65 años ya que la prevalencia se sitúa en el 60%. Ante estas cifras la doctora Pilar Mazón, presidenta de la Sección de Hipertensión Arterial de la Sociedad Española de Cardiología, considera que “a cualquier edad es importante el control de la presión arterial. Debemos olvidar el falso rumor que existía hace unos años sobre que no era grave que la presión arterial aumentara con los años. Las cifras de presión arterial deben mantenerse dentro de rangos normales a todas las edades para disminuir el riesgo de complicaciones cardiovasculares”.

¿Y en los más jóvenes?
Los datos indican que en jóvenes y niños la prevalencia de la HTA va cada vez más en aumento; es el 30% de los jóvenes y entre el 3% y el 7% de la población infantil los que padecen la enfermedad. “Es preocupante que niños y jóvenes ya padezcan esta enfermedad porque les hace más propensos a sufrir algún episodio cardiaco como un infarto agudo de miocardio, un ictus o una arritmia. Este aumento de las cifras de prevalencia es debido tanto a la mala alimentación, que deriva en un sobrepeso, como a la predisposición familiar de padecer la enfermedad, ya que si alguno de los dos progenitores tiene HTA las posibilidades de que el niño también desarrolle la enfermedad es del 45%, según diversos estudios” concluye la doctora.

La importancia de tomarse la tensión
“Desde la Fundación Española del Corazón se quiere concienciar a la población de la necesidad de tomarse la presión arterial de forma periódica, ya sea acudiendo a un centro hospitalario o mediante aparatos móviles. Mediante un mayor control de la tensión y unas buenas medidas de prevención, conseguiremos reducir la cifra de afectados” anuncia la doctora. Las cifras consideradas normales de la presión arterial sistólica (máxima) se sitúan entre 120-129 mmHg y las de diastólica (mínima) entre 80 y 84 mmHg.

La prevención, tu mejor aliada
El mejor tratamiento para la hipertensión es una buena prevención que evite su aparición. Para ello es fundamental seguir un estilo de vida cardiosaludable:

  • No fumes. El tabaco aumenta la presión arterial y la frecuencia cardiaca. Además, las personas hipertensas fumadoras multiplican el efecto perjudicial del tabaco. Un dato para la reflexión: dejar de fumar tiene unos efectos positivos superiores a cualquier medicación para la hipertensión.
  • Cuidado con el alcohol. El consumo moderado de alcohol (un vaso de vino al día en las comidas) puede ser beneficioso, pero si es excesivo provoca el incremento de la presión arterial y otras alteraciones perjudiciales el corazón y otros órganos.
  • Controla tu peso. El sobrepeso es una causa de hipertensión. Por ello, rebajarlo reduce la presión arterial y disminuye el riesgo cardiovascular y de diabetes.
  • En forma. La realización de ejercicio físico regular consigue bajar las cifras de presión arterial. Además, aumenta la masa muscular y la capacidad de esfuerzo, ayuda a controlar el peso y logra disminuir el riesgo cardiovascular.
  • Practica una dieta cardiosaludable. Los hipertensos deben disminuir el consumo de sal y alimentos que la contengan. También es necesario consumir frutas, verduras, legumbres, frutos secos, pan y otros cereales. Por último, usar aceite de oliva como grasa principal e incrementar la ingesta de aves y pescado en detrimento de las carnes rojas.
  • Tratamiento farmacológico. Si eres hipertenso no puedes conformarte con las recomendaciones anteriores, ya que es posible que debas seguir un tratamiento farmacológico. Los resultados no siempre reflejan una reducción inmediata de la presión arterial, así que es necesario esperar un poco antes de plantearle al médico un cambio de medicación.

Y además... La Sociedad Española de Hipertensión-Liga Española para la Lucha contra la Hipertensión Arterial (SEH-LELHA), en colaboración con Novartis Farmacéutica, también celebra el Día Mundial de la Hipertensión bajo el lema “Combate las 4 íes: Insuficiencia Cardiaca, Infarto Agudo de Miocardio, Ictus e Insuficiencia Renal”.

Más sobre

Regístrate para comentar